CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Rusia ofrece su ayuda a EE.UU. con la vacuna de covid-19. La respuesta es un «no»

Por Matthew Chance, Zahra Ullah, Vivian Salama

(CNN) –– Funcionarios rusos en Moscú le dijeron a CNN que ofrecieron mantener una «cooperación sin precedentes» con la llamada Operación Warp Speed (OWS), el organismo de la Casa Blanca en el que participan múltiples agencias y fue creado para acelerar el acceso a vacunas y tratamientos efectivos contra el covid-19.

Sin embargo, los funcionarios también indicaron que «Estados Unidos no está abierto en este momento» a los avances médicos de Rusia.

«Hay una sentido general de desconfianza hacia Rusia del lado estadounidense y creemos que las tecnologías ––incluidas las vacunas, las pruebas y los tratamientos–– no se están adoptando en Estados Unidos debido a esa desconfianza», le dijo a CNN un alto funcionario ruso.

Las dudas que genera la vacuna de Rusia 2:27

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, señaló este jueves que el presidente Donald Trump ha sido informado sobre la nueva vacuna de Rusia. McEnany agregó que las vacunas estadounidenses pasan por «rigurosas» pruebas de fase 3 y altos estándares.

Otros funcionarios estadounidenses le dijeron a CNN que la vacuna rusa se considera en EE.UU. tan mal fabricada que ni siquiera despertó interés de manera seria antes de su lanzamiento. «No hay forma de que Estados Unidos pruebe esta vacuna (rusa) en monos, y mucho menos en personas», aseveró un funcionario de salud pública del gobierno estadounidense.

publicidad

Rusia anunció este martes que había desarrollado una vacuna contra el coronavirus, y el presidente Vladimir Putin dijo que su propia hija la había recibido. Pero las pruebas aún no se han completado y algunos expertos están escépticos sobre las afirmaciones al respecto.

La carrera por encontrar una vacuna eficaz contra el covid-19 ––hay más de 20 en ensayos clínicos en todo el mundo–– tiene implicaciones globales, no solo para la salud de miles de millones de personas, sino también en posibles miles de millones de ingresos al desarrollador y fabricante que triunfe.

Rusia dice que hay empresas de EE.UU. interesadas

Funcionarios rusos le dijeron a CNN que Rusia está abierta a compartir información sobre la vacuna y que permitiría a las compañías farmacéuticas estadounidenses producir la vacuna rusa en EE.UU.

CNN informó previamente que Rusia asegura que algunas empresas farmacéuticas de Estados Unidos están interesadas en conocer acerca de la vacuna rusa, aunque no se han revelado los nombres de dichas compañías.

Tras el rechazo de Estados Unidos, fuentes rusas señalaron que Washington debería «considerar seriamente la adopción» de la vacuna, y le dijeron a CNN que la vacuna rusa contra el coronavirus Sputnik V, recientemente aprobada, podría salvar vidas estadounidenses.

«Si nuestra vacuna demuestra ser una de las más efectivas, habrá preguntas acerca de por qué Estados Unidos no exploró esta opción a profundidad, por qué la política se interpuso en el acceso a una vacuna», le señaló a CNN un alto funcionario ruso.

Los riesgos de la vacuna rusa contra el covid-19 1:06

CNN contactó al Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE.UU. (USPSTF) y a la Operación Warp Speed ​​para comentar al respecto.

El fondo de riqueza soberana de Rusia indicó en una conferencia de prensa este martes que al menos 20 países de América Latina, Medio Oriente y Asia han expresado interés en la vacuna. En particular, el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, sostuvo que tiene tanta confianza en la vacuna que la tomará cuando llegue a su país, y el secretario de Relaciones Exteriores de México dijo este jueves que el país está «en conversaciones» con Rusia sobre la vacuna.

No se ha publicado información sobre las pruebas de la vacuna

La vacuna de Rusia fue desarrollada por el Instituto Gamaleya, con sede en Moscú, y aprobada por el gobierno antes de comenzar los ensayos cruciales de Fase 3, en los que se administraría a miles de personas. Kirill Dmitriev, director del Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF, por sus siglas en inglés) anunció a principios de esta semana que los ensayos de Fase 3 de la vacuna comenzarían este miércoles en el país.

Ahora bien, Rusia no ha publicado ninguna información científica sobre las pruebas de la vacuna y CNN no puede verificar la seguridad o eficacia de la misma.

Un alto funcionario de EE.UU. y un asesor del gobierno le dijeron a CNN que no hay muestras obtenidas de la vacuna de Rusia, recientemente anunciada, en posesión del gobierno estadounidense.

«Tienen suficientes infecciones ahora en Rusia como para poder realizar los ensayos clínicos, pero no parecen haberlo hecho a una escala lo suficientemente grande”, destacó el asesor del gobierno que habló con CNN bajo la condición de no ser identificado. «No ha habido ensayos clínicos de esta vacuna. Han trabajado muy poco en humanos para decidir si funciona a mayor escala. Estamos hablando de datos de seguridad totalmente inadecuados».

Rusia promulgó una ley en abril pasado que eliminó el requisito de realizar ensayos clínicos de fase 3 antes de la aprobación de una vacuna. Esto ha permitido a los investigadores acelerar el proceso de desarrollo.

¿Qué significa que una vacuna esté en fase 3? 1:25

«Hay toda una discusión sobre la Autorización de Uso de Emergencia: en el caso de una pandemia, hay varios puntos en los que podrías emitir un juicio para decir que los beneficios potenciales de esta vacuna superan los riesgos, por lo que otorgamos la Autorización de Uso de Emergencia para conseguir que se apruebe rápidamente. Eso es básicamente lo que acaba de hacer Rusia. Es la sorpresa en octubre lo que todos tememos», explicó el alto funcionario estadounidense.

«Pero al final, los riesgos son demasiado grandes. El retroceso en este país sería horrible», agregó el alto funcionario estadounidense.

Un alto exfuncionario del gobierno de EE.UU. calificó la vacuna rusa como «una broma», y agregó que Rusia no completó las tres fases de ensayos clínicos, por lo que nadie ––ni la Organización Mundial de la Salud ni Estados Unidos–– la está tomando demasiado en serio. La fuente continuó agregó que China está «mucho más cerca de ganar la carrera de las vacunas».

Funcionarios y asesores gubernamentales de Estados Unidos le dijeron a CNN que creen que China es mucho más seria y responsable con sus propios ensayos. «China tiene muchas ganas de unirse al mundo de respuesta y regulación normales, y están tratando de hacerlo», indicó un funcionario.

Las fuentes estadounidenses destacaron que creen que la única razón por la que Rusia está haciendo esto es por ganar una ventaja, principalmente, con la esperanza de intercambiarlo por activos estratégicos. Putin, como Trump, está bajo una presión significativa de demostrar esfuerzos formidables para derrotar al virus.

«Nadie se atreverá a cuestionarlo (a Putin), y los estándares rusos de eficacia no coinciden con los de Estados Unidos», dijo un exfuncionario.

Esta historia fue reportada y escrita por Matthew Chance y Zahra Ullah en Moscú, y Vivian Salama en la ciudad de Washington.