CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Judicial

Dos agentes baleados durante protestas tras decisión en caso Breonna Taylor

Por Ray Sánchez, Elizabeth Joseph, Steve Almasy

(CNN) — Dos policías de Louisville fueron baleados el miércoles por la noche mientras manifestantes marchaban por la noticia de que solo uno de los tres policías involucrados en la muerte de Breonna Taylor fue acusado de cargos de poner a alguien en peligro con agravantes.

Los otros dos policías que también hicieron disparos durante la redada fallida en marzo no fueron procesados. Esto significa que ningún agente fue acusado de matar a la técnica de emergencias negra y aspirante a enfermera de 26 años.

Poco antes del toque de queda de las 9 pm ET en todo el condado, hubo informes de disparos cerca de una de las marchas. Dos de los agentes que respondieron recibieron disparos y tenían heridas que no ponían en peligro su vida, dijo a los periodistas el jefe interino de la policía, Robert Schroeder. Un sospechoso estaba bajo custodia, agregó.

Uno de los policías estaba en cirugía, dijo.

También hubo protestas en ciudades como Atlanta, Nueva York, Filadelfia y Washington.

La decisión sobre el caso Breonna Taylor

Las decisiones largamente esperadas del jurado investigador sobre los tres policías se producen más de seis meses después de que Taylor fuera asesinada a tiros luego de que los agentes de policía de Louisville derribaran la puerta de su apartamento mientras ejecutaban una orden de detención nocturna en una investigación de narcóticos el 13 de marzo.

publicidad

Los cargos contra el exdetective Brett Hankison fueron inmediatamente criticados como insuficientes por manifestantes y activistas.

Los cargos refieren que Hankison presuntamente disparó a ciegas a través de una puerta y ventana, y las balas entraron en un apartamento adyacente donde una mujer embarazada, un hombre y un niño estaban en casa, según el fiscal general del estado.

El sargento John Mattingly y el detective Myles Cosgrove, los otros dos agentes, no enfrentarán cargos luego de meses de manifestaciones y disturbios por el asesinato. El fiscal general de Kentucky, Daniel Cameron, dijo el miércoles que los agentes estaban «justificados en el uso de la fuerza» porque el novio de Taylor disparó primero contra los agentes. Un análisis balístico del FBI mostró que Cosgrove disparó el tiro que mató a Taylor, dijo.

Los activistas habían exigido cargos por delitos más graves y el arresto de los tres policías que dispararon la noche en que Taylor fue asesinada.

MIRA: Expolicía es acusado de tres cargos por la muerte de Breonna Taylor

Estallan enfrentamientos

Después de que se anunció la decisión, los miembros de la Guardia Nacional de Kentucky y la policía estatal se activaron cuando los manifestantes tomaron las calles. Estallaron algunos enfrentamientos con agentes antidisturbios.

El video aéreo de WLKY, afiliada de CNN, muestra una fuerte presencia policial junto con grandes grupos de manifestantes reunidos en algunas intersecciones. El video mostró a algunos de estos grupos involucrados en enfrentamientos con la policía. Se podía ver a varios grupos de personas sentadas en el suelo y detenidas con las manos atadas.

Angelo Pinto, cofundador de Until Freedom, una organización de justicia social que lucha contra la injusticia sistémica y racial, publicó un video en Instagram de las manifestaciones.

«No hay justicia, no hay paz», corearon los manifestantes.

Anteriormente, el alcalde de Louisville, Greg Fischer, y el jefe de policía interino de Louisville, Robert Schroeder, anunciaron un toque de queda de tres días en todo el condado. Comienza a las 9 pm ET y termina a las 6:30 am todos los días.

El abogado de la familia de Taylor calificó la decisión como ‘escandalosa y ofensiva’

Caso Breonna Taylor

Una mujer reacciona a la noticia de la decisión del jurado investigador en el caso de Breonna Taylor.

«La decisión ante mi oficina no es decidir si la pérdida de la vida de Breonna Taylor fue una tragedia», dijo Cameron, la primera persona negra en ocupar el cargo y una estrella republicana en ascenso. «La respuesta a esa pregunta es inequívocamente sí».

