CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Historia

No, un hombre negro no inventó la bombilla. Pero Lewis Howard Latimer la mejoró

Por Leah Asmelash

(CNN) –– Este jueves, el candidato presidencial demócrata Joe Biden afirmó que un hombre negro había inventado la bombilla y no «un hombre blanco llamado Edison».

Biden estaba en una reunión comunitaria en Kenosha, Wisconsin, el lugar del reciente tiroteo policial contra Jacob Blake. El candidato hacía referencia a las formas en las que los negros estadounidenses han sido despojados de la historia del país y no se mencionan en las escuelas.

Sin embargo, la cuestión es que sus datos estaban un poco fuera de lugar. Hasta donde sabemos, Edison sí creó la bombilla, pero un inventor negro llamado Lewis Latimer la hizo mejor y más accesible.

Así fue cómo sucedió.

La bombilla de Edison

Desde 1878, Thomas Edison pasó más de un año tratando de desarrollar una bombilla incandescente con electricidad para calentar un filamento delgado. La bombilla de Edison se parecía mucho a lo que estamos acostumbrados: un filamento en una bombilla de vidrio, según el Instituto Franklin.

Pero después de años de experimentos y miles de pruebas de varios materiales de filamentos, su bombilla de luz de mayor duración solo funcionaba unas 15 horas antes de que el filamento se quemara.

La primera bombilla eléctrica, inventada por Thomas Alva Edison en 1879 y patentada el 27 de enero de 1880.

Las mejoras de Latimer

Por el mismo momento en que Edison experimentaba con su bombilla –– utilizando filamentos carbonizados de madera de laurel, cedro, bambú y otras fibras–– Latimer también lo hacía.

Latimer nació un año después de Edison en 1848 y fue un inventor conocido por trabajar en estrecha colaboración con Alexander Graham Bell, quien inventó el teléfono (aunque algunos afirman que la invención es en realidad de Latimer).

Según el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), Latimer mejoró el diseño original de Edison. Latimer creó una bombilla con un filamento de carbono más duradero. Vendió la patente a US Electric Co. en 1881 y un año después patentó un proceso para fabricar de manera eficiente el filamento de carbono. Incluso escribió un libro en 1890 sobre iluminación eléctrica, el primero de su tipo.

Debido a las contribuciones de Latimer, las bombillas incandescentes se volvieron más asequibles y prácticas, explicó el MIT, transformando así la cultura estadounidense.