CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

Trump va perdiendo en un estado en el que ganaron todos los presidentes republicanos en los últimos 96 años

Por análisis Harry Enten

(CNN) — Encuesta de la semana: una nueva encuesta de CNN/SSRS revela que el exvicepresidente Joe Biden lidera la intención de voto de cara a las elecciones de noviembre en el estado de Florida con un 51% frente al 46% del presidente Donald Trump entre los votantes registrados.

La encuesta de CNN se conoce luego de otra de la Universidad de Quinnipiac publicada a principios de esta semana que mostró a Biden con una ventaja del 51% frente al 38% de Trump.

¿Cuál es el punto? Trump no ha liderado una sola encuesta en la Florida desde principios de marzo.

El hecho de que las encuestas en Florida favorezcan a Biden debería ser una de las mayores señales de advertencia para la incipiente campaña de Trump. Sí, todavía nos quedan 100 días, y la historia sugiere que la brecha en Florida podría cerrarse.

Aun así, Florida es probablemente el estado que más cumple con la definición de «debe ganar» para Trump si quiere ser elegido para un segundo mandato, y está perdiendo.

publicidad

Ningún republicano ha ganado la presidencia sin Florida desde Calvin Coolidge en 1924.

Además es un estado que se inclina un poco hacia la derecha del país. La última vez que el estado votó más demócrata que el país en general en una elección presidencial fue en 1976. El hecho de que Trump esté aquí 8 puntos debajo en promedio en encuestas de alta calidad desde el 1º de junio sugiere que que ha caído significativamente a nivel nacional.

Biden aventaja por 12 puntos a Trump en Michigan 2:02

Biden, por otro lado, tiene un camino claro para obtener 270 votos electorales sin Florida. Biden ha tenido entre 6 y 12 puntos de ventaja en encuestas publicadas esta semana de Michigan y Pensilvania. Esto incluye ventajas de 6 y 12 puntos en Michigan de acuerdo a las encuestas de CBS News/YouGov y CNN/SSRS, respectivamente, publicadas el domingo. Encuestas de alta calidad de junio le dieron a Biden una ventaja promedio de 10 puntos en Wisconsin. Si Biden agrega todos esos estados a su columna más los 232 votos electorales de los estados que Hillary Clinton ganó en 2016, obtiene 278 votos electorales.

Ganar Florida le daría a Biden muchas opciones de respaldo dado que vale 29 votos electorales. Si Biden agrega los 29 votos electorales de Florida a los estados que Clinton obtuvo en 2016, obtiene 261 votos electorales. Biden necesitaría solo 9 votos electorales más para obtener una mayoría del colegio electoral. Podría agregar cualquier otro estado que Trump ganó en 2016 por 9,0 puntos o menos.

Como señalé hace unos meses, Florida es diversa desde el punto de vista geográfico y demográfico de los estados de la región de los Grandes Lagos que son campo de batalla. Si Biden tropieza en la mayoría de los estados cambiantes de la región, posiblemente podría aferrarse a Florida y añadir el diverso estado de Arizona. Biden ha estado por delante de Trump de manera consistente en Arizona, y estaba arriba por 4 y 5 puntos en las últimas encuestas de CNN/SSRS y NBC News/Marist College del domingo.

Además, Biden podría ganar uno de esos estados campo de batalla de los Grandes Lagos y Florida para obtener 270 votos electorales. Biden podría, por ejemplo, agregar Michigan (16 votos electorales) a su columna y sería suficiente. Biden ha mantenido la ventaja en todas las encuestas no partidistas en Michigan desde principios de marzo.

Quizás igual de importante para los demócratas, las encuestas en Florida generalmente han sido precisas al final de la campaña. No ha habido un error como el que hubo en los Grandes Lagos en 2016. Las encuestas finales de Florida de CNN han estado en el margen de 3 puntos del resultado en cada elección presidencial desde 2008. Lo mismo se aplica a las elecciones de gobernador y del Senado en 2018.

Con una ventaja tan amplia como la que tiene ahora Biden en el estado del sol, la precisión de las encuestas finales del pasado sugiere que realmente está por delante en este momento.

La buena noticia para Trump es que la historia indica lo difícil que sería para Biden ganar el estado por un amplio margen. La última vez que un demócrata ganó el estado por más de 6 puntos fue en 1948. Ningún candidato de ninguno de los partidos ganó el estado por más de 6 puntos desde 1992.

Florida registra más de 9.000 hospitalizaciones en un día 4:08

(Esa es una racha aún más larga de elecciones reñidas que las del estado barómetro de Ohio. A diferencia de Florida, Ohio ya no es un estado barómetro como lo indica la ventaja de 1 punto de Trump en la encuesta de CBS News/YouGov el domingo. Biden subió 10 puntos en una encuesta nacional de CBS News/YouGov también publicada el domingo).

En general, el punto es que no debería sorprendernos si el margen en Florida se vuelve más estrecho en la recta final. Eso es exactamente lo que sucedió en las elecciones de medio término de 2018, cuando los candidatos republicanos para gobernador y para el Senado obtuvieron victorias por menos de un punto.

Pero por ahora, Florida es una señal emblemática de los desafíos más grandes que enfrenta Trump. Ha sido un estado devastado por el coronavirus, lo que casi seguramente ha contribuido a los problemas de Trump allí.

Como he dicho muchas veces antes, es probable que Trump no pueda ganar si no logra dar vuelta sus bajos índices de aprobación en la gestión del coronavirus. Su índice de aprobación en Florida sobre el tema es solo del 42% entre los votantes registrados en la última encuesta de CNN.

Si ese fuera el caso hasta el día de las elecciones, Biden probablemente sea el próximo presidente.