CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

21 estados de EE.UU. reportan un aumento de los casos de covid-19; expertos advierten sobre incremento en otoño

Por Madeline Holcombe, Dakin Andone

(CNN) — Casi la mitad de Estados Unidos informa un mayor número de nuevos casos de covid-19, mientras los expertos en salud advierten sobre un posible incremento del coronavirus en el otoño y el invierno.

Hasta el domingo, la cantidad de nuevos casos de coronavirus ha aumentado al menos un 10% o más en comparación con la semana anterior en 21 estados. La mayoría de ellos están en el oeste, según un análisis de CNN de datos de la Universidad Johns Hopkins.

Los casos están aumentando en Alabama, Alaska, Colorado, Idaho, Maine, Michigan, Minnesota, Montana, Nevada, Nueva Jersey, Nuevo México, Carolina del Norte, Dakota del Norte, Oregón, Carolina del Sur, Dakota del Sur, Texas, Utah, el estado de Washington, Wisconsin y Wyoming.

Dieciocho estados se mantuvieron estables. Solo 11 (Arizona, Louisiana, Tennessee, Georgia, la Florida, Virginia, Maryland, Connecticut, Rhode Island, Vermont y New Hampshire) vieron disminuciones de casos nuevos de más del 10% en comparación con la semana anterior.

Posible explosión de casos

EE.UU. podría ver una explosión de casos de covid-19 en el otoño y el invierno. Esto, a medida que las personas tienen menos precaución y pasan más tiempo en interiores. En estos hay una mayor probabilidad de transmisión, según el Dr. Chris Murray, director del Instituto de Métrica y Evaluación de la Salud (IHME) de la Universidad de Washington.

Murray dice que el modelo de IHME muestra un «gran aumento» que se espera despegue en octubre «y se acelere en noviembre y diciembre». El modelo de IHME indica que el país actualmente está viendo alrededor de 765 muertes diarias por covid-19, pero ese número podría aumentar a 3.000 muertes diarias a finales de diciembre.

publicidad

El estado de Nueva York informó el sábado más de 1.000 casos nuevos por primera vez desde principios de junio, lo que llevó al gobernador Andrew Cuomo a advertir a los residentes sobre la complacencia en el futuro.

«Es vital que los neoyorquinos sigan practicando los comportamientos básicos que impulsan nuestra capacidad para combatir el covid-19 a medida que avanzamos hacia el otoño y la temporada de gripe», dijo Cuomo en un comunicado.

«El uso de máscaras, el distanciamiento social y el lavado de manos marcan una diferencia crítica. Al igual que la aplicación deliberada de la guía estatal por parte de los gobiernos locales».

Wisconsin reportó 2.817 casos nuevos el sábado, el mayor aumento de casos en un solo día en el estado.

El récord anterior se estableció el 18 de septiembre con 2.533 casos, según el Departamento de Servicios de Salud de Wisconsin.

El domingo, se reportaron 2.217 nuevos casos para un total de 115.862 casos en todo el estado, según el departamento.

Uso de mascarillas

La semana pasada, el gobernador de Wisconsin, Tony Evers, emitió un decreto que obligaba a cubrirse el rostro en un esfuerzo por reducir las infecciones.

En un comunicado de prensa, su oficina atribuyó el aumento de casos principalmente a infecciones entre personas de 18 a 24 años. Y dijo que el estado «enfrenta una nueva y peligrosa fase» de la pandemia.

«Necesitamos su ayuda para detener la propagación de este virus y todos tenemos que hacer esto juntos», dijo Evers.

El director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC), el Dr. Robert Redfield, advirtió anteriormente que el otoño y el invierno podrían ser «uno de los momentos más difíciles que experimentamos en la salud pública estadounidense».

Y con un promedio de 40.000 casos diarios en todo el país, la nueva temporada podría ser un desafío, dijo el viernes el Dr. Anthony Fauci, experto en enfermedades infecciosas, al Dr. Howard Bauchner, editor en jefe del Journal of the American Medical Association.

«Vamos a tener que hacer muchas cosas en interiores por la necesidad de la temperatura, y me temo que, siendo ese el caso, si no seguimos cuidadosamente las pautas… el enmascaramiento, el distancia, las multitudes, puede que podamos ver otra oleada», dijo.

Estados Unidos superó los 7 millones de infecciones de covid-19 el viernes. Más de 204.000 personas han muerto.

LEE: Estados Unidos todavía está en la primera ola de covid-19 y debería estar preparado para el «desafío» del otoño e invierno, dice Fauci

Florida elimina las restricciones a restaurantes y bares

A medida que los restaurantes y bares de la Florida disfrutaban de su primer día completo de funcionamiento sin restricciones de covid-19 en meses el sábado, el alcalde de Miami advirtió que la decisión del gobernador de reabrir por completo dichos establecimientos y limitar la capacidad de los gobiernos locales para hacer cumplir sus propias restricciones podría tener consecuencias devastadoras.

«Creo que va a tener un gran impacto», dijo el sábado el alcalde Francis Suárez a CNN sobre la decisión del gobernador de la Florida, Ron DeSantis.

