CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

¿Qué esperar de las audiencias de confirmación de Amy Coney Barrett como magistrada de la Corte Suprema de Justicia de EE.UU.?

Por Jeremy Herb

(CNN) — La confirmación acelerada de Amy Coney Barrett para ocupar la vacante en la Corte Suprema comienza en la Comisión Judicial del Senado de Estados Unidos, este lunes, mientras la estridente pelea por su designación se derrama a la vista del público durante una semana de audiencias.

Las audiencias representan la mejor oportunidad de los demócratas para hacer agujeros en el historial de Barrett. También para tratar de sembrar dudas en los republicanos sobre la candidata del presidente Donald Trump. O si eso no es posible, al menos sumar puntos políticos en el tema de atención médica tres semanas antes de las elecciones.

Hay mucho en juego para una pelea de confirmación sorpresa tras la muerte de la juez Ruth Bader Ginsburg que tiene el potencial de cambiar la composición ideológica de la Corte durante una generación, y las tensiones son un polvorín por todos lados.

Pero como muestra el reciente brote de coronavirus en la Casa Blanca, que infectó a dos miembros de la Comisión Judicial, lo que puso en duda el proceso de confirmación, el rápido cronograma que los republicanos han trazado deja poco margen de error.

Trump designa a Amy Coney Barrett para la Corte Suprema de EE.UU. 7:51

Para los republicanos, una audiencia fluida pondrá a Barrett en la senda de planeo para ser confirmada antes del día de las elecciones sobre las feroces objeciones de los demócratas, quienes acusan que el Partido Republicano está usando un doble estándar después de negarse a considerar al candidato del presidente Barack Obama en 2016.

publicidad

Las declaraciones de apertura de los senadores y Barrett están programadas para este lunes. Los legisladores interrogarán a Barrett el martes y miércoles. Testigos externos a favor y en contra de la designada testificarán el jueves.

Esto es a lo que debes estar atento durante las audiencias de esta semana.

La posibilidad de una sorpresa en octubre

Si el Senado votara sobre la designación de Barrett esta semana, ella tendría los votos para la Corte Suprema. Los republicanos tienen una mayoría de 53-47.

Mientras que dos republicanos, las senadoras Susan Collins de Maine y Lisa Murkowski de Alaska, dicen que se oponen a confirmar a la candidata a la Corte Suprema tan cerca de una elección, todos los demás republicanos parecen estar haciendo fila para apoyar a Barrett. Ningún demócrata está considerando respaldarla.

Pero eso no significa que no surjan sorpresas imprevistas en su postulación, ya sea por sus antecedentes o por las audiencias de esta semana.

Los republicanos de la Casa Blanca y el Senado están apresurando la designación de Barrett para llevarla a la meta antes del día de las elecciones, una línea de tiempo que deja poco margen de maniobra.

Como resultado, el proceso de investigación se aceleró y, en algunos casos, fue incompleto.

KFile de CNN informó el viernes que Barrett no reveló dos charlas que dio en 2013 organizadas por dos grupos de estudiantes contra el aborto en el papeleo proporcionado al Senado.

Después de la publicación de la historia, la Comisión Judicial del Senado publicó una actualización complementaria del cuestionario de la comisión para Barrett que incluía la conferencia y el seminario, así como un anuncio pagado que ella firmó que criticaba a Roe vs. Wade y reafirmaba el apoyo al «compromiso de Notre Dame con el derecho a vida».

No es probable que los discursos faltantes cambien la opinión de ningún republicano. Pero deja abierta la posibilidad de que puedan surgir más: tanto los republicanos como los demócratas todavía tienen la batalla real de 2018 sobre la confirmación del juez Brett Kavanaugh grabada en sus recuerdos.

Van a ceremonia en la Casa Blanca y dan positivo por covid-19 1:27

El factor coronavirus

Dos de los republicanos en la Comisión Judicial, Thom Tillis, de Carolina del Norte, y Mike Lee, de Utah, dieron positivo por coronavirus después de asistir al anuncio de la designación de Barrett en el jardín de las rosas de la Casa Blanca, a fines del mes pasado, y un tercer senador Ron Johnson, de Wisconsin, dio positivo poco después.

El trío de positivos puso en duda lo que parecía ser una confirmación sin problemas.

El presidente de la Comisión Judicial, Lindsey Graham, no alteró el calendario de las audiencias, que comienza esta semana y podría tener confirmada a Barrett para fin de mes.

Sin embargo, los senadores pueden asistir virtualmente a las audiencias de confirmación de Barrett. Tillis dijo la semana pasada, en una entrevista con Fox News, que esperaba aparecer virtualmente el lunes y luego en persona cuando las sesiones de preguntas y respuestas comiencen el martes.

Aún así, las infecciones que se propagaron a través de la Casa Blanca y los círculos republicanos, y al propio Trump, son un recordatorio de que el tiempo de los republicanos podría cambiar si más senadores dan positivo.

Graham, en particular, no se haría una prueba de coronavirus antes de su debate en el Senado que estaba programado para el viernes. El republicano de Carolina del Sur argumentó que su oponente, el demócrata James Harrison, estaba tratando de cambiar las reglas.

Pero los críticos de Graham señalaron que no quería dar positivo con las audiencias de esta semana que se avecinan, ya que la ausencia del presidente casi seguramente acabaría con la posibilidad de una votación de confirmación en el Senado antes del 3 de noviembre.

