CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
EE.UU.

México identifica a dos mujeres que habrían recibido cirugías no consensuadas durante detención de ICE

Por Natalie Gallón

(CNN) — México identificó a dos mujeres que habrían sido sometidas a cirugías no consensuadas mientras estaban detenidas por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés).

El hallazgo es parte de una investigación mexicana más amplia sobre las denuncias de atención médica inadecuada para mujeres migrantes encerradas en el Centro de Detención Irwin Country, de gestión privada de ICE, en Ocilla, Georgia.

En un comunicado emitido durante el fin de semana, la Cancillería de México dijo que una ciudadana mexicana recibió «una intervención quirúrgica» que no autorizó. El Ministerio especificó que la operación no fue una histerectomía y dijo que no recibió atención postoperatoria. La mujer tampoco recibió tratamiento por una hernia, agrega el comunicado.

Una segunda mujer en México presuntamente se sometió a una cirugía ginecológica «sin su pleno consentimiento», según el Ministerio, que no especificó el tipo de cirugía. El comunicado dice que ella no «recibió una explicación en español del diagnóstico médico o la naturaleza de los procedimientos médicos que se realizarían». El gobierno dice que está «verificando» este caso.

El martes, ICE emitió un comunicado atribuido al director interino Tony Pham para que comentaran que las acusaciones «plantean preocupaciones muy serias que merecen ser investigadas», y que serán revisadas tanto por la Oficina del Inspector General donde se presentó la denuncia original del denunciante y el Departamento de Seguridad Nacional.

publicidad

«Si hay algo de verdad en estas acusaciones, es mi compromiso hacer las correcciones necesarias para asegurar que seguimos dando prioridad a la salud, el bienestar y la seguridad de los detenidos por ICE», dijo Pham en el comunicado.

En septiembre, Dawn Wooten, una enfermera práctica licenciada anteriormente empleada en el Centro de Detención del Condado de Irwin de Georgia, presentó una queja que planteaba preocupaciones sobre un número indeterminado de histerectomías supuestamente realizadas allí, así como por presunta negligencia médica.

Desde entonces, al menos 20 mujeres han sido entrevistadas por funcionarios mexicanos como parte de la investigación en curso. Según una declaración anterior del Ministerio de Relaciones Exteriores, cinco mujeres dijeron haber tenido «interacciones» con un médico que ha sido vinculado a cirugías supuestamente inadecuadas.

La Dra. Ada Rivera, directora médica del ICE Health Service Corps, aseguró en un comunicado que desde 2018, solo dos personas en el Centro de Detención del Condado de Irwin han sido remitidas a profesionales médicos certificados y acreditados en instalaciones de atención de salud ginecológica y obstétrica para histerectomías.

«Con base en sus evaluaciones, estos especialistas recomendaron histerectomías. Estas recomendaciones fueron revisadas por la autoridad clínica del centro y aprobadas», dijo Rivera, citando datos de la agencia.

A través de un portavoz, LaSalle Corrections, la compañía que opera las instalaciones de Irwin, dijo en un comunicado que «todas las mujeres bajo nuestro cuidado reciben atención médica ginecológica y obstétrica de rutina, apropiada para su edad, según las pautas comunitarias reconocidas para los servicios de salud de la mujer».

LaSalle también mencionó los dos casos citados por Rivera de ICE como los únicos dos referidos a profesionales médicos certificados y acreditados en instalaciones de atención de salud ginecológica y obstétrica para histerectomías en cumplimiento con los estándares de la Comisión Nacional de Atención Médica Correccional (NCCHC).

Según la Secretaría, el consulado de México en Atlanta, Georgia, está en contacto con un abogado para una posible demanda colectiva y «con las mujeres que podrían ser incluidas en ella, con el fin de explorar canales legales que aborden la violación de sus derechos».

Priscilla Alvarez de CNN en Washington contribuyó a este informe.