El estado permitió que los restaurantes, bares y otros negocios abran a plena capacidad. Y suspendió las multas por todas las sanciones pendientes emitidas a aquellos que no siguieron las restricciones de covid-19, como no usar una máscara en público.

«Sabes, no sé cuántas personas van a hacerlo ahora».

DeSantis firmó un decreto el viernes por la noche que permite que los restaurantes y bares comiencen a operar inmediatamente al 100% de su capacidad. Citó las dificultades económicas de no operar negocios a plena capacidad, según la orden.

Noticia bien recibida

La oportunidad de reabrir por completo fue bien recibida por algunos propietarios de restaurantes y bares que dijeron que sus negocios habían sufrido durante el transcurso de la pandemia de coronavirus.

«Estar cerrado seis meses ha sido realmente difícil para los empleados, los clientes y la familia. Ha sido realmente difícil», dijo Mike Penrod, el dueño del bar Elbo Room en Fort Lauderdale, a WSVN, afiliada de CNN.

El pub Gaffer’s en Davie, Florida, también estuvo cerrado durante seis meses, dijo la propietaria Debbie Qualls a WPLG, afiliada de CNN. Y aunque la seguridad sigue siendo la máxima prioridad, dijo que la reapertura salvará su negocio.

«Tuvimos que pagar el alquiler, la electricidad, todas las facturas», dijo Qualls. «Si fuera mucho más, no estaríamos aquí».

La Florida superó los 700.000 casos de coronavirus el domingo, según datos de la Universidad Johns Hopkins. El virus ha matado a más de 14.000 personas en el estado.

El uso obligatorio de la máscara en público y la reapertura lenta ha ayudado a mantener la cuenta atrás de los casos de coronavirus en Miami, dijo Suárez.

Le preocupa que se produzcan cambios en el estado a medida que aumenta la temporada de influenza y las escuelas se preparan para las clases en persona que comenzará a mediados de octubre.

«Veremos en las próximas semanas si (el gobernador) tiene razón sobre su perspectiva. Pero si está equivocado sobre su perspectiva… será muy, muy, muy difícil para él y va a ser un momento muy difícil, porque estamos en medio de la temporada de gripe», dijo Suárez.

LEE: Los factores que llevaron a Estados Unidos a tener 200.000 muertos por covid-19, la mayor cifra del mundo

La normalidad podría estar muy lejos, incluso con una vacuna

Fauci dice que las vacunas de covid-19 podrían «muy probablemente» comenzar en noviembre o diciembre. Treinta y ocho vacunas están en ensayos en humanos en todo el mundo, incluidas seis en EE. UU.

Pero aún podría pasar un tiempo hasta que Estados Unidos vuelva a la normalidad, dijo Fauci.

«Para cuando tengas suficientes personas vacunadas… para que puedas comenzar a pensar en llegar un poco más hacia la normalidad, que muy probablemente, como yo y otros hemos dicho, será quizás el tercer trimestre de 2021», le dijo a Bauchner. «Quizás incluso en el último cuarto».

Hasta entonces, Fauci y otros expertos destacados han instado a los estadounidenses a seguir cumpliendo las pautas de seguridad y a usar máscaras, a mantenerse a distancia, evitar lugares concurridos y lavarse las manos. Las medidas podrían salvar vidas.

Mientras tanto, los expertos están trabajando para combatir el escepticismo sobre una eventual vacuna y su aprobación por la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA).

Carrera por la vacuna

La carrera por una vacuna y su importancia ha resultado en un proceso de desarrollo significativamente acelerado.

Una encuesta reciente encontró que la mayoría de los estadounidenses cree que la presión política de la administración de Trump podría hacer que la FDA apresure la aprobación de una vacuna antes del día de las elecciones el 3 de noviembre.

Esas preocupaciones se exacerbaron esta semana cuando el presidente Donald Trump afirmó que la Casa Blanca podría desautorizar a la FDA si la agencia emitía estándares más estrictos para la autorización de una vacuna.

La FDA se negó a comentar sobre la afirmación del presidente.

LEE: Trump afirma que la Casa Blanca puede desautorizar el intento de la FDA de endurecer las pautas para la vacuna del coronavirus

Pero Fauci buscó disipar las preocupaciones sobre la interferencia política, a la que llamó «el gran elefante en la habitación».

«Si se observa el proceso estándar de cómo funcionan estas cosas, creo que uno podría sentirse cómodo de que es muy poco probable que eso suceda», le dijo a Bauchner, agregando que confía en los científicos y el comisionado de la FDA.

«Tienes que tranquilizar a las personas preocupadas y con escepticismo de que estos son profesionales de la FDA que han estado haciendo esto durante toda su carrera», dijo. «Ellos realmente saben lo que están haciendo».

Melissa Alonso, Nicole Chávez, Jay Croft, Shelby Lin Erdman, Andrea Kane, Lauren Mascarenhas, Christina Maxouris y Konstantin Toropin de CNN contribuyeron a este informe.