CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Los estadounidenses necesitan «resguardarse» este otoño e invierno boreal, ya que la pandemia de covid-19 probablemente empeorará, dice Fauci

Por Christina Maxouris

(CNN) — Los casos de coronavirus en Estados Unidos, en otoño e invierno, podrían aumentar.

Esto a pesar de que casi 30 estados de Estados Unidos reportan tendencias a la baja en los casos de covid-19, pero es probable que la pandemia empeore nuevamente, según el principal experto en enfermedades infecciosas del país.

«Tenemos que resguardarnos y pasar este otoño e invierno porque no será fácil», dijo el jueves el Dr. Anthony Fauci.

La advertencia no es nueva: los expertos, incluido el director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, han alertado, durante mucho tiempo, que los meses venideros serán un desafío. No ayuda que Estados Unidos continúe viendo alrededor de 36.000 casos nuevos de covid-19 cada día, lo que es mejor que los registros de agosto, pero aún es demasiado alto, según Fauci.

Experto advierte por contagios en otoño e invierno 1:10

«Sigo mirando esa curva y me deprimo más y más por el hecho de que nunca llegamos a la línea de base que me gustaría», dijo.

publicidad

Hay muchas cosas que podrían ayudar a aumentar los números de covid-19 a medida que llega la temporada de otoño. Las universidades de todo el país se han convertido en puntos críticos para el virus semanas después de la reapertura. Y cuando los estudiantes regresen a casa, lo que los funcionarios de salud han pedido, podrían transmitir la enfermedad a más comunidades.

A medida que el clima se vuelve más frío, las actividades que disfrutan los estadounidenses probablemente se trasladen al interior, donde el virus se puede propagar más fácilmente.

La pandemia pronto se acumulará además con la temporada de influenza, lo que significa que los médicos tendrán más dificultades para diferenciar a los pacientes que pueden tener covid-19 de aquellos que se han infectado de influenza. Las tensiones en el sistema de salud harán que sea uno de los «momentos más difíciles que hemos experimentado en la salud pública estadounidense», dijo el Dr. Robert Redfield, director de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

Vacunas contra influenza o hepatitis podrían ayudar ante covid-19 0:32

Así está el coronavirus en Estados Unidos

Ahora hay más de 6,3 millones de infecciones reportadas en Estados Unidos desde el comienzo de la pandemia y al menos 191.789 muertes, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Y esos son solo los casos que se han registrado: el número real de contagios podría ser mucho mayor. Es posible que muchos hayan tenido covid-19 sin saberlo, ya que los CDC proyectan que aproximadamente el 40% de las personas infectadas no muestran ningún síntoma.

Otros podrían haber estado enfermos, pero nunca se hicieron la prueba que necesitaban. Un nuevo estudio dice que Estados Unidos subestimó en gran medida los casos de covid-19 al comienzo de la pandemia, perdiendo el 90% de ellos, principalmente debido a la falta de pruebas.

En Estados Unidos, 28 estados están informando tendencias a la baja en sus casos, incluidos Florida y California, en comparación con la semana anterior, y 14 estados están avanzando de manera constante.

A los expertos les preocupa que se produzca un aumento de casos semanas después de las celebraciones del Día del Trabajo, del fin de semana pasado, de manera similar a cómo los casos comenzaron a acelerarse después del feriado del 4 de julio.

«No creo que sea necesario mucho para traernos de regreso a los 70.000 casos nuevos por día», dijo anteriormente a CNN el Dr. Peter Hotez, decano de la Escuela Nacional de Medicina Tropical de la Facultad de Medicina Baylor.

La Dra. Deborah Birx, coordinadora del grupo de trabajo de la Casa Blanca sobre el coronavirus, instó a las personas a hacerse la prueba después del fin de semana festivo si socializaban de cerca para evitar una mayor propagación en la comunidad.

Esto es lo que ayudará a combatir el covid

Las cosas empezarán a cambiar una vez que la vacuna esté ampliamente disponible, dice Fauci. Pero es probable que falten meses para la aprobación de una, a pesar de las afirmaciones del presidente de que una vacuna podría estar disponible para el día de las elecciones.

El Dr. Scott Gottlieb, excomisionado de la Administración de Medicamentos y Alimentos y de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), le dijo a CBS, a principios de esta semana, que la probabilidad de que una vacuna sea ampliamente accesible este año es «extremadamente baja».

Los funcionarios de salud, incluido Fauci, han dicho que es probable que la vacuna esté disponible para su uso a fines de este año o principios del próximo. Mientras tanto, los CDC han recomendado a los estados que comiencen a prepararse para distribuir la vacuna.

Trump quería minimizar el covid-19 1:29

Pero hasta que Estados Unidos tenga una vacuna, todavía hay formas de ayudar a frenar la propagación del virus.

Las cubiertas faciales siguen siendo la herramienta más poderosa para combatir la transmisión.

Si el 95% de los estadounidenses usaran mascarillas, se podrían salvar más de 120.000 vidas antes del 1 de enero, según expertos del proyecto del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington.

Según un experto, el mayor error del país en la pandemia fue no lograr que suficientes estadounidenses usaran mascarillas.

«Cuando miras los países donde la mortalidad es una fracción de lo que es en Estados Unidos, el tema común desde el comienzo de la pandemia fue el enmascaramiento universal», dijo el Dr. Jonathan Reiner, analista médico de CNN y profesor de Medicina en Universidad George Washington.

Los estudiantes universitarios con coronavirus no deben regresar a casa

Las universidades de todo el país han hecho de las mascarillas un requisito con la esperanza de reducir los casos de covid-19. Pero apenas unas semanas después del primer semestre, los campus de los 50 estados han reportado contagios.

La Universidad de Texas en Austin anunció, esta semana, que tiene tres grupos confirmados en el campus que, en conjunto, representan alrededor de 100 casos positivos del virus. La Universidad Estatal de San Diego confirmó casi 400 infecciones entre estudiantes, a principios de esta semana, varios días después de anunciar la suspensión de la instrucción presencial.

Y más de 1.300 estudiantes de la Universidad Estatal de Arizona han dado positivo por el virus desde el 1 de agosto.

Los colegios y universidades deberían tratar de aislar a los estudiantes infectados en lugar de enviarlos a casa, dijo Fauci.

«Si los envía de regreso a su comunidad, en esencia se volverá a sembrar con individuos capaces de transmitir la infección a muchas comunidades en todo el país», dijo a principios de esta semana.

«Así que es mucho, mucho mejor tener la capacidad de ponerlos en un lugar donde puedan recuperarse cómodamente».

— Shelby Lin Erdman, Gisela Crespo, Kay Jones y Lauren Mascarenhas de CNN contribuyeron a este informe.