Cameron calificó la muerte de Taylor como «un caso emocionalmente desgarrador». Defendió la duración de la investigación y dijo que el tiempo reflejaba «lo importante que era hacer esto bien».

«Ciertamente entiendo el dolor que ha provocado la trágica pérdida de la Sra. Taylor. Entiendo que, como fiscal general, responsable de los 120 condados, en términos de ser el director legal, el director de la aplicación de la ley, lo entiendo. Lo entiendo como hombre negro, lo doloroso que es esto, por lo que fue tan increíblemente importante asegurarnos de que hicimos todo lo posible para descubrir todos los hechos».

El abogado Ben Crump, que representa a la familia de Taylor, en un comunicado calificó la decisión de «indignante y ofensiva».

Poner a alguien en peligro con agravantes

«Si el comportamiento de Hankison constituyó un peligro sin sentido para las personas en los apartamentos contiguos al de ella, entonces también debería considerarse un peligro sin sentido para Breonna. De hecho, debería haberse dictaminado un asesinato sin sentido», dijo.

La NAACP dijo en un comunicado que el sistema de justicia «le falló» a Taylor y que los cargos contra un agente «no van lo suficientemente lejos».

Poner a alguien en peligro con agravantes es un delito mayor de Clase D, el más bajo de cuatro clases de delitos graves. La pena máxima es de cinco años; el mínimo es un año.

Cameron dijo que habló con la madre de Breonna Taylor, Tamika Palmer, antes de su conferencia de prensa. Dijo que no hay nada que pueda hacer para «quitar el dolor y la angustia» que acompaña a la muerte de Taylor.

LEE: Louisville resuelve demanda de la familia de Breonna Taylor de muerte por negligencia por US$ 12 millones

El alcalde dice que las políticas de la policía deben cambiar

Durante meses, los manifestantes en Louisville han criticado la duración de la investigación. Y han exigido el arresto de todos los policías involucrados.

Fischer señaló que se estaba llevando a cabo una investigación federal sobre la muerte de Taylor. Y dijo que las políticas y procedimientos en Louisville deben cambiar «porque Breonna Taylor aún debería estar viva».

La muerte de Taylor provocó indignación en todo el país, cánticos de «di su nombre», llamadas para arrestar a los policías y un renovado enfoque sobre las mujeres negras asesinadas por la policía. Su historia ganó mayor atención durante las manifestaciones a nivel nacional que siguieron al asesinato de George Floyd a fines de mayo a manos de la policía de Minneapolis.

Cameron fue nombrado fiscal especial en el caso en mayo y el FBI también abrió una investigación. Después del anuncio de la decisión del jurado investigador, el FBI en Louisville dijo en un comunicado que la agencia «continúa investigando todos los aspectos de la muerte de Breonna Taylor. Nuestro trabajo continuará más allá de los cargos estatales anunciados hoy».

La madrugada del martes, Mattingly, el agente que recibió un disparo, envió un correo electrónico masivo al departamento defendiendo sus acciones y criticando a los líderes de la ciudad.

En junio, Hankison fue despedido por disparar «sin sentido y a ciegas» contra el apartamento de Taylor, dijo el jefe de policía de Louisville. Seis agentes involucrados en el incidente están bajo investigación interna, dijo el martes el departamento.

Acuerdo de US$ 12 millones

La ciudad de Louisville anunció el 15 de septiembre un acuerdo de US$ 12 millones en la demanda de la familia por homicidio culposo. La ciudad también acordó promulgar reformas policiales que incluyen el uso de trabajadores sociales para brindar apoyo en ciertas carreras policiales. Y exigir a los comandantes que revisen y aprueben las órdenes de registro antes de buscar la aprobación judicial.

Walker también ha presentado una demanda, diciendo que «vive con miedo constante» desde que fue arrestado –injustamente, afirma– por presuntamente dispararle a uno de los policías de Louisville. Los agentes de policía se han negado a comentar, citando una investigación en curso y un litigio pendiente.

La redada de entrada forzada de alto riesgo tiene un resultado mortal

A demonstrator holds an image of Breonna Taylor during a protest in Denver last June.

Una manifestante sostiene una imagen de Breonna Taylor durante una protesta en Denver en junio.

