CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Voto Latino

Voto Latino

La historia de las únicas tres mujeres que fueron candidatas a vicepresidenta en EE.UU.

Por Kate Sullivan

(CNN) — Cuando Joe Biden eligió a Kamala Harris para su fórmula presidencial, la senadora de California se convierte en la tercera mujer en ser seleccionada como vicepresidenta por un partido importante en EE.UU., y la primera mujer negra en postularse a la vicepresidencia.

Harris, una mujer de ascendencia negra y surasiática, se postuló en 2019 para la presidencia pero terminó su candidatura en diciembre. Ha sido senadora desde 2017 y anteriormente fue fiscal general de California.

Kamala Harris, aspirante a vicepresidente en fórmula con Joe Biden 1:50

El anuncio de Biden el martes se produjo después de meses de especulaciones y después de que su equipo de investigación analizara más de una docena de mujeres. Biden se comprometió a principios de este año a elegir a una mujer como su vicepresidenta y estaba bajo presión para elegir a una mujer negra.

La semana que viene, en la Convención Nacional Demócrata, Harris se convertirá en la tercera mujer en aceptar la nominación para vicepresidente de un partido importante. En 2008, la entonces gobernadora de Alaska Sarah Palin fue la candidata republicana a la vicepresidencia, y en 1984, la entonces representante de Nueva York Geraldine Ferraro, demócrata, fue la primera mujer en estar en una lista de partidos importantes.

Sarah Palin

El candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, el senador John McCain, se encuentra en el escenario con la gobernadora de Alaska, candidata republicana a la vicepresidencia, Sarah Palin, en el cuarto día de la Convención Nacional Republicana en septiembre de 2008 en St. Paul, Minnesota.

En 2008, Palin fue sacada de la oscuridad por el senador John McCain de Arizona para estar en la boleta republicana, asombrando al mundo político. Palin, una conservadora social, tenía 44 años, había sido gobernadora de Alaska durante menos de dos años y casi no tenía experiencia en política exterior. Fue elegida el mismo año que Biden fue seleccionado como compañero de fórmula de Barack Obama.

Palin comenzó su carrera política cuando fue elegida para el concejo municipal de Wasilla, Alaska, en 1992. Más tarde se convirtió en alcaldesa de Wasilla, que tenía una población de más de 5.000 habitantes en ese momento. Se postuló sin éxito para vicegobernadora estatal en 2002 y más tarde fue nombrada presidenta de la Comisión de Conservación de Gas y Petróleo de Alaska, que regula los recursos de gas y petróleo.

En 2006, Palin derrotó al gobernador en ejercicio Frank Murkowski en las primarias republicanas y luego derrotó al exgobernador Tony Knowles en las elecciones generales. Se convirtió en la persona más joven y la primera mujer elegida gobernadora de Alaska.

Palin, una autodenominada «mamá del hockey», bromeó en su feroz discurso de aceptación en la Convención Nacional Republicana en 2008: «¿Saben la diferencia entre una mamá del hockey y un pit bull? Lápiz labial». Su discurso, un éxito instantáneo, la impulsó al escenario nacional y la convirtió en una celebridad de la noche a la mañana.

Después de una oleada de atención nacional, Palin comenzó a recibir un mayor escrutinio y críticas. Se gastó alrededor de US$ 150.000 en su guardarropa después de que McCain la anunciara como su elección, lo que generó dudas sobre su imagen entre los votantes de la clase trabajadora. Palin también tuvo una serie de errores en las entrevistas con los medios.

Por ejemplo, dijo en una entrevista que se podía ver Rusia desde tierra en Alaska, y ese momento fue recreado en «Saturday Night Live» de NBC por la comediante Tina Fey, quien mientras interpretaba al personaje pronunció la infame frase: «¡Puedo ver Rusia desde mi casa!». Algunos también se burlaron de Palin después de que Katie Couric de CBS la presionara para que dijera un periódico o revista que leyera regularmente, y no lo hizo.

Tras la derrota de McCain y Palin, Palin anunció en 2009 que dimitiría como gobernadora de Alaska. Fue la oradora principal en la primera convención nacional del Tea Party en Nashville en 2010. Se convirtió en comentarista política en Fox News y protagonizó programas de televisión de realidad sobre ella y su familia. Palin permaneció abierta a una candidatura a la Casa Blanca en 2012, pero anunció a fines de 2011 que no se postularía.

Geraldine Ferraro

El entonces candidato presidencial demócrata, el exvicepresidente Walter Mondale, presenta a su compañera de fórmula, la representante Geraldine Ferraro, antes de la convención demócrata.

Veinticuatro años antes de la nominación de Palin, Ferraro, una congresista demócrata de Queens, Nueva York, rompió barreras políticas al convertirse en la primera mujer en una lista de partidos importantes.

Ferraro creció en la ciudad de Nueva York y trabajó como maestra de escuela pública y luego como abogada. En la década de 1970, se unió a la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Queens y luego dirigió una nueva oficina de víctimas especiales que ayudó a formar que se ocupaba de delitos sexuales, abuso infantil y violencia doméstica.

En 1978, Ferraro fue elegida miembro de la Cámara de Representantes de Estados Unidos. Mientras estuvo en el Congreso, se centró en la legislación que lucha por la igualdad económica de las mujeres.

Cuando Walter Mondale, quien se había desempeñado como vicepresidente del presidente Jimmy Carter, eligió a Ferraro como su compañera de fórmula, ella se convirtió no solo en la primera mujer en una ser nominada por un partidos importante en EE.UU., sino también en la primera italoamericana en hacerlo.

Ferraro fue una presencia dinámica en la campaña electoral y su nominación animó a los demócratas en la convención nacional del partido. Pero durante la campaña se enfrentó a preguntas perjudiciales sobre la supuesta mala conducta financiera de su esposo, John Zaccaro.

Al final, la candidatura no obtuvo suficiente apoyo generalizado y Mondale y Ferraro fueron derrotados de manera aplastante por el entonces presidente Ronald Reagan y el vicepresidente George HW Bush.

Ferraro se postuló sin éxito para el Senado de los Estados Unidos en 1992 y 1998, y en ambas ocasiones perdió las primarias demócratas en Nueva York. Se desempeñó como embajadora de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas durante la administración del presidente Bill Clinton. En 1996 y 1997, fue copresentadora de «Crossfire» de CNN, y luego apareció como comentarista en Fox News.

Ferraro murió a los 75 años en 2011 mientras estaba siendo tratada por cáncer de sangre.