CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Marihuana

El consumo de marihuana en el embarazo está vinculado al autismo en bebés, según un nuevo estudio

Por Sandee LaMotte

(CNN) — En lo que califican como el mayor estudio jamás realizado, investigadores encontraron que consumir marihuana durante el embarazo puede aumentar el riesgo de que un niño desarrolle autismo.

«Las mujeres que consumieron marihuana durante el embarazo tenían 1,5 veces más de probabilidad de tener un niño con autismo», dijo la autora del estudio, la Dra. Darine El-Chaâr, especialista en medicina materno fetal e investigadora clínica en el Instituto de Investigación del Hospital de Ottawa, en Canadá.

«Estos no son hallazgos tranquilizadores. Desaconsejamos enérgicamente el uso de cannabis durante el embarazo y la lactancia», dijo.

Estudios anteriores han mostrado que el consumo de marihuana durante el embarazo está relacionado a bajo peso al nacer, impulsividad, hiperactividad, problemas de atención y otros problemas cognitivos y de conducta en los niños, de acuerdo a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés). Las mujeres que consumen marihuana, según un estudio, tienen un riesgo 2,3 veces mayor de tener un parto en el que el niño nace muerto.

«Basada en eso, no estoy demasiado sorprendida por estos hallazgos», dijo El-Chaâr. «El desarrollo del cerebro del feto ocurre a lo largo de todas las edades de la gestación», explicó.

El estudio, publicado el lunes en la revista Nature, revisó información de todos los nacimientos en Ontario, Canadá, entre el 2007 y 2012, mucho tiempo antes de que el uso recreativo de la marihuana fuera legalizado en el país en 2017. Del medio millón de mujeres en ese grupo de datos, los investigadores redujeron el estudio a 2.200 mujeres que dijeron que consumieron solo marihuana durante el embarazo, sin mezclarla con tabaco, alcohol u opiáceos.

El estudio no plasmó la cantidad y el tipo de marihuana que las mujeres consumieron durante el embarazo. Tampoco supo cuándo durante el embarazo y con qué frecuencia las mujeres la consumieron. Y aunque el estudio sólo pudo mostrar asociación, y no causa y efecto, los investigadores dijeron que hicieron todo lo posible para eliminar los posibles factores de confusión.

Crece el consumo de marihuana durante el embarazo

A medida que el cannabis se legaliza y se vuelve más aceptado a nivel social, investigadores de la salud se preocupan de que las futuras mamás piensen que está bien consumirlo para tratar las náuseas matutinas o de manera recreativa, a pesar de la falta de investigación sobre los impactos de largo plazo en el feto.

Las mujeres también eligen usar marihuana para evitar las medicaciones que creen que pueden ser más dañinas para sus bebés, como las píldoras antináuseas, los medicamentos antipsicóticos y opiáceos, encontró un pequeño estudio de mujeres embarazadas realizado por investigadores de la Universidad del Estado de Washington.

El-Chaâr dijo que, de acuerdo a lo que escucha de las futuras madres, el manejo del dolor es la causa más común para el uso de marihuana.

«Ayuda con diferentes condiciones que puedan tener o para las náuseas y los vómitos en el embarazo», dijo El-Chaâr. «Algunas personas (dijeron) que la usan para dormir o para reducir el estrés. Otras lo usan de forma recreativa; es sólo parte de su rutina», explicó.

El uso de la marihuana por parte de mujeres embarazadas ha crecido en Estados Unidos en las últimas décadas. Un análisis del año pasado de más de 450.000 mujeres embarazadas de entre 14 y 44 años hecho por el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas determinó que el consumo de cannabis se había más que duplicado entre 2002 y 2017.

La mayor parte del uso de la marihuana fue durante los primeros tres meses del embarazo, de acuerdo al estudio, y fue más recreativo que médico. No obstante, el primer trimestre puede ser uno de los momentos más sensibles para el desarrollo cerebral del feto, cuando es más susceptible al daño, dijo El-Chaâr. Los estudios han encontrado receptores para el cannabis en los cerebros de animales a partir de las cinco y seis semanas de edad gestacional, explicó.

«Se puede formular la hipótesis de que si hay receptores de cannabinoides y el cerebro del bebé está expuesto, puede tener (un) efecto en el desarrollo del cerebro», dijo.

Qué hacer

Cualquier mujer que consume marihuana y se entera de que está embaraza debería hablar de manera inmediata sobre su uso con los doctores, según los expertos. Sin embargo, muchas mujeres no son honestas, muestran las investigaciones. Un estudio de mujeres de 24 años o menores encontró que tenían el doble de probabilidades de dar positivo al uso de marihuana de lo que declararon al informar ellas mismas su situación.

La prevalencia autodeclarada de consumo de marihuana durante el embarazo oscila entre el 2% y el 5% en la mayoría de los estudios, según el Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos.

«Se debe instar a las mujeres embarazadas o que contemplen la posibilidad de quedar embarazadas a que dejen de consumir marihuana con fines medicinales a favor de una terapia alternativa para la que haya mejores datos específicos de seguridad para el embarazo», afirma el Colegio en sus recomendaciones.

«No hay datos suficientes para evaluar los efectos del consumo de marihuana en los niños durante la lactancia y el amamantamiento y, a falta de esos datos, se desalienta el consumo de marihuana», agrega.