CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Bolivia

Iglesia Católica pide «fortalecer la integridad» del Tribunal Supremo Electoral en Bolivia

Por Marlon Sorto

(CNN Español) — La Iglesia Católica de Bolivia pidió este miércoles al Tribunal Supremo Electoral (TSE) fortalecer su integridad para que las elecciones del próximo 18 de octubre sean «libres y transparentes».

El presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana, monseñor Ricardo Centellas, dijo que «todos queremos participar en las próximas elecciones, pero no hay garantías de una elección transparente con el actual padrón electoral y menos con el silencio de la justicia con relación al fraude de octubre pasado. Recobremos la credibilidad institucional», aseguró durante una asamblea virtual de obispos.

Horas después, la Conferencia hizo pública una carta enviada al presidente del Tribunal, Salvador Romero, con la cual busca «aclarar» las palabras del monseñor Centellas.

En la nota, la Iglesia explica que el mensaje del religioso «está en un contexto que abarca más allá del tema del padrón electoral y que demanda la necesidad de fortalecer todo el proceso electoral».

Agrega que «nuestra preocupación está centrada en fortalecer la credibilidad de este órgano del Estado para lograr elecciones libres y transparentes» y que la Conferencia estaba al tanto de los «avances significativos en el saneamiento del padrón».

Ni el Tribunal ni su titular, Salvador Romero, se han pronunciado públicamente sobre las declaraciones de Centellas, pero la institución publicó este miércoles un comunicado en el que informa que «ha trabajado de forma sistemática en la evaluación y saneamiento del padrón electoral biométrico con miras a las elecciones generales 2020».

En noviembre de 2019 el entonces presidente de Bolivia, Evo Morales, renunció a su cargo en medio de una controversia, luego de que una auditoría internacional de la Organización de Estados Americanos (OEA) sugiriera que los resultados de las elecciones del 20 de octubre no podían ratificarse debido a “graves irregularidades”.

La OEA aseguró que las supuestas faltas, que incluyen errores en la cadena de custodia de las papeletas, alteración y falsificación de material electoral, redirección de datos a servidores no autorizados y manipulación de datos, impactaron el conteo oficial de los votos.

Este año, la celebración de los comicios generales ha generado tensiones entre el Gobierno interino y grupos opositores, quienes incluso recurrieron a protestas y bloqueos de carreteras en semanas recientes para exigir la celebración de las elecciones, que debían haberse llevado a cabo en mayo y fueron pospuestas debido a la pandemia de covid-19.