La policía creía que Taylor estaba sola en casa cuando de hecho estaba acompañada por su novio, que estaba legalmente armado, según una revisión de CNN del tiroteo. Ese error de cálculo, junto con la decisión de seguir adelante con una redada de entrada forzosa de alto riesgo en circunstancias cuestionables, contribuyó al resultado mortal.

El exnovio de Taylor fue el foco real de una investigación de narcóticos que llevó a los policías a ejecutar la orden judicial en su apartamento, donde no se encontraron drogas.

La policía dijo que un hombre estaba enviando drogas al departamento de Taylor para evitar la detección de una red de tráfico, según una declaración jurada de la policía para una orden de registro, que fue obtenida por CNN.

La orden de registro autorizó a la policía a registrar el apartamento de Taylor, dos vehículos y tres personas, incluida Taylor. Y confiscar, entre otras cosas, drogas y parafernalia de drogas, dinero, cajas fuertes, armas, documentos y computadoras. La orden no relacionó específicamente a Taylor con ninguna supuesta actividad relacionada con las drogas. La familia de Taylor y su abogado han sostenido que ella no estuvo involucrada en el presunto tráfico de drogas de su exnovio.

‘Gritando a todo pulmón’

Taylor, descrita por sus familiares como una mujer joven trabajadora y orientada a objetivos que puso énfasis en la familia, había estado trabajando como técnica médica de emergencias certificada en el momento de su muerte.

Taylor estaba durmiendo junto a su novio, Kenneth Walker III, en las primeras horas del 13 de marzo, cuando escucharon un ruido. Ambos se levantaron y caminaron hacia la puerta.

«Ella está gritando a todo pulmón –y yo también lo estoy en este punto– ‘¿quién es?'», recordó Walker, su novio. «Sin respuesta. Sin nada.»

Walker dijo a los investigadores que cuando escuchó golpes en la puerta, lo primero que pensó fue que era el exnovio de Taylor. Le preocupaba que pudiera haber problemas, así que tomó su arma.

Mientras Walker y Taylor se dirigían por un pasillo hacia la puerta principal, dijo Walker, la puerta salió disparada de sus bisagras.

«Así que solo eché un tiro», dijo. «Todavía no puedo ver quién es ni nada».

Cameron dijo el miércoles que los agentes tocaron y anunciaron su presencia en el apartamento, un relato que insistió fue corroborado por un testigo cerca del apartamento de Taylor.

Después de que los agentes usaron un ariete para entrar, Mattingly recibió un disparo en la pierna, que le cortó la arteria femoral, dijo a los investigadores.

Él y los dos detectives, Hankison y Cosgrove, luego dispararon sus armas, según la revisión de CNN. Taylor murió y Walker, que resultó ileso, marcó el 911 y le dijo al operador que alguien había pateado la puerta y le había disparado a su novia.

Policía acusado de disparar 10 tiros ‘a ciegas’

Walker fue arrestado y, seis días después, procesado por intento de asesinato de un agente de policía. Más tarde, el fiscal local principal del área de Louisville acordó que se desestimara la acusación contra Walker.

MIRA: Caso Breonna Taylor: protestas se extienden a lo largo de EE.UU.

Louisville police Det. Myles Cosgrove, fired Det. Brett Hankison and Sgt. Jonathan Mattingly. Hankison was the only one indicted by a grand jury.

Detective Myles Cosgrove, detective despedido Brett Hankison y el sargento Jonathan Mattingly.

El abogado de Mattingly, Todd McMurtry, defendió la conducta de su cliente.

«El sargento Mattingly seguía las órdenes de los agentes superiores, no participó en el proceso de planificación del arresto y en todo momento siguió los procedimientos policiales establecidos», dijo McMurtry.

La caótica operación policial esa noche fue agravada por Hankison, quien fue acusado por su propio departamento de disparar «a ciegas» 10 balas en el apartamento de Taylor desde un patio al aire libre. Hankison está apelando su despido. Su abogado, David Leightty, se negó a comentar.

Los agentes no llevaban cámaras corporales, dijo la policía.

Eric Levenson, Konstantin Toropin, Mark Morales y Shimon Prokupecz de CNN contribuyeron a este informe.