Los demócratas luchan por una segunda oportunidad para el Obamacare

Incluso si los demócratas están librando una batalla perdida para detener la confirmación de Barrett, la atención pública en las audiencias de la Corte Suprema les da la oportunidad de impulsar un mensaje sobre el programa de atención médica que les ayudó a ganar la Cámara en 2018, y esperan que les ayude a recuperar el Senado y la Casa Blanca el próximo mes.

La Corte Suprema escuchará una impugnación a la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio una semana después de las elecciones en un caso presentado por los fiscales generales estatales republicanos y la administración Trump, lo que significa que Barrett podría escuchar el caso.

Los demócratas dicen que el caso amenaza la atención de millones de estadounidenses con afecciones preexistentes, una protección popular incluida en la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio.

Una encuesta de CNN publicada a principios de este mes encontró que el 57% de los estadounidenses encuestados ahora está a favor del llamado Obamacare (frente al 50%, en 2017), y que el 61% no quiere que la Corte Suprema lo revoque.

Barrett, entonces profesora de Derecho de la Universidad de Notre Dame, escribió en un ensayo de revisión de leyes de 2017 criticando la forma en que el presidente de la Corte Suprema, John Roberts, salvó la Ley del Cuidado de Salud Asequible en 2012.

«El presidente del Tribunal Supremo Roberts empujó la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio más allá de su significado plausible de salvar el estatuto. Interpretó la pena impuesta a quienes no tenían seguro médico como un impuesto, lo que le permitió sostener el estatuto como un ejercicio válido de la facultad tributaria».

Y continuó: «Si hubiera tratado el pago como lo hizo el estatuto, como una multa, habría tenido que invalidar el estatuto por estar más allá del poder comercial del Congreso».

Si bien Trump ha afirmado que protegerá las condiciones preexistentes, no ha presentado ningún plan para hacerlo a pesar de meses de promesas de que un plan de atención médica llegará en cualquier momento.

Aborto

Es probable que los demócratas también utilicen las audiencias para resaltar la amenaza que, según ellos, representa la postulación de Barrett para el derecho al aborto. Trump se ha comprometido a designar jueces que revoquen la histórica sentencia Roe vs. Wade. Pero cuando el candidato presidencial demócrata argumentó que Barrett le quitaría el derecho al aborto en el debate del mes pasado, Trump respondió: «No conoce su opinión sobre Roe v. Wade».

Incluso si la Corte Suprema no anula a Roe vs. Wade, tanto sus partidarios como sus detractores dicen que está claro que su confirmación consolidaría una mayoría conservadora en la Corte Suprema para limitar el acceso al aborto.

Si bien los demócratas presionarán a Barrett para que se pronuncie sobre el plan de atención médica y el aborto desde todos los ángulos que puedan imaginar, es poco probable que ella diga mucho sobre cómo se pronunciaría en tales casos, tal como los nominados antes que ella han evitado hacerlo.

La fe de Barrett

Cuando Barrett compareció ante la Comisión Judicial durante su confirmación de 2017 para ocupar un puesto en el Tribunal Federal de Apelaciones, la principal demócrata del panel, la senadora Dianne Feinstein, le dijo a Barrett: «el dogma vive ruidosamente dentro de ti».

Esa declaración ha resurgido por republicanos y demócratas por igual antes de las audiencias de confirmación, y los republicanos se han apresurado a atacar a los demócratas por perseguir la fe católica de Barrett.

Los republicanos han estado golpeando a los demócratas por las críticas a la religión de Barrett en el período previo a las audiencias, incluido el vicepresidente Mike Pence criticando a la senadora Kamala Harris, miembro de la Comisión Judicial, en el debate vicepresidencial, la semana pasada.

«Los continuos ataques de los demócratas del Senado y los medios de comunicación contra la fe de la juez Barrett son una vergüenza», tuiteó la semana pasada el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell.

Los demócratas en la Comisión dicen que quieren mantenerse alejados de las preguntas sobre si la devota fe católica de Barrett afectará sus puntos de vista, enfocándose en cambio en temas que esperan resonarán con los votantes.

Los demócratas son conscientes del hecho de que la pelea por la confirmación de Kavanaugh, en el período previo a las elecciones intermedias de 2018, afectó a varios demócratas del Senado en los estados republicanos, y quieren evitar que los republicanos tengan problemas con el control del Senado, en juego el próximo mes.

La pregunta de recusación

Si Barrett es confirmada en la vacante de la Corte Suprema antes del día de las elecciones, significa que podría estar en el estrado cuando la corte superior escuche un caso potencial que decida el destino electoral del presidente que la nominó.

Los demócratas han exigido que Barrett se abstenga de cualquier caso relacionado con las elecciones que involucre a la Presidencia, dado lo cerca que estuvo postulada a las elecciones de 2020.

Trump ya ha vinculado la rápida confirmación de Barrett con la posibilidad de que la Corte Suprema desempeñe un papel en las elecciones de 2020, que ha afirmado falsamente que será manipulado o robado.

«Creo que esto terminará en la Corte Suprema», dijo Trump sobre las elecciones, el mes pasado. «Y creo que es muy importante que tengamos nueve jueces».

Las audiencias de esta semana darán a los demócratas la oportunidad de buscar públicamente su compromiso de no involucrarse en disputas electorales. Pero al final, la cuestión de la recusación dependería únicamente de la propia Barrett. Y es poco probable que lo logren.

«Le pedí específicamente que se recusase», dijo la semana pasada el senador Chris Coons, demócrata de Delaware, después de hablar con Barrett. «Ella no se comprometió con la recusación».

— Manu Raju, Lauren Fox, Ted Barrett, Phil Mattingly, Clare Foran, Joan Biskupic y Ariane de Vogue, de CNN, contribuyeron a este informe.