CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Jacob Blake

El joven de 26 años muerto en el tiroteo de Kenosha, Anthony Huber, estaba tratando de proteger a quienes lo rodeaban, dice su novia

Por Christina Maxouris

(CNN) — Su patineta era la única arma que llevaba Anthony Huber cuando vio a una persona armada en una calle concurrida, en Kenosha, Wisconsin, pero aun así corrió hacia el peligro, dice su novia.

«Me empujó fuera del camino, como si me estuviera diciendo que saliera corriendo, y yo traté de agarrarlo», dijo Hannah Gittings a CNN. «Debería haber estado allí, pero él no iba a cambiar de opinión».

Huber y su novia estaban en Kenosha, el martes por la noche, en medio de las protestas generalizadas tras el tiroteo de la policía contra Jacob Blake. El martes fue la tercera noche de manifestaciones en la ciudad. Justo antes de la medianoche, agentes respondieron a disparos. La Policía de Kenosha anunció más tarde que dos personas habían muerto por los tiros y una tercera había resultado herida. Entre las víctimas se encontraba Huber, de 26 años.

La Policía ha nombrado a Kyle Rittenhouse, de 17 años, como sospechoso del tiroteo, y ahora enfrenta cargos de homicidio y un cargo de delito grave por intento de homicidio. Una denuncia penal identificó a la otra víctima como Joseph D. Rosenbaum y a una tercera persona, Gaige P. Grosskreutz, que recibió un disparo en el brazo.

Gittings dice que Huber se lanzó contra la persona armada para protegerla a ella y a las personas cercanas.

anthony-huber-kenosha-tiroteo

Anthony Huber

«Hizo una… cosa heroica», afirma.

Según una denuncia penal, Huber alcanzó la pistola del sospechoso con una mano mientras sostenía la patineta con la otra. Cuando Huber intentó agarrar el arma, el sospechoso apuntó hacia su cuerpo y disparó un tiro, dice la denuncia. Huber fue visto tambaleándose y luego cayó al suelo. Murió por la herida de bala, según la denuncia.

Gittings dice que Huber era «completamente indescriptible» y defendía sus creencias y convicciones.

«No merecía morir», dijo Gittings. «Este chico le arrebató cualquier oportunidad de haber podido vivir la vida que merecía», agregó.

«Acabo de matar a alguien»

Huber fue asesinado cuando el sospechoso huía de la escena del tiroteo de Rosenbaum, según la denuncia.

El sospechoso se había enfrentado a una multitud reunida cerca de un concesionario de automóviles y Rosenbaum, quien estaba desarmado, le arrojó un objeto que parecía ser una bolsa de plástico y falló, según la denuncia.

Rosenbaum y el sospechoso cruzaron el estacionamiento y parecían estar muy cerca cuando de repente sonaron fuertes detonaciones y Rosenbaum cayó al suelo, según la denuncia.

Un periodista que los seguía de cerca se acercó a Rosenbaum, que estaba en el suelo, e intentó prestar ayuda.

Mientras Rosenbaum yacía en el suelo, el sospechoso hizo una llamada en su teléfono celular y dijo «Acabo de matar a alguien» mientras se escapaba, según la denuncia.

Un hombre recibió un disparo en el brazo

El sospechoso también disparó e hirió a Grosskreutz, quien se le acercó poco después de que le dispararan a Huber, según la denuncia.

Cuando el sospechoso disparó a Huber, Grosskreutz quedó paralizado, se agachó y dio un paso atrás, según la denuncia. Puso sus manos en el aire y luego comenzó a moverse hacia el sospechoso, según la denuncia. El sospechoso disparó un tiro, dándole a Grosskreutz en el brazo, según la denuncia.

Grosskreutz se escapó del lugar, pidiendo a los gritos un médico, según la denuncia.

Raja Razek de CNN contribuyó a este informe.