CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Líbano

Explosión en Beirut: esto es lo que sabemos de la investigación, las víctimas y los daños hasta ahora

Por Jessie Yeung

(CNN) — Una gran explosión sacudió la capital libanesa de Beirut el martes por la noche, dejando decenas de muertos y miles de heridos.

La explosión se ha relacionado con un gran suministro de material explosivo confiscado y potencialmente no asegurado, concentrado en un almacén en el puerto de la ciudad, cerca de áreas pobladas. Mientras que líderes mundiales y organizaciones internacionales intervienen para ofrecer asistencia, funcionarios locales iniciaron una investigación sobre la explosión.

MIRA: Así quedó el puerto de Beirut: imágenes satelitales muestran el antes y después de la explosión

Al amanecer en el Líbano, las autoridades se esfuerzan por atender a los heridos, buscar sobrevivientes y evaluar el alcance total del daño. Esto es lo que sabemos hasta ahora.

Lo básico: qué, dónde y cuándo

La explosión tuvo lugar a las 6:07 pm hora local, cerca del puerto y el distrito central de Beirut, cerca de muchas áreas altamente pobladas y sitios turísticos.

Explosión en Beirut lanzó vehículos por los aires 8:54

Los lugares de interés cercanos incluyen la histórica Plaza de los Mártires; los barrios Gemmayzeh y Mar Mikhael, famosos en la escena de los bares en Beirut; la histórica mezquita Mohammad Al-Amin; Grand Serail, el palacio de gobierno, y el Palacio Baabda, la residencia oficial del presidente.

La explosión arrasó la ciudad, volcó autos, quebró cristales y provocó que algunas casas se derrumbaran. Los edificios dañados incluyen las oficinas del ex primer ministro Saad Hariri y la sede de CNN en el centro de Beirut. Según testigos, los daños causaron daños a viviendas a una distancia de hasta 10 kilómetros (6 millas).

La explosión incluso se sintió en Chipre, a unos 240 kilómetros (150 millas) de distancia, y se registró como un sismo de magnitud 3,3.

¿Cuántas víctimas?

Al menos 100 personas murieron en la explosión y al menos 4.000 resultaron heridas, dijo el ministro de Salud, Hamad Hassan, en una entrevista telefónica el miércoles por la mañana con uno de los canales de televisión nacionales del Líbano. Se espera que esta cifra aumente, afirmó.

«Hay muchas personas desaparecidas hasta ahora. La gente pregunta al departamento de emergencias acerca de sus seres queridos y es difícil buscar por la noche porque no hay electricidad. Estamos enfrentando una catástrofe real y necesitamos tiempo para evaluar el alcance de los daños», dijo Hasan según un reporte de Reuters.

Entre los muertos se encuentran el secretario general del partido político Kataeb, Nazar Najarian, según la agencia de noticias NNA, administrada por el Estado en Líbano. Estaba en su oficina cuando ocurrió la explosión y murió después de quedar gravemente herido.

Al menos 10 bomberos que trabajan para el municipio de Beirut están desaparecidos, dijo el gobernador de la ciudad, Marwan Abboud.

Al menos un australiano murió y el edificio de la embajada australiana quedó «significativamente comprometido», dijo el primer ministro de Australia, Scott Morrison. Dos ciudadanos filipinos también murieron por la explosión y otros ocho resultaron heridos, de acuerdo con un comunicado de la embajada de Filipinas en Beirut. Otros 11 marinos filipinos siguen desaparecidos.

Un ciudadano japonés y un ciudadano indonesio también resultaron heridos, según las autoridades de esos dos países.

Explosión en Beirut causa daños al buró de CNN 5:02

Integrantes de las fuerzas navales de mantenimiento de la paz con la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas en el Líbano (FPNUL) también han resultado heridos, algunos de gravedad. Han sido transportados al hospital para recibir tratamiento, dijo la FPNUL.

¿Qué causó la explosión?

Tras la explosión hubo informes contradictorios e inicialmente se atribuyó a un incendio importante en un almacén de petardos cerca del puerto.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aumentó la confusión cuando se refirió al incidente como un «ataque», aunque funcionarios del Departamento de Defensa dijeron a CNN posteriormente que no había indicios de que ese fuera el caso. Funcionarios libaneses también expresaron preocupación con los diplomáticos estadounidenses sobre el uso de la frase «ataque», dijeron dos funcionarios del Departamento de Estado.

Más tarde, en las primeras horas del miércoles, el primer ministro Hassan Diab dijo que unas 2.750 toneladas métricas de nitrato de amonio, un material altamente explosivo, habían sido almacenadas en un almacén portuario durante los últimos seis años «sin medidas preventivas».

El jefe de seguridad general del Líbano dijo que un «material altamente explosivo» había sido confiscado años antes y almacenado en el almacén, que está a solo unos minutos a pie de los distritos de compras y vida nocturna de Beirut.

Los funcionarios hasta ahora no han comentado sobre lo que podría haber provocado el incendio.

Diab anunció una investigación sobre la explosión y dijo que incluiría «revelaciones que se anunciarán sobre este peligroso almacén que ha estado presente desde 2014».

