CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Estados Unidos no tiene que esperar una vacuna para controlar el covid-19, dice el principal médico del país

Por Christina Maxouris

(CNN) — Con el cronograma de una vacuna ampliamente disponible aún desconocida, el principal médico del país dice que Estados Unidos no tiene que esperar una vacuna para controlar el covid-19.

«Podemos hacerlo ahora mismo», dijo, este jueves, el Dr. Jerome Adams, director general de Sanidad. «Las herramientas para detener este virus ya están en nuestras comunidades».

Se ha hecho antes, en lugares como Nueva York, dijo Adams.

Nueva York fue el estado más afectado por el virus a principios de la primavera. El estado implementó una de las primeras órdenes de confinamiento en Estados Unidos y reabrió las regiones solo cuando cumplieron con varios requisitos de salud. En las últimas semanas, Nueva York ha mantenido una tasa de infección inferior al 1%.

«Nuestras cifras continúan reflejando el trabajo de los neoyorquinos, quienes finalmente aplanaron la curva», dijo el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, a principios de esta semana. «A medida que nos acercamos al otoño y la temporada de influenza, necesitamos que todos sigan usando mascarillas, se distancien físicamente y se laven las manos».

publicidad
Primeras vacunas de Pfizer y BioNTech serán para EE.UU. 1:31

Cómo controlar el coronavirus sin la vacuna

Puede parecer una solución simple a un problema complejo, pero los funcionarios de salud de todo el país han dicho que el cumplimiento generalizado de las medidas de seguridad, como el uso generalizado de mascarillas, podría ser casi tan poderoso como otro confinamiento. Y los investigadores del proyecto del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington dicen que podrían salvarse más de 115.000 vidas, en enero, si el 95% de los estadounidenses usaran mascarillas.

Estas medidas, si se implementan, también podrían significar una temporada de influenza más leve este año, según un nuevo estudio.

«Si continúan las amplias medidas de mitigación en la comunidad durante el otoño, la actividad de la influenza en Estados Unidos podría permanecer baja y la temporada podría reducirse o retrasarse», dice un estudio publicado, el jueves, en la revista Morbidity and Mortality Weekly, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés).

La importancia de lograr la inmunidad de rebaño 20:45

Casi 200.000 muertes por coronavirus en EE.UU.

Hasta ahora, más de 6,6 millones se han infectado por covid-19 en Estados Unidos desde el comienzo de la pandemia. Y al menos 197.633 personas han muerto, según la Universidad Johns Hopkins. Y un pronóstico conjunto, publicado el jueves por los CDC, proyecta que más de 20.000 estadounidenses podrían morir en las próximas tres semanas a causa del covid-19.

Pero no está claro qué ocurrirá después en la pandemia.

Algunos expertos han ofrecido predicciones sombrías sobre el otoño y el invierno en Estados Unidos.

Si aumentan los casos de gripe y covid-19, eso podría abrumar rápidamente la capacidad del sistema de atención médica, dijo Adams. Y los médicos tendrán dificultades para diferenciar entre los síntomas de covid-19 y los síntomas de la gripe, advirtieron los expertos.

«Esta temporada de gripe será la temporada de gripe más importante que hemos tenido en décadas», dijo Adams. Agregó que probablemente también servirá como un buen indicador de cuántas personas recibirán la vacuna contra el covid-19.

«Es una oportunidad para echar a andar las máquinas y tener esa conversación», agregó.

Hay otros escenarios en el futuro: con la ayuda de vacunas contra la gripe y otras medidas de mitigación, es posible que Estados Unidos no tenga que dar la doble batalla que algunos expertos predijeron para este otoño, dijo el Dr. Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas del país.

Toque de queda en Melbourne, Australia, tras mortal brote de covid-19 3:13

El caso Australia

Australia vio la menor cantidad de casos de gripe «del que se tenga memoria» durante el invierno, entre abril y septiembre, dijo Fauci en una entrevista con la estación de radio WTOP de Washington.

«Casi, como lo llaman, tuvieron una temporada de gripe ausente», dijo Fauci.

La teoría es que todas las precauciones que tomaron para contener la pandemia en realidad «evitaron una temporada de gripe», dijo.

«Es muy posible que, a pesar del temor de que íbamos a tener un doble golpe —es decir, la temporada de gripe superpuesta a una continuación de covid-19— ese no sea el caso», dijo Fauci.

Docentes en riesgo en todo Estados Unidos

El país ha continuado navegando su respuesta a la crisis en medio de una temporada de regreso a clases como ninguna otra. Si bien docenas de distritos en todo el país optaron por comenzar el año virtualmente, otros estudiantes regresaron a clase, y con ellos llegaron más casos de covid-19.

En Massachusetts se pidió a casi 30 adolescentes que se pusieran en cuarentena después de que los padres enviaran a un niño a la escuela a pesar de saber que el estudiante estaba infectado, según el distrito escolar y el alcalde de la ciudad. En Florida, la cantidad de menores de 18 años que han contraído el virus en todo el estado ha aumentado un 26% desde que muchas escuelas públicas abrieron sus puertas el mes pasado.

El regreso a las escuelas se produce a pesar de semanas de protestas de los líderes educativos que temían que el regreso a la escuela pudiera ser mortal.

Los resultados de un nuevo estudio ahora muestran que entre el 42% y el 51% de todos los empleados escolares en Estados Unidos cumplía con los criterios de los CDC para tener un mayor riesgo de infección por covid-19 o un riesgo potencialmente mayor de infección por covid-19.

Los CDC dicen que las condiciones de salud subyacentes como la obesidad, la diabetes y las enfermedades cardíacas y la vejez ponen a las personas en los grupos de mayor riesgo.

«De todos los adultos con factores de riesgo de los CDC para covid-19 severo, entre 33,9 millones y 44,2 millones tenían conexiones directas o dentro del hogar con las escuelas», escribieron los investigadores de la Agencia para la Investigación y la Calidad de la Atención Médica.

Los resultados, escribieron los investigadores, resaltan el «desafío de salud pública que surge cuando el riesgo de exposición relacionada con la escuela se combina con el potencial de transmisión dentro del hogar».

Los estudiantes universitarios

Las transmisiones dentro del hogar también han sido una preocupación entre los expertos cuando se trata de estudiantes universitarios, muchos de los cuales podrían regresar a casa para los próximos descansos o ya están viviendo con sus padres.

Es por eso que Fauci ha instado a los colegios y universidades a aislar a los estudiantes infectados por el virus en el campus en lugar de enviarlos a casa. Las universidades en los 50 estados han reportado casos positivos de covid-19.

«Si los envía de regreso a su comunidad, en esencia se volverá a sembrar con individuos que son capaces de transmitir la infección, muchas comunidades en todo el país», dijo Fauci, a principios de este mes.

— Lauren Mascarenhas, Shelby Lin Erdman, Ben Tinker y Andrea Kane de CNN contribuyeron a este informe.