CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

El director de los CDC afirma que las mascarillas serían más efectivas que las vacunas y Trump no está de acuerdo

Por Maegan Vazquez

(CNN) — El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvió a contradecir las declaraciones de sus propios funcionarios de salud sobre el coronavirus, esta vez sobre la importancia del uso de mascarillas y el cronograma para una vacuna.

Y denigró al Dr. Robert Redfield, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés), al decir que el médico se había «confundido» en su testimonio ante el Congreso.

Redfield dijo el miércoles que las mascarillas pueden ser una protección más efectiva contra el coronavirus que cualquier vacuna potencial que el presidente no puede dejar de promocionar. Y estableció un cronograma de cuándo el público en general en EE.UU. podría esperar a ver los resultados de la vacunación generalizada contra el coronavirus en el segundo o tercer trimestre de 2021.

Mascarilla o vacuna

Esas declaraciones parecían contradecir lo que Trump ha estado diciendo.»Incluso podría llegar a decir que esta mascarilla tiene más garantías de protegerme contra el covid que cuando me ponga una vacuna de covid, porque la inmunogenicidad puede ser del 70%.

«Y si no obtengo una respuesta inmune, la vacuna no me protegerá. Esta mascarilla sí lo hará», dijo Redfield a legisladores durante un testimonio público.

Agregó que el público estadounidense aún no ha aceptado el uso de mascarillas a un nivel que pueda controlar eficazmente el brote.

publicidad

LEE: Los países ricos ya se han apoderado de más de la mitad del suministro de la vacuna contra el coronavirus

La respuesta de Trump

Respondiendo al testimonio de Redfield en el Congreso, Trump llevó sus críticas al médico, a quien él mismo nombró para dirigir el CDC, un paso más allá, contradiciendo al director de la agencia en dos aspectos: la línea de tiempo para una vacuna contra el coronavirus y la efectividad de las mascarillas en comparación con la inoculación.

Redfield le dijo a la Comisión de Asignaciones del Senado el miércoles: «Si me pregunta cuándo estará disponible para el público estadounidense, para que podamos comenzar a aprovechar la vacuna para volver a nuestra vida normal, creo que probablemente estemos mirando hacia el tercer trimestre, finales del segundo trimestre, tercer trimestre de 2021».

El presidente dijo a periodistas que Redfield estaba «confundido» cuando dijo eso. «Creo que cometió un error cuando dijo eso. Es información incorrecta», dijo Trump.

El presidente también dijo que los comentarios de Redfield acerca de que las mascarillas podrían ser más efectivas que una vacuna eran incorrectos y que Redfield pudo haber entendido mal la pregunta.

«Quizá lo entendió mal», dijo Trump, y luego agregó: «En lo que respecta a las mascarillas, espero que la vacuna sea mucho más beneficiosa que las mascarillas».

Aclaración de Redfield

Redfield dijo en un comunicado con respecto a su testimonio sobre la mascarilla que él cree en la «importancia de las vacunas y la importancia en particular de una vacuna para el covid-19».

«Una vacuna para el covid-19 es lo que hará que los estadounidenses vuelvan a la vida cotidiana normal. La mejor defensa que tenemos actualmente contra este virus son los importantes esfuerzos de mitigación de usar una mascarilla, lavarse las manos, distanciamiento social y tener cuidado con las multitudes», dijo, sin abordar la afirmación de Trump de que estaba confundido.

Un portavoz de los CDC emitió un comunicado respondiendo al comentario de Trump sobre la vacuna aparentemente respaldando la afirmación del presidente.

«En la audiencia de hoy, el Dr. Redfield estaba respondiendo una pregunta que pensaba que estaba relacionada con el período de tiempo en el que todos los estadounidenses habrían completado su vacunación contra el covid, y su estimación era para el segundo o tercer trimestre de 2021.

«No se refería al período de tiempo en que las dosis de la vacuna del covid-19 estarán disponibles para todos los estadounidenses», dijo el portavoz.

No es la primera vez

Esta no es la primera vez que Trump obliga a Redfield a revisar las respuestas que ha dado sobre la pandemia.

A principios de este año, Trump afirmó que Redfield había sido citado incorrectamente en The Washington Post, antes de que el médico confirmara que había sido citado con precisión.

El intercambio se produce el día después de que la Casa Blanca de Trump celebró una ceremonia de acuerdo de paz con dignatarios de tres países extranjeros que ignoraron en gran medida el distanciamiento social y las pautas de uso generalizado de máscara, y el presidente nombró torpe e infundadamente a los «camareros» como parte de un grupo de personas a las que no les gusta usar mascarillas para prevenir la propagación del virus.

A pesar de los repetidos llamados de los CDC para que los estadounidenses usen máscaras faciales para evitar la propagación del coronavirus, Trump dijo durante un foro público de ABC el martes por la noche que «hay mucha gente que piensa que las mascarillas no son buenas».

LEE: Qantas ofrece un vuelo turístico por Australia para la gente que extraña volar. Se vendió en minutos

Camareros «juegan con la mascarilla»

Cuando se le pidió un ejemplo específico, Trump dijo camareros.

«Vienen, te sirven y tienen mascarilla. Y lo vi el otro día, donde me estaban atendiendo y están jugando con la mascarilla. No los culpo. … Están jugando con la mascarilla … La están tocando y luego están tocando el plato. Eso no puede ser bueno», dijo Trump.

El presidente ocasionalmente se ha puesto una mascarilla y ha dicho que son importantes. Pero sus acciones envían un mensaje diferente a sus simpatizantes.

La Casa Blanca y la campaña de reelección de Trump también han ignorado la orientación de los CDC, las pautas estatales y los funcionarios de salud pública locales, lo que permite que grandes multitudes de asistentes a mítines políticos estén hombro con hombro y no se les exija el uso de mascarilla.

Otros altos funcionarios de salud de la administración de Trump, incluido el almirante Brett Giroir, subsecretario de salud y servicios humanos, y el Dr. Bob Kadlec, subsecretario de preparación y respuesta en el Departamento de Salud y Servicios Humanos, también testificaron el miércoles sobre la importancia de uso de las mascarillas para prevenir la propagación del coronavirus.

«Apoyamos el uso de mascarillas»

Después de que Trump cuestionó la efectividad de las mascarillas en ABC, su secretaria de prensa, Kayleigh McEnany, dijo a periodistas el miércoles que el presidente «siempre ha apoyado el uso de mascarillas».

«Ayer estaba señalando una cita, ese evento que el Dr. (Anthony) Fauci ha señalado, que es que las mascarillas pueden tener consecuencias no deseadas. Si bien apoyamos el uso de ellas, y es patriótico hacerlo, la consecuencia no deseada puede ser un uso inapropiado», dijo McEnany.

Nick Valencia, Nicky Robertson, Allison Main y Jason Hoffman de CNN contribuyeron a este informe.