CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Europa

Europa empujó el límite de hasta dónde reabrir. Ahora puede que sea demasiado tarde para prevenir una segunda ola de covid-19

Por Emma Reynolds, Sharon Braithwaite

(CNN) — Los casos de coronavirus en Europa están «casi de regreso» a los niveles observados en marzo, cuando las tasas de infección alcanzaron su punto máximo, advirtieron científicos a medida que crecen las preocupaciones por una posible segunda ola.

Países de todo el continente han estado aliviando los cierres y permitiendo la reapertura de restaurantes, tiendas minoristas y oficinas en un esfuerzo por reactivar sus economías. Pero la relajación de las restricciones ha provocado un aumento de las infecciones que coloca a Europa en una posición vulnerable.

«El virus no ha estado durmiendo durante el verano, por lo que no se tomó vacaciones y eso es algo que vemos ahora», dijo Andrea Ammon, directora del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés), durante un debate celebrado por la Unión Europea el miércoles.

europa-covid-19-segunda-ola

Una mujer con una mascarilla abre una tienda en el centro de Madrid, España, el 3 de septiembre.

Ammon dijo que el aumento en las tasas de infección reportadas había sido más lento que en marzo, cuando países como Italia y España se vieron particularmente afectados por el covid-19, pero que ha estado creciendo durante semanas.

Sin embargo, las muertes en Europa han bajado de un promedio móvil de siete días de alrededor de 4.000 a principios de abril a cerca de 300 a principios de septiembre, según el análisis de CNN de cifras de la Universidad Johns Hopkins.

publicidad

«Hemos visto esta semana que la tasa de notificación en los países de la UE y el EEE (Espacio Económico Europeo) y el Reino Unido es ahora de 46 por cada 100.000″, dijo Ammon. “Quizás recuerden que en un momento ya hemos estado por debajo de los 15, por lo que hay un aumento y este aumento lo venimos viendo desde hace más de cinco semanas (…). Estamos casi de vuelta en los números que vimos en marzo», explicó.

A mediados de agosto, el ECDC dijo que los nuevos grupos de infecciones parecían estar vinculados a personas más jóvenes que se aventuraban en bares, restaurantes y otros lugares públicos.

España prepara nuevas medidas para frenar la pandemia 2:23

Ammon dijo el miércoles que el resurgimiento ahora también se estaba viendo entre los grupos demográficos de mayor edad. «En agosto (…) estamos viendo más que también (una) población mayor se ve afectada, lo que indica que realmente es un verdadero aumento en la transmisión», dijo.

El profesor Mark Woolhouse, epidemiólogo de la Universidad de Edimburgo, le dijo a CNN que si bien los cierres iniciales habían ayudado a frenar la rápida escalada de la epidemia y a reducir el número de casos, «simplemente empujaba el problema unos meses más adelante».

«Ahora nos enfrentamos al problema que tuvimos en marzo, que el virus está ahí afuera, (y) tiene el potencial de causar una gran epidemia como lo hizo en marzo. En ese sentido, no estamos más adelante en absoluto, simplemente retrasamos todo», dijo.

Woolhouse dijo que era importante ser cauteloso al comparar los números de casos, porque la mayoría de los países ahora tienen una capacidad de prueba mucho mayor que en marzo, pero señaló que la proporción de pruebas que dan positivo también está comenzando a aumentar. «De todos los indicadores (…) ese es el que me llama la atención», dijo.

«(Todo) vuelve a este número R crucial (el número de reproducción, que indica la propagación del virus), de si está por encima de uno o por debajo de uno, pero en las primeras etapas de la primera ola estaba cerca de tres. Y simplemente no puedo ver que se le permite acercarse a eso», explicó Woolhouse.

europa-coronavirus-segunda-ola

Estudiantes hacen un examen de aptitud para la Universidad de Medicina en Roma, Italia, el 3 de septiembre.

Woolhouse agregó que los países ahora tienen una mejor vigilancia y pueden tener cierres locales dirigidos de maneras más específicas, pero que un monitoreo cuidadoso es vital.

«Si vamos a intentar volver a alguna forma de normalidad, tenemos muy pocas opciones más que tomarlo con calma, tomarlo con cuidado y ver qué pasa (…). Hay un retraso de dos o tres semanas en el sistema», explicó.

Las escuelas han reabierto recientemente en muchos países europeos, pero Ammon dijo que todavía hay «muy pocos brotes significativos en las escuelas que han sido documentados y la evidencia es realmente conflictiva en este momento (sobre) si es útil o no desde el punto de vista de la transmisión cerrar escuelas».

Francia, Alemania e Italia han reportado el mayor número de casos nuevos en meses, y España alcanzó la semana pasada su récord de 24 horas de toda la pandemia. Países como Grecia y Croacia, en gran parte salvados de la primera ola, experimentaron un rápido aumento en el número de casos en agosto, ya que los turistas tomaron vacaciones de verano tras la reapertura de las fronteras internas de Europa en junio.

Los gobiernos que esperan evitar segundos cierres a nivel nacional han introducido nuevas medidas que incluyen cierres de clubes nocturnos, toques de queda y uso obligatorio de mascarillas en los espacios públicos. Pero las reglas se han enfrentado con protestas masivas en países como Alemania y el Reino Unido.

Berlín prohíbe protestas contra las restricciones por covid-19 0:39

A medida que los días se acortan, Europa se prepara para la siguiente fase de esta batalla en constante cambio.

Ivana Kottasova y Melissa Bell de CNN contribuyeron con este reporte.