CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
EE.UU.

Las discrepancias notables de la jueza Amy Coney Barrett

Por Joan Biskupic, Devan Cole

(CNN) — El presidente Donald Trump anunció el sábado que designó a la jueza Amy Coney Barrett para reemplazar a la difunta jueza Ruth Bader Ginsburg en la Corte Suprema durante una ceremonia adornada con banderas en el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca.

Si se confirma, Barrett, una jurista conservadora designada por Trump en 2017 para la Corte de Apelaciones del Séptimo Circuito de EE.UU., sin duda inclinará al tribunal superior hacia la derecha en los próximos años.

Estos son algunos de los escritos más notables de Barrett:

Segunda Enmienda

En 2019, Barrett discrepó sola cuando la mayoría del panel del Séptimo Circuito rechazó una impugnación de la Segunda Enmienda de un hombre declarado culpable de un delito grave de fraude postal y al que se le prohibió poseer un arma de fuego según las leyes federales y de Wisconsin.

«La historia es consistente con el sentido común: demuestra que las legislaturas tienen el poder de prohibir que personas peligrosas posean armas», escribió en Kanter v. Barr, aplicando un enfoque originalista que miraba hacia las intenciones del siglo XVIII. «Pero ese poder se extiende sólo a las personas que son peligrosas. Las legislaturas fundadoras no despojaron a los delincuentes del derecho a portar armas simplemente por su condición de delincuentes».

publicidad

Barrett concluyó: «Sostener que la prohibición es constitucional … no pone al gobierno a prueba, sino que trata la Segunda Enmienda como un derecho de segunda clase».

Carga pública

En junio, Barrett discrepó cuando un panel del Séptimo Circuito dejó intacta una decisión del tribunal de distrito de EE.UU. que bloqueó temporalmente una política de Trump que perjudicaba a los solicitantes de tarjetas verdes que piden asistencia pública. Se disputaron las regulaciones federales de inmigración con respecto a cuándo un solicitante sería considerado una «carga pública» e inelegible para el estatus permanente en Estados Unidos.

En su desacuerdo, Barrett escribió que la interpretación de la administración de Trump de la ley de «carga pública» relevante no era «irrazonable».

“En el fondo, las objeciones de los demandantes reflejan el desacuerdo con esta elección de política e incluso la exclusión legal en sí. El litigio no es el vehículo para resolver disputas sobre políticas. Debido a que creo que la definición del DHS es una interpretación razonable del término legal ‘carga pública’, disiento respetuosamente», escribió.

La mayoría del Séptimo Circuito en el condado de Cook v. Wolf respondió que la construcción de Barrett no tuvo en cuenta a los inmigrantes que «soportarían la peor parte» de la nueva regla.

Aborto

En 2018, cuando el Séptimo Circuito completo se negó a reconsiderar una disputa sobre una regulación de aborto de Indiana, que requería que los restos fetales post-aborto sean incinerados o enterrados, Barrett discrepó de sus compañeros conservadores. Comenzaron centrándose en una disposición más contenciosa que había sido invalidada anteriormente y no sujeta a apelación.

Esa disposición prohibía que los médicos practicaran un aborto debido a la raza, el sexo o la discapacidad del feto. Barrett se unió a una disensión escrita por el juez Frank Easterbrook refiriéndose a la ley como un «estatuto de eugenesia».

«Ninguna de las decisiones de aborto de la Corte sostiene que los estados son impotentes para prevenir abortos diseñados para elegir el sexo, la raza y otros atributos de los niños», agregó la discrepancia.

Trump designa a Amy Coney Barrett para la Corte Suprema de EE.UU. 7:51

Ley de Cuidado de Salud Asequible

En un ensayo de revisión de la ley de principios de 2017, en el que se revisaba una norma relacionada con el fallo de la Corte Suprema sobre la Ley de Cuidado de Salud Asequible, Barrett criticó el fundamento del presidente del Tribunal Supremo John Roberts que salvó la ley en 2012.

«El presidente del Tribunal Supremo Roberts empujó la Ley del Cuidado de Salud Asequible más allá de su significado plausible para salvar el estatuto», escribió Barrett. «Interpretó la sanción impuesta a quienes no tenían seguro médico como un impuesto, lo que le permitió sostener el estatuto como un ejercicio válido de la facultad tributaria».

En otro punto, Barrett se refiere a «la devoción de Roberts por la evasión constitucional».

Está previsto que el alto tribunal asuma el último desafío del Obamacare el 10 de noviembre.

Ariane de Vogue y Dan Berman de CNN contribuyeron a este informe.