CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
China

Condenan a muerte a maestra en China por envenenar a 25 alumnos de jardín de niños

Por Ben Westcott

Hong Kong (CNN) — Una maestra de jardín de infantes que envenenó a 25 niños, matando a uno de ellos, después de una discusión con otro miembro del personal, fue condenada a muerte por un tribunal en el centro de China.

En su fallo del lunes, el Tribunal Popular Intermedio de Jiaozuo, en la provincia de Henan, describió los motivos de la asesina Wang Yun como «despreciables» y «crueles».

Condenada a muerte

«Debería ser castigada severamente de acuerdo con la ley», dice el fallo.

En el período previo al envenenamiento, Wang había peleado con otro maestro en el jardín de infancia de Jiaozuo sobre la mejor manera de manejar a los estudiantes.

Luego, en la mañana del 27 de marzo de 2019, Wang agregó nitrito a la papilla suministrada por la escuela y destinada a los estudiantes del otro maestro.

Wang había comprado previamente el nitrito en línea.

publicidad

Envenenar con material tóxico

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU., el nitrito es tóxico.

Además es un probable carcinógeno utilizado en fertilizantes, conservación de alimentos e incluso en municiones y explosivos.

En niveles altos, puede evitar que el cuerpo humano absorba oxígeno de manera adecuada.

Wang, la maestra condenada a muerte en China, había sido atrapada anteriormente tratando de envenenar a su esposo, de apellido Feng.

Ese incidente ocurrió en febrero de 2017, después de una discusión.

En esa ocasión, Wang vertió nitrito en un vaso utilizado por Feng, causándole daños leves.

En el momento del envenenamiento del jardín de infancia, un padre habló con el tabloide estatal China Global Times.

Dijo que había recibido una llamada de la escuela en la que le dijeron que su hijo había vomitado y se había desmayado.

Cuando llegó, su hijo estaba inconsciente.

«El vómito estaba en (sus) pantalones. Había otros niños que también estaban vomitando y se veían pálidos», dijo el padre, de apellido Li.

Acusaciones de maltrato en otra escuela

La sentencia de Wang se produce en medio de nuevas acusaciones de maltrato de niños en otro jardín de infancia en el norte de China.

Ocho padres afirmaron haber encontrado marcas desconocidas de agujas en la cabeza y el cuerpo de sus hijos.

Esto después de que regresaron del jardín de infancia Zhaojun Dingqi en Hohhot, en la región autónoma de Mongolia Interior, dijo el medio estatal Xinhua.

Según Xinhua, cuando se les preguntó sobre los agujeros de las agujas, los niños les dijeron a sus padres que su maestra les clavó «palillos de dientes» y «agujas rojas» por no comportarse.

Además, les ordenó que no se lo dijeran a sus familias.

En un comunicado, la policía del distrito de Xincheng dijo que tres mujeres habían sido detenidas bajo sospecha de «torturar a niños bajo su tutela».

El caso sigue bajo investigación.

El jardín de infantes Dingqi dijo en un comunicado que la escuela se disculpó por la preocupación causada a los padres.

Sin embargo, añadió que aún no había encontrado ninguna evidencia para sustentar las afirmaciones.

«(Nosotros) hemos cooperado con la policía para proporcionar material y equipos de vigilancia relevantes, y cooperamos con la investigación del departamento de seguridad pública», dice el comunicado.

En noviembre de 2017, una maestra de jardín de infancia de Beijing fue condenada a 18 meses de prisión por perforar con agujas a cuatro niños de su clase.

La policía dijo que la maestra, de apellido Liu, usaba las agujas para «domesticar» a los niños, según el tabloide estatal Global Times.

La oficina de CNN en Beijing contribuyó a este artículo.