CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Trump anuncia plan para distribuir 150 millones de pruebas rápidas de covid-19 que había prometido en agosto

Por Maegan Vazquez

(CNN) — El presidente Donald Trump anunció formalmente este lunes un plan para distribuir los 150 millones de pruebas rápidas de coronavirus promovidas por primera vez por la Casa Blanca en agosto.

La Casa Blanca originalmente facturó el trato para obtener las pruebas, que son realizadas por Abbott Laboratories, como un potencial punto de inflexión para combatir la pandemia de coronavirus. Pero sin una guía federal detallada sobre cómo distribuir las pruebas, los estados y las ciudades permanecieron divididos, y algunos de ellos reprimidos, en cuanto a cómo usar mejor esos tipos de pruebas rápidas y otras para la técnica de prueba conocida como «detección», que implica realizar pruebas de rutina a las personas si tienen síntomas o no.

Coronavirus: ¿Sirven las pruebas rápidas? 1:38

Trump anunció el plan de distribución este lunes en el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca. Afirmó que el esfuerzo de evaluación «permitiría que todos los estados examinen de manera muy regular a todos los maestros que lo necesiten».

«Me complace informar que estamos anunciando nuestro plan para distribuir 150 millones de pruebas de punto de atención Abbott en las próximas semanas», dijo Trump.

Por supuesto, muchas escuelas en todo el país ya han estado abiertas durante semanas sin acceso a pruebas integrales. Esto en medio del esfuerzo continuo de la administración Trump para reabrir escuelas y negocios a pesar de la pandemia en curso.

publicidad

El plan de distribución

Y el plan marca un giro por parte del gobierno Trump y del mismo presidente, quien ha afirmado repetida e inexactamente que más pruebas de coronavirus en Estados Unidos conducirían a más casos de coronavirus.

En un momento antes de la pandemia, Trump dijo que le había dicho a su personal que ralentizara las pruebas de coronavirus, pero los principales funcionarios de salud federales han afirmado que no se les ha pedido que lo hagan.

Trump pareció adoptar un enfoque diferente para las pruebas en el Jardín de las Rosas el lunes, diciendo que un aumento en los esfuerzos de pruebas de coronavirus y, por lo tanto, un aumento en los casos anticipados de coronavirus asintomáticos entre las poblaciones de bajo riesgo «no debería causar una alarma indebida».

«A medida que aumentemos masivamente la capacidad de prueba, identificaremos más casos en individuos asintomáticos en poblaciones de bajo riesgo. Esto no debería causar una alarma indebida», dijo Trump. «El número total de casos no es la métrica completa del éxito. La capacidad de hospitalización y las tasas de mortalidad son métricas mucho más instructivas. A medida que hagamos más pruebas, automáticamente tendrá más casos».

Voluntario para pruebas de vacuna revela por qué lo hace 1:30

Aproximadamente 100 millones de pruebas, dijo el presidente, «se entregarán a los estados y territorios para apoyar los esfuerzos para reabrir sus economías y escuelas de inmediato y (tan) rápido como puedan».

Y 50 millones de pruebas se destinarán a «proteger a las comunidades más vulnerables», incluidos hogares de ancianos, centros de vida asistida, cuidados paliativos, universidades históricamente negras y universidades de naciones tribales.

MIRA: Lo que debes saber sobre las pruebas de coronavirus: ¿cuántos tipos hay, cuáles son las más confiables y por qué algunas se demoran tanto?

Habrá «flexibilidad» en los estados para implementar las pruebas

El almirante Brett Giroir, el zar de pruebas de coronavirus de la administración Trump, dijo que el plan de distribución federal otorgará a los gobernadores flexibilidad sobre cómo implementar las pruebas, pero ofreció algunas pautas de priorización, que incluían la implementación de pruebas de detección de coronavirus.

«Los gobernadores tienen la flexibilidad de usar estas pruebas como lo consideren oportuno, pero recomendamos encarecidamente a los gobernadores que las utilicen en entornos que solo necesitan pruebas rápidas de punto de atención de baja tecnología, como abrir y mantener abiertas nuestras escuelas de Kinder a grado 12, apoyando la infraestructura crítica y los trabajadores de servicios de emergencia, respondiendo a los brotes específicamente en ciertos datos demográficos o ubicaciones, y la detección o vigilancia en entornos congregados», dijo Giroir.

Hablando con Erin Burnett de CNN en «OutFront» este lunes, Giroir promocionó la distribución de las pruebas como «un verdadero paso adelante en nuestras pruebas».

«Esto no sucede de la noche a la mañana. Esto requirió de planificación durante meses para obtener las pruebas rápidas en el punto de atención BinaxNOW», dijo. «La diferencia entre agosto y ahora es que tenían que ensamblarse. El día después de que la FDA emitiera la autorización, firmamos el contrato. Eso no sucede de la noche a la mañana. Eso es con semanas de planificación para comprar 150 millones».

Agregó: «Ahora que la producción ha aumentado, podemos comenzar a distribuir a los estados. Esta semana, 6,5 millones a los gobernadores para que los utilicen como lo consideren oportuno. Ojalá para las escuelas y otra infraestructura crítica».

Recomendaciones de los CDC

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) dijeron en la guía del coronavirus en agosto que es posible que algunas personas sin síntomas no necesiten hacerse la prueba, incluso si han estado en contacto cercano con alguien que se sabe que tiene el virus. La guía se retiró a principios de este mes para enfatizar una vez más que cualquier persona que haya estado en contacto con una persona infectada debe hacerse la prueba del coronavirus.

 

 

— Ali Zaslav, Betsy Klein, Curt Devine y Drew Griffin de CNN contribuyeron a este informe.