CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Europa

Los bielorrusos acusan a las autoridades de tortura y humillación durante las detenciones masivas

Por Mary Ilyushina, Frederik Pleitgen

Minsk, Belarús (CNN) — Varias personas que fueron detenidas por participar en protestas masivas en Belarús esta semana alegan que las fuerzas de seguridad del país las golpearon, torturaron y humillaron mientras estaban bajo custodia del gobierno.

Los manifestantes se encuentran entre las miles de personas que fueron arrestadas en los disturbios a veces violentos que han sacudido a la ex república soviética desde sus elecciones presidenciales el domingo. Las encuestas a boca de urna mostraron que Alexander Lukashenko, quien ha gobernado Belarús durante 26 años, recibió el 80% de los votos, pero los grupos de oposición afirman que las elecciones se vieron empañadas por un fraude para mantener a Lukashenko en el poder.

El gobierno de Lukashenko ya había sido acusado de responder a las protestas con una fuerza y ​​violencia desproporcionadas, pero las acusaciones de maltratar a las personas tras las rejas han provocado una nueva indignación pública hacia el gobierno.

MIRA: El presidente del Parlamento Europeo pide sancionar a Belarús

Una mujer llamada Olesya le dijo a CNN que fue arrestada el domingo mientras caminaba por la calle junto a su novio en la capital, Minsk.

Dijo que la obligaron a desnudarse junto a otras mujeres antes de ser registrada en un centro de detención. Olesya, quien se negó a dar su apellido por razones de seguridad, dijo que luego la pusieron en una celda pequeña con otras 17 mujeres. A todos se les dio una botella de agua y no se les dio comida y se les obligó a dormir en el suelo o en una mesa pequeña.

publicidad

Los guardias cortan periódicamente su acceso al agua para silenciarlos. También negaron asistencia médica a una de las mujeres, que había resultado herida por una bala de goma.

Olesya dijo que pasó alrededor de 14 horas dentro de las instalaciones y fue liberada después de ser obligada a firmar un papel con lo que dice que eran cargos falsos en su contra. Sin embargo, su novio sigue desaparecido. Está muy preocupada porque los hombres parecen ser tratados mucho peor que las mujeres, según relatos de testigos.

«Pusieron a cuatro hombres en una celda de 1,5 metros (5 pies) de ancho, tres estaban de pie pero hicieron que el cuarto se metiera como un perro y se pusiera de rodillas», dijo Olesya.

Olesya dijo que sigue regresando al centro de detención tanto para obtener información sobre su pareja como para ayudar a otros.

MIRA: Candidata a la presidencia de Belarús por la oposición huyó a Lituania, según ministro

«Daba mucho miedo esperar afuera, podíamos escuchar cómo los golpeaban, lloraban, gritaban», dijo. «Ellos salieron de allí con ojos locos y medio inconscientes … simplemente corrieron en la dirección que los guardias les dijeran y también les dijeron que no se acercaran a nosotros, que podríamos ayudarlos a llegar a casa, amenazándolos con volverlos a poner prisión».

En el centro de detención de Okrestina en Minsk, cientos de personas se han estado reuniendo durante los dos últimos días tratando de localizar a sus familiares y amigos que fueron detenidos durante las protestas. Algunos estuvieron desaparecidos durante días, según personas entrevistadas por CNN, ya que las autoridades a menudo no revelan la ubicación de los detenidos y prohíben el paso de comida, agua o medicamentos. Hasta el jueves, alrededor de 6.700 personas han sido detenidas en todo el país, según el Ministerio del Interior.

Iván, quien tampoco quiso revelar su apellido, le dijo a CNN que mientras buscaba a un amigo en el centro de detención la madrugada del jueves, vio a un joven con un brazo y una pierna rotos salir del edificio.

«La gente está siendo golpeada, torturada desde el momento en que son detenidos en las calles», dijo Iván. «Luego los llevan a la comisaría local, los golpean allí y luego los traen aquí después de uno o dos días, y continúan las palizas y las torturas».

Varias otras personas han compartido relatos similares de malos tratos mientras estaban bajo custodia del gobierno. También han aparecido en las redes sociales informes e imágenes que muestran las lesiones sufridas por los detenidos. La Asociación de Periodistas de Belarús dijo en un comunicado que registró decenas de casos de violencia contra periodistas, mientras que varios permanecen detenidos.

El medio de noticias independiente ruso Znak.com publicó un relato de uno de sus periodistas, Nikita Telizhenko, quien informó en Minsk y dijo que había pasado 16 horas detenido con múltiples manifestantes agarrados de las calles que fueron obligados a acostarse boca abajo en charcos de sangre, y había algunos hombres apilados uno encima de otro.

Candidata presidencial opositora de Belarús huyó a Lituania 1:00

«Las palizas más brutales estaban sucediendo por todas partes: golpes, gritos, llantos y chillidos que venían de todas partes», dijo Telizhenko. «Sentí que algunos de los detenidos tenían huesos rotos – manos, piernas, columna vertebral – porque con el más mínimo movimiento lloraban de dolor».

Telizhenko dice que finalmente fue liberado después de una intervención de la embajada rusa, que ayudó a liberar y repatriar a varios periodistas de regreso a Rusia