«No descansaré hasta encontrar a los responsables de lo que sucedió, llevarlos ante la ley e imponer el máximo castigo», dijo en un comunicado. Añadió que era «inaceptable» que se hubiera almacenado tanto nitrato de amonio mientras se ponía en peligro la seguridad de los ciudadanos».

Sin embargo, expertos advirtieron que la explosión podría haber sido causada por algo más que el nitrato de amonio.

Anthony May, un investigador retirado de explosivos de la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés) del gobierno de Estados Unidos, dijo que el color de la nube después de la explosión sugiere que puede haber otros compuestos involucrados. Y Robert Baer, un exagente de la CIA con amplia experiencia en Medio Oriente, dijo que «esa bola naranja (de fuego)» indicaba posibles explosivos de grado militar.

Así fue la explosión que sacudió Beirut 0:25

¿Qué es el nitrato de amonio?

El nitrato de amonio (AN), un compuesto de amoníaco y nitrógeno, es un material altamente volátil utilizado en fertilizantes y bombas agrícolas.

Los desastres que involucran AN son raros, considerando que EE.UU. usa millones de toneladas cada año en fertilizantes, según la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés). El AN sólido «puro» es bastante estable, pero si el compuesto se mezcla con cualquier contaminante, incluso en pequeñas trazas, la mezcla se vuelve mucho más propensa a la detonación, razón por la cual normalmente existen pautas gubernamentales estrictas sobre cómo tratarlo y almacenarlo correctamente.

«En general, las condiciones de almacenamiento del AN son cruciales para su seguridad y estabilidad. Los materiales que se ubican o almacenan junto con AN pueden desempeñar un papel en su sensibilidad a la explosión», dijo la EPA en una guía publicada en 2019.

Por ejemplo, el AN no debe almacenarse con ningún combustible, materiales orgánicos, cloruros o metales, dice la guía, pues todos ellos son contaminantes potenciales. Las pautas de la EPA también recomiendan paredes resistentes al fuego en la unidad de almacenamiento, pisos no combustibles y, de forma crucial, temperaturas controladas.

El AN no arde, pero si se expone al calor, puede derretirse, lo que libera gases tóxicos combustibles que pueden causar una explosión. Es aún más peligroso si hay un gran suministro de AN almacenado en el mismo sitio, porque una vez que una pequeña sección de AN comienza a derretirse y explotar, el calor resultante puede activar el resto del suministro.

Uno de los peores desastres en la historia de Estados Unidos que involucró una forma de amoníaco ocurrió en abril de 1947 cuando un barco cargado con nitrato de amonio se incendió mientras estaba atracado en la ciudad de Texas. El incendio causó una explosión e incendios adicionales que dañaron más de 1.000 edificios y dejaron casi 400 muertos, según el sitio web de la Asociación Histórica de Texas.

En perspectiva, esa explosión fue provocada por 2.300 toneladas estadounidenses (aproximadamente 2.087 toneladas métricas) de nitrato de amonio, según la Seguridad Nacional de EE.UU.

Y en el Bombardeo de Oklahoma City en 1995, un ataque terrorista interno en Estados Unidos que mató a 169 personas e hirió a 467, se utilizaron solo dos toneladas estadounidenses (1,8 toneladas métricas) de nitrato de amonio.

¿Cuáles son los esfuerzos de respuesta en curso?

En las horas posteriores al bombardeo, las autoridades y las organizaciones humanitarias iniciaron esfuerzos de búsqueda y rescate. El presidente libanés ha ordenado a todas las fuerzas armadas que respondan al desastre y patrullen las áreas afectadas para mayor seguridad.

Organizaciones de ayuda como UNICEF y la Cruz Roja tienen equipos en el terreno que ayudan a las autoridades y han hecho llamados abiertas urgentes para donaciones de sangre.

Los hospitales se inundaron rápidamente, con doctores realizando triaje mientras docenas inundaban las salas de emergencia. La sección de emergencia de un hospital importante, el Centro Médico de la Universidad Estadounidense de Beirut, no pudo recibir más pacientes. Cuatro hospitales están fuera de servicio después de sufrir daños en la explosión, dijo el ministro de salud.

Otros países y organizaciones internacionales intervinieron rápidamente para ayudar y las Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud están trabajando con las autoridades libanesas.

El presidente Trump, el primer ministro australiano Morrison y el presidente de Rusia, Vladimir Putin, ofrecieron apoyo y asistencia. Rusia envió cinco aviones con equipo y médicos para establecer un hospital de campaña en Beirut, según la agencia estatal de noticias TASS, que citó al Ministerio de Situaciones de Emergencia de Rusia.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, dijo que «el rescate y la ayuda» se dirigían al Líbano, e Israel ha extendido formalmente la asistencia médica humanitaria.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Egipto dijo que un hospital de campaña egipcio en Beirut estaba listo para brindar asistencia y que ya había recibido varios pacientes.

Los vecinos del Líbano en Medio Oriente, incluidos Qatar, Kuwait, Emiratos Árabes Unidos e Iraq, también enviarán hospitales de campaña, suministros médicos y petróleo al Líbano, dijo la estatal libanesa NNA.

Ghazi Balkiz, Tamara Qiblawi, Helen Regan y Ben Wedeman contribuyeron a este informe.