CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

La pandemia afecta más a las mujeres y los gobiernos deben actuar ahora, advierte el FMI

Por Anneken Tappe

(CNN Business) — La recesión causada por la pandemia está perjudicando más a las mujeres que a los hombres, lo que potencialmente podría revertir años de progreso si los legisladores no intensifican los esfuerzos para mejorar las condiciones de las mujeres, advirtieron economistas del Fondo Monetario Internacional (FMI) el martes.

«La pandemia de covid-19 amenaza con hacer retroceder los avances en las oportunidades económicas de las mujeres, ampliando las brechas de género que persisten a pesar de 30 años de progreso», dijeron funcionarios del FMI encabezados por la directora gerente, Kristalina Georgieva.

A diferencia de la recesión de 2008, las pérdidas de empleo en la actualidad son particularmente graves en los campos donde las mujeres están representadas de manera desproporcionada, especialmente en aquellos que dependen de las interacciones cara a cara como el comercio minorista, el turismo y la hostelería.

En Estados Unidos, por ejemplo, las mujeres tenían más de la mitad de los trabajos de ocio y hostelería antes de la pandemia, según la Oficina de Estadísticas Laborales. Los economistas dicen que pasará mucho tiempo hasta que el sector vuelva a estar donde estaba antes de que el covid-19 hiciera que gran parte de su modelo de negocios fuera inviable por las medidas de distanciamiento social.

El impacto de la crisis en las mujeres también se siente más en el hogar, donde es más probable que asuman las responsabilidades adicionales del cuidado infantil a raíz del cierre de escuelas y guarderías.

Incluso cuando la economía de Estados Unidos está comenzando a recuperarse, los expertos predicen que el mercado laboral tardará mucho tiempo en recuperar su fortaleza anterior. Y un retraso en la apertura o un segundo cierre podría llevar a la pérdida de empleos nuevamente.

La vida en el hogar ha cambiado

El cierre de las escuela y guarderías ha cambiado la vida de millones de personas en el hogar, una situación que generalmente genera más presión sobre las mujeres que sobre los hombres, según el FMI. Las mujeres aún son más propensas a asumir la mayor parte de las tareas domésticas y las responsabilidades de cuidado de los niños, lo que podría evitar que regresen al trabajo incluso después de que la economía reabre, dijo el FMI en su informe. Y cuanto más tiempo esté la gente fuera del trabajo, más difícil le será volver al mercado laboral.

El informe de empleo de Canadá del mes de mayo mostró que los padres de niños menores de 6 años tenían aproximadamente tres veces más probabilidades de haber regresado al trabajo en comparación con las madres, dijo el FMI.

EE.UU.: El dilema de regresar a las escuelas 4:43

En los países en desarrollo, las mujeres también tienen más probabilidades de trabajar en el sector informal de la economía, solo para obtener un ingreso en lugar de estar en una situación laboral formal. Esto significa menos seguridad laboral, menos ahorros y ningún beneficio de salud.

Las epidemias anteriores han demostrado que las niñas tienen más probabilidades que los niños de abandonar la escuela, lo que conduce a una pérdida permanente de capital humano.

Lo que pueden hacer los gobiernos

El FMI dijo que el impacto desproporcionado en las mujeres puede mitigarse con políticas específicas.

«Lo que es bueno para las mujeres es bueno en última instancia para abordar la desigualdad de ingresos, el crecimiento económico y la resiliencia», dijo el informe.

Los legisladores podrían extender la asistencia por desempleo o proporcionar incentivos para equilibrar las responsabilidades laborales y de cuidado familiar, así como ofrecer acceso a la atención médica y planificación familiar, dijo el FMI.

Algunos países ya están implementando tales políticas. Varios países europeos, incluidos Italia y Austria, han implementado un derecho legal de licencia para padres con hijos menores de cierta edad, y Francia ha ampliado la licencia por enfermedad para padres afectados por el cierre de escuelas.