CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Las muertes por covid-19 en Estados Unidos caen por debajo de 1.000 por día a medida que la ola de verano disminuye

Por Amir Vera, Eric Levenson

(CNN) — La disminución en el número promedio de muertes diarias por covid-19 y de casos nuevos indican que la ola del virus durante el verano en Estados Unidos está menguando.

El promedio de muertes por coronavirus en siete días cayó por debajo de 1.000 por día durante el fin de semana por primera vez desde fines de julio. Además, el número promedio de casos nuevos se redujo a alrededor de 42.600 hasta el domingo, muy por debajo de su pico a mediados de julio de alrededor de 67.000 casos diarios, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Aunque las tendencias van en la dirección correcta, Estados Unidos sigue siendo el líder mundial en casos totales y muertes. En comparación, la Unión Europea está experimentando un aumento preocupante del coronavirus: el domingo, los 27 países informaron un promedio total de siete días de 17.000 nuevos casos por día.

¿Continuarán estos descensos en Estados Unidos? ¿Y cuánto bajarán los totales?

Las respuestas a estas preguntas son complicadas por la reapertura planificada de las escuelas, que ya ha provocado brotes en universidades de al menos 19 estados.

publicidad

El Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, dijo a principios de este mes que quería ver los casos caer por debajo de donde estaban en primavera.

«Cuando miras nuestra curva, es reveladora. Y eso es lo que me molesta. Subimos y bajamos. Bajamos a una meseta de 20.000 casos por día. Esa no es una buena línea de base. Necesitábamos bajar más», dijo Fauci el 5 de agosto.

Los campus universitarios se convierten en nuevos puntos conflictivos

Muchos brotes están vinculados a reuniones de grupos grandes como fiestas, lo que ha llevado a algunas instituciones a suspender a estudiantes y organizaciones por romper las reglas de distanciamiento social dentro y fuera de los campus.

La Universidad de Notre Dame y la Universidad de Alabama han visto aumentos en los casos de covid-19 en sus campus. Notre Dame ha pasado a la enseñanza en línea, según su sitio web. Mientras tanto, la policía local y universitaria de la Universidad de Alabama se asociará para monitorear bares, restaurantes y viviendas fuera del campus para garantizar que se sigan las ordenanzas por covid-19 de la ciudad y las pautas universitarias, dijo el presidente de la universidad, Stuart R. Bell.

«Las violaciones a nuestros protocolos de salud y seguridad, tanto dentro como fuera del campus, están sujetas a severas medidas disciplinarias, que pueden incluir la suspensión de Universidad de Alabama», escribió Bell en una carta a la comunidad del campus el domingo.

La Universidad de Kentucky comenzó una segunda fase de pruebas el domingo después de registrar una tasa de positividad de aproximadamente el 3% para covid-19 entre las fraternidades y hermandades en las pruebas iniciales, el triple de la tasa de positividad de aproximadamente el 1% de la población estudiantil en general. Y la Universidad Central de Michigan ha amenazado con multar o suspender a los estudiantes que organizan grandes reuniones.

Penn State suspendió su segunda fraternidad esta semana por violaciones del distanciamiento social, según un comunicado del domingo de la universidad.

Pi Kappa Alpha fue suspendida por «organizar una gran reunión social» el sábado, que incluyó a unos 70 estudiantes, dijo la universidad. La fraternidad Phi Kappa Psi fue previamente suspendida del campus luego de una reunión del 18 de agosto que violó la política escolar, dijo la universidad.

A pesar del aumento de casos, el presidente de la Universidad de Kentucky, Eli Capilouto, advirtió que no se debe culpar a los estudiantes por la mayor tasa de positividad en el campus de la escuela.

«Permítanme ser claro: este no es un acto para culpar a los estudiantes que residen en estas instalaciones o que pertenecen a estas organizaciones», escribió. «Creemos que una serie de factores asociados con los espacios de vida en común probablemente contribuyeron a las altas tasas de positividad en estas residencias», explicó.

