CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Este robot «enfermero» con forma de perro toma los signos vitales de pacientes a distancia

Por Allen Kim

(CNN) –– Evaluar a un paciente para detectar covid-19 puede ser una experiencia inquietante para los profesionales de salud, pero investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) y del Hospital Brigham and Women’s en Boston esperan poder usar robots para cambiar eso.

La posibilidad de operar robots a través de un dispositivo de mano pronto les permitirá a los trabajadores hablar con los pacientes sobre sus síntomas mientras les toman signos vitales, todo desde otra habitación.

Los investigadores modificaron el robot con forma de perro de Boston Dynamics para medir los signos vitales de los pacientes.

Los investigadores han utilizado un robot en voluntarios sanos y planean implementarlo para evaluar a las personas que muestran síntomas de covid-19 en un entorno hospitalario, explicó la universidad en un comunicado de prensa.

«En robótica, uno de nuestros objetivos es utilizar la automatización y la tecnología robótica para retirar a las personas de trabajos peligrosos», explicó el Henwei Huang, posdoctoral del MIT, según el comunicado. «Pensamos que debería ser posible utilizar un robot para evitar que el trabajador de la salud se exponga directamente al paciente», añadió.

Una tableta ubicada en la «cabeza» de Spot, el robot con forma de perro de Boston Dynamics, permite la comunicación con los pacientes. El robot también está equipado con una cámara infrarroja, junto a tres cámaras monocromáticas que son capaces de filtrar diferentes longitudes de onda de luz, según el comunicado.

publicidad
Spot, el perro robótico para mantener la distancia física 0:35

Estas cuatro cámaras pueden medir la temperatura de la piel, la frecuencia respiratoria, la frecuencia del pulso y la saturación de oxígeno en la sangre desde una distancia de hasta 2 metros.

«Realmente no desarrollamos nueva tecnología para realizar las mediciones», explicó Huang. «Lo que hicimos fue integrarlos juntos muy específicamente para aplicarlo al covid-19, para analizar diferentes signos vitales al mismo tiempo».

Los investigadores esperan centrarse en las aplicaciones de triaje a corto plazo, con el objetivo de finalmente implementar robots como este en las habitaciones de hospital de los pacientes para monitorearlos continuamente y permitir que los médicos los controlen sin tener que entrar en la habitación.