CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Guatemala

Autoridades de Guatemala buscan debilitar a la pandilla Barrio 18

Por Michelle Mendoza

(CNN Español) — El principal líder de la pandilla El Barrio 18, Aldo Dupie Ochoa Mejía, fue trasladado este martes desde el Centro de Detención Preventiva para Hombres de la zona 18 hacia la cárcel de máxima seguridad ubicada dentro de un cuartel militar de Guatemala.

La reubicación, cuyo operativo policial involucró la participación de medio centenar de elementos de la Policía Nacional Civil, es parte de una iniciativa que las autoridades pusieron en marcha desde el lunes con el objetivo de debilitar a la llamada Rueda del Barrio 18, una cúpula delincuencial que opera desde el interior de los centros penitenciarios del país.

El viceministro de Seguridad, Gendri Rocael Reyes, dijo a CNN que Ochoa, alias «El Lobo», es el líder del grupo criminal, formado por entre 37 a 40 jefes de pandillas que permanecían recluidos, junto a 700 miembros de esa organización criminal, en el Centro de Detención Preventiva para Hombres de la zona 18. Desde allí, según el funcionario, lograban controlar a por lo menos 12.000 pandilleros, a su vez divididos en 36 clicas o grupos criminales que operan en todo el país y son los estrategas de hechos delictivos como secuestros y extorsiones.

El lunes, el presidente Alejandro Giammattei recordó que las condenas dictadas a «El Lobo» suman 1. 670 años de cárcel.

Entre los delitos comprobados está el porte ilegal de armas, drogas y explosivos; extorsión, secuestro y homicidios. Algunos de ellos fueron cometidos durante su encarcelamiento.

Aldo Dupie Ochoa Mejía ha caído preso en varias ocasiones. La primera vez que estuvo en un centro correccional para menores tenía 16 años. A partir de 2002 ingresó varias veces a las cárceles guatemaltecas entre procesos penales y presentaciones ante diferentes tribunales. El 30 de diciembre de 2015 compareció por última vez ante un juzgado. Ese día miembros de su organización intentaron rescatarlo, pero fracasaron, según informó el Sistema Penitenciario a CNN.

Dada su alta peligrosidad y el alcance de sus órdenes, Ochoa Mejía permanecerá en un espacio diseñado con vigilancia las 24 horas, sin posibilidad de comunicarse con el exterior. Recibirá solo dos horas diarias de luz del sol.

Reyes manifestó que aunque en las instituciones encargadas de la seguridad hay consciencia de que al “haberse roto la rueda” se incrementarán los niveles de amenazas, cree que es inminente el debilitamiento de la estructura.

Antes del traslado de “El Lobo”, CNN informó de un motín iniciado por miembros del Barrio 18 en el Centro de Alta Seguridad de Escuintla, conocido como “El Infiernito”, a 80 km de la capital.

Este incidente fue una represalia contra las autoridades del Ministerio de Gobernación luego del comienzo de la reubicación de los casi 40 jefes de clicas, según confirmó el propio presidente Alejandro Giammattei en su mensaje del lunes.

Durante más de 15 horas, los pandilleros del barrio 18 mantuvieron como rehenes al menos a 10 guardias como mecanismo de presión para detener el operativo del gobierno.

Más de 2.000 policías fueron desplegados en los alrededores de esa prisión. Luego de una negociación entre los líderes del motín y el propio viceministro de Seguridad Reyes los custodios fueron liberados.