CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

La lista de Trump de posibles candidatos a juez de la Corte Suprema

Por Ariane de Vogue, Devan Cole, Paul LeBlanc

(CNN) — El presidente Donald Trump prometió nombrar a una mujer para reemplazar a la fallecida jueza de la Corte Suprema, Ruth Bader Ginsburg. Una lista de más de 20 posibles candidatos ha circulado en las últimas semanas. La lista  incluye conservadores prominentes y menos conocidos que, sin duda, inclinarían aún más a la corte hacia la derecha si son designados.

La muerte de Ginsburg, un ícono liberal, el pasado viernes, le brinda a Trump la oportunidad de nombrar a su tercer juez en la Corte. Esta es una medida que seguramente enfurecerá a los demócratas y satisfará a los republicanos que buscan agregar un sexto juez conservador a la Corte Suprema.

Estos son algunos de los miembros más notables de la lista de posibles candidatos de Trump.

Trump desoye críticas y última voluntad de jueza Ginsburg 2:36

Amy Coney Barrett

En esta fotografía de archivo, del 19 de mayo de 2018, Amy Coney Barrett, juez de la Corte de Apelaciones del Séptimo Circuito de los Estados Unidos, habla durante la ceremonia de graduación de la Facultad de Derecho de la Universidad de Notre Dame, en la Universidad en South Bend, Indiana (Robert Franklin / South Bend Tribune vía AP, Archivo)

Es la exsecretaria del difunto juez Antonin Scalia. Barrett fue elegida por Trump para un puesto en la Corte de Apelaciones del Séptimo Circuito de EE.UU..

Nació en 1972 y se desempeñó como profesora de Derecho en su alma mater, la Universidad de Notre Dame.

publicidad

Durante su audiencia de confirmación, tuvo un intercambio contencioso con la senadora Dianne Feinstein, de California, la principal demócrata de la Comisión Judicial del Senado. Feinstein le preguntó sobre escritos anteriores sobre la fe y la ley. En un momento, Feinstein le preguntó a Barrett si el «dogma vive fuerte en ella». Los partidarios de Barrett sugirieron que Feinstein estaba intentando aplicar una prueba de fuego religiosa a la nominada.

Barrett es citada en una publicación afiliada a Notre Dame, de 2013, diciendo que cree que es «muy poco probable en este momento» que la Corte Suprema anule el caso Roe v. Wade. El caso fue una histórica decisión de 1973 que legalizó el aborto en Estados Unidos.

El líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, ha hablado con Trump más de una vez, este fin de semana, y le ha indicado que él y los senadores republicanos conocen bien a Barrett. Por tanto, esto sugiere que su designación podría avanzar más rápido porque conocen su historial, según una fuente familiarizada con el asunto.

Pero la sugerencia de una selección de Barrett encontró una fuerte desaprobación del líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer. El congresista dijo en una conferencia, el domingo, que ella «representa todas las cosas en contra de Ruth Bader Ginsburg y tantas cosas que la gran mayoría de los estadounidenses está en contra».

Trump desoye críticas y última voluntad de jueza Ginsburg 2:36

Barbara Lagoa

Barbara Lagoa, en el centro, fue elegida por el gobernador Ron DeSantis para la Corte Suprema de Florida. En esta foto aparece en un evento con el gobernador Ron DeSantis y la vicegobernadora Jeanette Nunez, el 9 de enero de 2019, en Miami. (Foto AP / Wilfredo Lee)

Trump nombró a Lagoa como juez de la Corte de Apelaciones del 11° del Circuito de EE.UU. en 2019. Antes de eso, fue la primera mujer hispana y la primera mujer cubanoestadounidense en la Corte Suprema de Florida, que es un campo de batalla en la campaña presidencial.

Si es nombrada para el tribunal superior, sería su segunda jueza de ascendencia latina, después de Sonia Sotomayor, quien es la primera jueza latina desde 2009.

Lagoa, quien cuenta con el respaldo de muchos evangélicos, es oriunda de Florida y tiene conexiones profundas en el estado que podría ser un campo de batalla.

Trump, el sábado, la llamó «una persona extraordinaria» y señaló que es hispana.

«Escuché cosas increíbles sobre ella. No la conozco. Es hispana y muy respetada en Miami», dijo Trump.

Si bien Trump se reunió con Barrett en el período previo a la confirmación de Brett Kavanaugh, no está claro si tuvo una reunión cara a cara con Lagoa.

Allison Jones Rushing

(Tom Williams/CQ Roll Call)

Otra persona nombrada por Trump es Rushing. Ella se ha desempeñado en la Corte de Apelaciones del 4to Circuito de EE.UU. desde su confirmación en el Senado, en marzo de 2019.

Nació en 1982. Y una designación al tribunal superior pondría a Rushing a servir a través de múltiples gobiernos durante las décadas venideras.

Los demócratas han criticado a Rushing por su corta carrera. Y su nombramiento a la Corte de Apelaciones del 4to Circuito de EE.UU. provocó un escrutinio considerable por parte de las organizaciones de derechos civiles, en parte por sus vínculos con Alliance Defending Freedom (ADF). Allí hizo una pasantía y luego habló con estudiantes de Derecho en ADF en eventos patrocinados.

«Su historial muestra claramente que no será una jueza justa e independiente, una realidad con consecuencias nefastas para los casos del Cuarto Circuito y el pueblo estadounidense», dijo Vanita Gupta, presidenta y directora ejecutiva de The Leadership Conference on Civil and Human Rights, en una declaración en ese momento.

Otros nombres indican lo que Trump está buscando

Si bien el presidente dijo que designará a una mujer, los hombres a los que ha presentado anteriormente para los nombramientos aún ofrecen una mirada al tipo de credenciales conservadoras que busca colocar en la Corte Suprema.

Amul Thapar, quien anteriormente se consideraba uno de los favoritos en caso de que surgiera una vacante, fue elegido personalmente por McConnell para servir como fiscal de Estados Unidos para el distrito este de Kentucky. Trump designó a Thapar para la Corte de Apelaciones del Sexto Circuito de EE.UU., en 2017.

En 2007, Thapar fue el primer estadounidense de ascendencia del sur de Asia en ser nombrado para un cargo de juez federal del Artículo III.

A la lista anterior de posibles candidatos de Trump se le unieron los exfiscales generales Paul Clement y Noel Francisco.

Francisco, quien renunció como procurador general en julio, al final del último mandato de la Corte Suprema, había servido cuando muchos asuntos controvertidos llegaron a la Corte, incluidas disputas sobre los registros financieros del presidente, la prohibición de viajes, el DACA, el programa de libertad religiosa y el esfuerzo por agregar una pregunta de ciudadanía al censo.

Clement se desempeñó como procurador general durante la presidencia de George W. Bush. Fue uno de los defensores de apelaciones más experimentados del país y ha argumentado más de 100 casos ante la Corte.

Trump había agregado varios nombres nuevos a su lista, a principios de este mes, incluidos tres senadores republicanos. Sin embargo, dos de ellos dijeron rápidamente que no estaban interesados en un lugar en la Corte. El tercero, el senador Tom Cotton, de Arkansas, respondió inicialmente diciendo que «siempre prestará atención al llamado de servicio a nuestra nación».

También dijo, en ese momento, que: «Es hora de que Roe v. Wade se acabe».

Cotton, sin embargo, dijo, el domingo, que ya no estaba en la lista de Trump para el puesto y que «se comunicó con la Casa Blanca que ahora no es el momento de tenerme bajo consideración».

— Maeve Reston y Alec Snyder de CNN contribuyeron a este informe.