En todo Estados Unidos hay 5,7 millones de casos de coronavirus y más de 176.000 personas han muerto, según la base de datos de la Universidad Johns Hopkins.

Preocupaciones y preguntas sobre el nuevo año escolar

En el frente de las escuelas primarias y secundarias, los distritos escolares todavía están tratando de averiguar cómo navegar el año académico durante la pandemia.

Muchas escuelas en todo el país han implementado mayores medidas para proteger a los estudiantes y al personal del virus, aunque los investigadores aún están aprendiendo cómo se propaga el virus entre los niños pequeños.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) actualizaron su guía para las instituciones escolares el viernes, enfatizando la importancia de mantener las escuelas abiertas si es posible. Un gran cambio en las pautas fue cómo pueden manejar un caso positivo las escuelas.

El CDC alentó a las escuelas a trabajar en estrecha colaboración con los líderes de salud pública y locales si hay una persona infectada en el campus. Pero en lugar de cerrar todo inmediatamente durante un largo período de tiempo, las pautas dicen que una opción es una suspensión inicial de clases de corto plazo y la cancelación de eventos y actividades después de la escuela, para que los líderes de salud pública puedan tener el tiempo que necesitan para determinar qué tan generalizada está la infección.

Si las escuelas están usando un sistema de cápsulas, manteniendo a ciertos estudiantes juntos, es posible que los administradores solo necesiten cerrar ciertas partes del edificio donde haya estado una persona infectada.

Un distrito escolar en Michigan canceló todas las clases y actividades después de la escuela previstas para el lunes, su primer día de clases, después de «recibir una amenaza» el domingo, según una alerta en el sitio web del distrito.

El Distrito de Escuelas Públicas de Leslie no ofreció detalles sobre la naturaleza de la amenaza, pero dijo que trabajará con la policía para evaluarla.

En Florida, una niña de 6 años se convirtió en la persona más joven del estado en morir por complicaciones del coronavirus. Los funcionarios de salud dicen que aún no saben si la niña contrajo el virus de un caso conocido o si el contagio estuvo relacionado a un viaje.

Plasma convaleciente para el tratamiento de covid-19

La Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) emitió el domingo una autorización de uso de emergencia del plasma convaleciente para el tratamiento de covid-19 en pacientes hospitalizados.

El plasma convaleciente se crea a partir de la sangre de personas que se han recuperado del covid-19 y ha mostrado cierto éxito en otros dos coronavirus mortales: MERS y SARS. También se ha utilizado para tratar la gripe y el ébola.

La agencia dijo que concluyó que puede ser eficaz para tratar el covid-19 y que «los beneficios conocidos y potenciales del producto superan los riesgos conocidos y potenciales del producto».

Algunos expertos, sin embargo, dicen que no hay suficientes datos sólidos para respaldar el uso del plasma.

«El problema es que en realidad no tenemos suficientes datos para comprender realmente qué tan efectivo es el plasma convaleciente», dijo el domingo el Dr. Jonathan Reiner, profesor de medicina en la Universidad George Washington y analista médico de CNN.

Art Caplan, director fundador de la División de Ética Médica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York, le dijo a CNN que le preocupa si hay un suministro suficientemente grande de plasma convaleciente, que depende de las donaciones de los sobrevivientes de covid-19.

«Vamos a tener una fiebre del oro hacia el plasma, con los pacientes exigiéndolo y los médicos exigiéndolo para sus pacientes», dijo Caplan.

Funcionarios del Gobierno de Trump citaron un estudio dirigido por la Clínica Mayo que mostró una mejora del 35% en la supervivencia entre las personas que recibieron las dosis más altas del tratamiento al principio de su enfermedad en comparación con las que fueron tratadas más tarde.

El Dr. Stephen Hahn, comisionado de la FDA, dice que los estudios han demostrado que el plasma convaleciente es seguro y que el tratamiento se ha administrado a pacientes con enfermedades infecciosas durante más de cien años.