CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Las barreras de plexiglás están en todas partes, pero no está claro cuánto ayudan contra el coronavirus

Por Nathaniel Meyersohn

(CNN Business) — Las barreras de plexiglás ahora son omnipresentes en oficinas, supermercados y restaurantes de todo EE.UU. en plena era del coronavirus. Incluso fueron instaladas en el escenario del debate vicepresidencial la semana pasada.

Dado que están en casi todas partes, quizás te preguntes cuán efectivas son en realidad.

Los negocios y los lugares de trabajo han señalado que los divisores de plexiglás son una herramienta que utilizan para proteger a las personas de la propagación del virus. Pero es importante saber que hay pocos datos que respalden su efectividad. Incluso si los hubiera, las barreras tienen sus límites, según epidemiólogos y científicos de aerosoles que estudian la transmisión del virus por vía aérea.

Orientación de los CDC

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) han proporcionado pautas para que los lugares de trabajo «instalen barreras físicas, como protectores de plástico transparentes contra estornudos, cuando sea posible», como una forma de «reducir la exposición a los peligros». La Administración de Seguridad y Salud Ocupacional del Departamento de Trabajo (OSHA, por sus siglas en inglés) ha emitido una guía similar.

Eso se debe a que, en teoría, los escudos de plexiglás pueden proteger a los trabajadores contra las gotas respiratorias grandes que se propagan si alguien estornuda o tose junto a ellos, dicen epidemiólogos, ingenieros ambientales y científicos de aerosoles. Se cree que el coronavirus se transmite de persona a persona «principalmente a través de las gotas respiratorias que se producen cuando una persona infectada tose, estornuda o habla», según los CDC.

publicidad

Lo que dicen los expertos sobre el plexiglás

Pero esos beneficios no se han comprobado, según Wafaa El-Sadr, profesora de Epidemiología y Medicina en la Universidad de Columbia. La profesora explicó que no ha habido ningún estudio que haya examinado cuán efectivas son las barreras de plexiglás para bloquear las gotas grandes.

Además, el mayor problema es que incluso si lo hacen, esa no es la única forma en que se propaga el coronavirus. La semana pasada, los CDC publicaron nuevas pautas que señalan que el coronavirus puede propagarse a través de aerosoles ––partículas diminutas que contienen el virus y flotan en el aire y que pueden viajar más allá de los dos metros–– que se liberan cuando las personas respiran, hablan o estornudan.

La mayoría de las gotas que las personas liberan cuando hablan o respiran tienen un «rango de tamaño que pasará la barrera», dijo Pratim Biswas, científico de aerosoles de la Universidad de Washington en St. Louis.

Los divisores «no abordan todos los modos posibles de transmisión, como la transmisión por aerosol, ni protegen completamente a nadie del covid-19», dijo el Departamento de Salud y Seguridad Ambiental de la Universidad de Washington en una revisión de julio sobre los beneficios y limitaciones de las barreras de plexiglás en las instalaciones del campus.

También hay otro problema en algunos casos: el tamaño de las barreras. Marissa Baker, profesora asistente de la Universidad de Washington, ha estado realizando un estudio por separado de las medidas de seguridad del coronavirus en nueve tiendas de comestibles en Seattle y siete en Portland, Oregon, cada mes desde mayo.

Limitaciones de las barreras de plexiglás instaladas

escudos-plexiglás-coronavirus

Negocios y lugares de trabajo dicen que los divisores de plexiglás son una forma de mantener a la gente segura contra la propagación del coronavirus.

Ella ha observado que los escudos de plexiglás en las cajas registradoras y las estaciones de autopago son a menudo demasiado pequeños para prevenir la transmisión por gotas entre clientes y trabajadores.

«Algunos son más pequeños y ni siquiera cubren la nariz de un individuo alto», dijo. «Las partículas transportadas por el aire van a poder llegar a cualquier parte, sin importar las barreras», agregó.

Los restaurantes y los grupos comerciales de la industria minorista dicen que consideran las barreras como una forma potencial de combatir la propagación de covid-19, en conjunto con otras medidas.

«Sabemos mucho más ahora, y seguimos los datos científicos para guiar nuestras decisiones. Con base en las recomendaciones de las autoridades de salud pública, sería importante considerar los controles por capas en cualquier entorno», dijo un vocero de FMI, un grupo comercial de la industria de comestibles, en un correo electrónico. El uso de máscaras y el mantenimiento del distanciamiento físico «siguen siendo dos medios eficaces para mitigar el riesgo de contraer el virus».

La Asociación Nacional de Restaurantes de EE.UU. dijo en un comunicado que los escudos y barreras de plexiglás son una herramienta que «cuando se combina con otras mejores prácticas, como cubrirse la cara, el distanciamiento físico apropiado y lavarse las manos, brindan un nivel adicional de seguridad».

Sin embargo, dependiendo de dónde trabajes o el lugar que visites, estas medidas pueden ser poco realistas. Por ejemplo, los cajeros y los camareros no pueden hacer su trabajo sin estar cerca de los clientes.

Es por esto que mejorar los sistemas de ventilación es importante para reducir la propagación del virus en el aire en ambientes interiores, dicen los expertos.