CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de EE.UU.

La Cámara de Representantes de EE.UU. vota a favor de retirar estatuas confederadas del Capitolio

Por Haley Byrd, Sunlen Serfaty

(CNN) — Los legisladores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobaron el miércoles una legislación para retirar las estatuas confederadas del Capitolio en Washington.

El proyecto de ley requiere que las estatuas de personas que voluntariamente sirvieron a la Confederación sean retirados de su exhibición en el complejo del Capitolio y obligaría a los estados a reemplazar dichas estatuas en la Colección del Salón Nacional de Estatuas. También eliminaría tres estatuas de hombres que defendieron la esclavitud, la segregación y la supremacía blanca durante sus vidas: John C. Calhoun, Charles Aycock y James P. Clarke.

La medida se aprobó con un voto bipartidista de 305-113.

Setenta y dos republicanos se unieron a todos los demócratas de la Cámara para apoyar la medida. El representante libertario Justin Amash también votó a favor del proyecto de ley. Los 113 votos en oposición a la medida fueron de republicanos.

Las estatuas ya habín sido objeto de críticas antes, pero los miembros del Congreso han presionado con urgencia renovada para abordar el asunto a raíz de la muerte de George Floyd a manos de agentes de policía de Minneapolis y protestas masivas contra el racismo sistémico en Estados Unidos.

El Senado también tendría que aprobar la legislación para que surta efecto. Los republicanos en esa cámara han rechazado los esfuerzos del Congreso para abordar el asunto de las estatuas, diciendo que los estados deberían tomar la decisión.

En todo el Capitolio, hay una docena de estatuas en honor a personajes como Jefferson Davis, quien fue presidente de la Confederación, su vicepresidente y Robert E. Lee.

Algunos representan a los soldados y generales con uniformes confederados. Una hebilla de cinturón en una estatua de Joseph Wheeler, un general en el Ejército Confederado, está claramente marcada con «CSA», en referencia a los Estados Confederados.

«Mis antepasados construyeron el Capitolio, pero siguen existiendo monumentos dedicados a las mismas personas que esclavizaron a mis antepasados», dijo el miércoles la representante Karen Bass, presidenta del Congreso del Caucus Negro.

Agregó que la presencia de las estatuas en el Capitolio representa «una aceptación de la supremacía blanca y el racismo, algo que luchamos por desmantelar día con día».

Cada estado envía dos estatuas de residentes prominentes al Capitolio como parte de la Colección del Salón Nacional de Estatuas. Varios estados ya habían estado haciendo planes para cambiar sus estatuas.

Florida cambiará su estatua del general confederado Edmund Kirby Smith por una de la líder de los derechos civiles Mary McLeod Bethune. Arkansas retirará sus dos estatuas controvertidas, intercambiándolas por el cantante de country Johnny Cash y la líder de derechos civiles Daisy Bates.

El proyecto de ley aprobado en la Cámara el miércoles también eliminaría un busto del presidente del Tribunal Supremo Roger B. Taney — quien escribió la opinión Dred Scott que declaraba que los negros no podían ser ciudadanos de Estados Unidos– de la antigua cámara de la Corte Suprema.

«Si bien la eliminación del busto del presidente del Tribunal Supremo Roger Brooke Taney del Capitolio de Estados Unidos no exime al Congreso de los errores históricos que cometió para proteger la institución de la esclavitud, expresa el reconocimiento del Congreso de uno de los errores más notorios que jamás haya cometido en una de sus salas, la de la decisión del presidente del Tribunal Supremo Roger Brooke Taney en el caso Dred Scott v. Sandford», dice la legislación.

Un busto de Thurgood Marshall, el primer juez de la Corte Suprema Negra, reemplazaría a Taney.

La legislación también eliminaría un busto de John C. Breckinridge, quien fue vicepresidente de Estados Unidos pero luego se unió a la Confederación y se desempeñó como secretario de guerra.

«Ya es hora de que terminemos con la glorificación de los hombres que cometieron traición contra Estados Unidos en un esfuerzo concertado para mantener a los negros encadenados», dijo la representante Barbara Lee, demócrata de California, antes de la votación.