CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Huracanes

El huracán Delta avanza directamente hacia comunidades que aún se recuperan del paso de Laura

Por Christina Maxouris

(CNN) — Las comunidades de la Costa del Golfo de EE.UU. se están preparando para una marejada ciclónica «potencialmente mortal» y vientos feroces a medida que el huracán Delta, ahora de categoría 3, se acerca cada vez más.

Se espera que la tormenta, con vientos de aproximadamente 195 kilómetros por hora hasta la mañana de este viernes, toque tierra por la noche, justo al este de Lake Charles, según el meteorólogo Rob Shackelford, y golpee las comunidades ya azotadas por el huracán Laura hace solo unas semanas.

«Creemos que habrá vientos con fuerza de huracán y marejadas ciclónicas en el suroeste de Louisiana en el área de nuestro estado que está menos preparada para soportarlo», dijo el jueves el gobernador de Louisiana, John Bel Edwards, instando a los residentes a crear un plan de acción ante el huracán.

Delta Golfo

El Centro Nacional de Huracanes advirtió sobre una marejada ciclónica «peligrosa» que se espera cerca de la llegada del huracán y partes de la costa de Louisiana podrían ver hasta 3 metros de agua.

El Golfo se prepara para Delta

Eso se combinará con fuertes vientos y lluvias que probablemente conducirán a «inundaciones repentinas significativas» en partes de Louisiana el viernes y el sábado, dijo el centro.

publicidad

«Si bien tenemos toda la intención de llegar a usted lo más rápido posible en caso de que necesite un rescate o cualquier otra ayuda, debe planificar como si las primeras 72 horas fueran por su cuenta», dijo Edwards.

Varias comunidades, incluidos los distritos de Cameron y Calcasieu, donde se encuentra Lake Charles, tienen órdenes de evacuación obligatorias.

Una advertencia de huracán está vigente para High Island, Texas, a Morgan City, Louisiana, y las advertencias de marejada ciclónica están vigentes para partes de Texas y Mississippi, según el Centro Nacional de Huracanes.

Se esperan hasta 25 centímetros de lluvia hasta el sábado en partes del sur y centro de Louisiana, y se pronostica que algunas áreas verán hasta casi 40 centímetros de agua, dijo Shackelford.

‘Estoy empacando para irme de nuevo’

En una última llamada a los residentes para evacuar, el alcalde de Lake Charles, Nic Hunter, dijo el jueves por la tarde que los empleados de la ciudad moverían «cielo y tierra» para ayudar a irse a cualquiera que quisiera salir de la ciudad antes de la tormenta.

«Con el tiempo, llegaremos a un momento en el que ya no será seguro salir a las carreteras», dijo Hunter en un mensaje de video publicado en Facebook. «Piense en usted y en su familia. Y es nuestro firme pedido que preste atención al consejo y evacue».

En Cameron, Louisiana, Leona Boullion le dijo a KPRC, afiliada de CNN, que su casa se salvó del huracán Laura, pero no estaba segura de si esta vez tendría la misma suerte.

«Estoy empacando para irme de nuevo», dijo Boullion. «Solo espero tener algo a lo que volver».

Delta Golfo

Líderes locales también advirtieron sobre la posibilidad de tornados, que podrían llegar hasta el viernes sobre partes de Louisiana y Mississippi, según el centro de huracanes.

Una advertencia de tormenta tropical estaba vigente en partes de Texas y Louisiana, incluida Nueva Orleans, donde la alcaldesa LaToya Cantrell dijo que estaba «muy preocupada» por la posibilidad de tornados.

«No estamos en el cono, pero nuevamente, prevemos sentir fuertes impactos relacionados con el huracán Delta», dijo, según WDSU, afiliada de CNN.

«Vientos con fuerza de tormenta tropical, esto también es una gran preocupación, lluvias y posibles inundaciones repentinas es lo que estamos esperando».

La Guardia Nacional de Mississippi, lista

Mientras tanto, la gobernadora de Mississippi, Tate Reeves, dijo el jueves que el estado ha enviado recursos para ayudar a las comunidades y también desplegará a la Guardia Nacional si es necesario.

Los funcionarios allí también advirtieron sobre la posibilidad de tornados en el estado, así como de fuertes lluvias.

«Prevemos que la tormenta, o al menos lo que queda del ojo de ella, solo pasará unas 30 horas en Mississippi», dijo Reeves.

«Durante ese tiempo, esperamos lluvias importantes, de hasta cuatro a seis pulgadas en los condados del suroeste, y tal vez en algunos de los condados del Delta occidental que se encuentran en el río Mississippi».

A principios de esta semana, el gobernador declaró el estado de emergencia «en previsión de daños» e instó a los residentes a «prepararse para lo peor».

En Texas, funcionarios de seguridad pública instaron a los residentes a lo largo de la costa a prepararse para el clima severo, incluidos los vientos fuertes y las inundaciones localizadas.

El gobernador dijo a principios de esta semana que el estado había preparado recursos para estar listo para responder.

«Los texanos en el camino de esta tormenta deben seguir prestando atención a la guía y dirección de los funcionarios locales, permanecer cautelosos y recordar: dé la vuelta, no se ahogue», dijo el gobernador Greg Abbott en un comunicado de prensa.

Los CDC advierten sobre intoxicación por monóxido de carbono

Antes de la tormenta, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) También advirtieron a los médicos y las clínicas que estén atentos a la intoxicación por monóxido de carbono.

Las personas a menudo encienden generadores de gas, parrillas de carbón o gas y dispositivos de propano cuando se corta la energía después de que golpea una tormenta y estos pueden generar monóxido de carbono, un gas invisible, inodoro y letal.

«Si se usan o colocan incorrectamente, estas fuentes pueden provocar la acumulación de monóxido de carbono dentro de edificios, cocheras o autocaravanas y envenenar a las personas y los animales en el interior», dijeron los CDC en una advertencia esta semana.

Al menos nueve muertes relacionadas con el huracán Laura en Louisiana fueron por envenenamiento por monóxido de carbono, dijeron funcionarios de salud el mes pasado.

«Estos dispositivos nunca deben usarse dentro de un espacio cerrado, casa, sótano, cochera o caravana, o incluso afuera cerca de una ventana abierta o aire acondicionado de ventana», dijeron los CDC.

Maggie Fox e Hira Humayun de CNN contribuyeron a este informe.