CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Clima

Huracán Marco se degrada a tormenta tropical mientras una doble amenaza apunta a Louisiana

Por Holly Yan, Dave Hennen, Dakin Andone

(CNN) — La Costa del Golfo en Estados Unidos será azotada por una tormenta tropical y un huracán esta semana, con lluvias torrenciales, vientos feroces y fuertes marejadas ciclónicas.

Primero, Marco, que pasó de ser una tormenta tropical a un huracán de categoría 1 el domingo, pero se debilitó durante la noche a vientos sostenidos de 110 km/h, justo por debajo del umbral de huracán. Se espera que Marco toque tierra en la costa de Louisiana el lunes.

Luego está la tormenta tropical Laura, la cual se pronostica que se convertirá en huracán antes de que toque tierra en el territorio continental de Estados Unidos el miércoles por la noche o el jueves temprano. También se espera que Laura toque tierra en o cerca de la costa de Louisiana.

El meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional, Benjamin Schott, dijo que Laura posiblemente podría ser un huracán de Categoría 3 a medida que se acerque al estado, lo que dejará marejadas ciclónicas de hasta 3 metros en la costa sureste. Si la tormenta mantiene su fuerza, el agua podría retroceder por los ríos del estado hasta 48 kilómetros tierra adentro, dijo.

Partes de Louisiana comenzarán a ver los efectos de la tormenta tropical Laura el miércoles por la mañana, después de que Marco abandone el estado el martes por la noche, dijo Schott.

«El tipo de cosa sin precedentes aquí es que se trata del mismo estado con 48 horas de diferencia», dijo Schott anteriormente.

publicidad

«En la historia meteorológica moderna … nunca antes había ocurrido algo, que posiblemente dos huracanes golpearan a kilómetros de distancia durante un período de 48 horas».

La amenaza inminente de la tormenta tropical Marco provocó evacuaciones obligatorias el domingo en Plaquemines Parish y Grand Isle, Louisiana. A última hora de la noche del domingo, la tormenta estaba a unos 295 kilómetrosal sur sureste de la desembocadura del río Mississippi con vientos máximos sostenidos de 110 km/h, según el Centro Nacional de Huracanes.

Y el doblete de Marco y Laura significa que «puede que no haya mucho margen» para que los rescatistas o los equipos de restauración de energía respondan a las víctimas entre las dos tormentas, dijo el gobernador de Louisiana, John Bel Edwards.

‘Marejada ciclónica potencialmente mortal’

«En última instancia, la gran preocupación será la marejada ciclónica», dijo la meteoróloga de CNN Allison Chinchar.

Los meteorólogos advirtieron el lunes sobre «marejadas ciclónicas y vientos huracanados que amenazan la vida» en partes de la costa del Golfo.

El centro de huracanes emitió una advertencia de marejada ciclónica para las ciudades costeras desde Morgan City, Louisiana, al este hasta Ocean Springs, Mississippi.

«Una advertencia de marejada ciclónica significa que existe el peligro de una inundación potencialmente mortal, por el aumento del agua que se mueve tierra adentro desde la costa, durante las próximas 36 horas», dijo el centro de huracanes.

Se espera que Marco lleve una marejada ciclónica de 1 a casi 2 metros de altura a Biloxi, Mississippi, y Grand Isle, Louisiana, dijo Chinchar.

Nueva Orleans en riesgo

«Dado que Nueva Orleans no está en la costa, se verá más afectada indirectamente a través del lago Pontchartrain, que se espera que tenga alturas de oleaje de 2 a 4 pies (de medio metro a 1,2 metros)», dijo Chinchar.

Eso, combinado con entre 10 y 15 centímetros de lluvia, significa que Nueva Orleans podría inundarse el lunes.

«Nueva Orleans está especialmente en riesgo porque tiene esencialmente la forma de un cuenco», dijo Chinchar.

«Gracias al sistema de drenaje que han instalado, la ciudad puede actuar como un colador, permitiendo que el agua fluya», dijo. «Pero cuando llueve mucho en un período corto de tiempo, el sistema de drenaje puede abrumarse y ese colador actúa más como un cuenco e inunda la ciudad».

El presidente Donald Trump aprobó el domingo una declaración de emergencia para Louisiana, ordenando asistencia federal para coordinar los esfuerzos de socorro en caso de desastre.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, solicitó una declaración de emergencia federal para 23 condados de su estado. El juez del condado de Galveston, Mark Henry, dijo el domingo que Marco probablemente no sería un factor para los residentes. «Desafortunadamente, no podemos decir lo mismo de la tormenta tropical Laura», dijo Henry.

Se formaron largas filas fuera de las tiendas de comestibles de Louisiana mientras los residentes, acostumbrados a los huracanes, se preparaban para ambas tormentas.

Stacie Osborn le dijo a CNN que le tomó 30 minutos pasar por la fila de pago en un mercado en Nueva Orleans.

«Me abastecí de suficiente comida para la semana, agua extra y llené de combustible mi auto por si acaso, lo habitual», dijo.

Mientras tanto, John Snow en Baton Rouge dijo que la fila en su Costco local daba la vuelta alrededor del edificio solo 10 minutos después de la apertura.

«Terminó tardando entre 20 y 25 minutos en llegar a la tienda, lo que no era ideal con el calor de Louisiana y las máscaras puestas», dijo, «pero no fue terrible».

Snow dijo que se abasteció de lo esencial y que cargó gasolina. «Como siempre, esperamos lo mejor, pero planificamos para lo peor».

Marco y Laura provocarán lluvias torrenciales

Se espera que Marco lleve «una enorme cantidad de lluvia, no solo a Louisiana, sino a áreas de Mississippi, Alabama e incluso Florida», dijo Chinchar.

«Luego tienes a Laura abriéndose camino hacia el Golfo, poco después de que Marco toque tierra», dijo.

«Incluso el lunes y martes, Key West, Miami – van a recibir algunas de esas bandas externas de Laura produciendo lluvias muy fuertes y vientos muy agitados».

La tormenta tropical Laura causó inundaciones el sábado en Salinas, Puerto Rico.

Laura azotó a República Dominicana el domingo, «arrojando una gran cantidad de lluvia», dijo Chinchar. El domingo por la noche estaba sobre el este de Cuba, según el centro de huracanes.

Al menos nueve personas han muerto en el Caribe debido a la tormenta tropical Laura.

Al menos tres personas murieron en Santo Domingo, capital de República Dominicana, según el Centro de Operaciones de Emergencia del país. Entre las víctimas se encontraba un niño de 7 años que murió con su madre luego de que se derrumbara un muro en su casa. La tercera persona murió después de que un árbol cayera sobre una vivienda.

El presidente de República Dominicana, Luis Abinader, dijo el domingo que un cabo del ejército murió mientras ayudaba con los esfuerzos de rescate en la provincia de Pedernales.

Cinco personas murieron en Haití, según Protección Civil del país, incluida una niña de 10 años.

Para cuando Laura llegue al territorio continental de EE.UU., se prevé que sea un huracán de categoría 2 con vientos máximos sostenidos de al menos 154 km/h.

Se prevé que Laura tenga un impacto en muchas de las mismas áreas en las que tocará Marco.

Melissa Alonso, Abel Alvarado, Haley Brink, Ana Cucalon, Amanda Jackson y Slover Morrison de CNN contribuyeron a este informe.