CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

El número de personas mayores que están contrayendo coronavirus en Europa está aumentando nuevamente. Eso es realmente una mala noticia

Por Ivana Kottasová

(CNN) — Europa se encuentra inmersa en la segunda ola de la epidemia de coronavirus y está comenzando a surgir una tendencia particularmente preocupante: más personas mayores se están infectando.

Durante los meses de verano, el continente vio brotes de infección principalmente entre los jóvenes que se aventuraban a salir a bares, restaurantes y otros espacios públicos. Si bien eso no era ideal, significaba que la tasa de mortalidad se mantuvo relativamente baja, ya que las personas más jóvenes son estadísticamente menos vulnerables al virus y la mayoría evita enfermarse gravemente.

Sin embargo, el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) advirtió que ahora más personas mayores se están infectando. Según el último informe de situación del ECDC, al menos 13 países de Europa vieron cómo las nuevas tasas de infección entre las personas de 65 años o más aumentaron a lo que el ECDC define como «alto» la semana pasada: entre 64 por 100.000 en Croacia y 206 por 100.000 en Países Bajos.

Se puede observar un fuerte aumento de infecciones entre las personas mayores en las últimas semanas en casi todos los países europeos donde se dispone de datos.

Las tasas de infección por covid-19 entre los mayores de 65 años en algunos países de Europa del Este son ahora más del doble de lo que eran durante la primera ola. Más de 100 en República Checa, Rumania, Eslovenia y Hungría.

Las tasas de infección más altas entre los ancianos son preocupantes porque las personas mayores tienen muchas más probabilidades de terminar en el hospital y de enfrentar un riesgo significativamente mayor de muerte.

publicidad

Según la Organización Mundial de la Salud, casi el 88% de todas las muertes en Europa se produjeron en el grupo de edad de más de 65 años, a finales de agosto. En la República Checa, los mayores de 65 años representaban el 14% de las infecciones semanales, pero el 94% de las muertes al 11 de octubre.

Cuando la infección comienza a propagarse entre las personas mayores, los hospitales pueden abrumarse rápidamente. Como sucedió en Italia, España y otros países durante la primera ola del virus en la primavera.

LEE: ANÁLISIS | El éxito de China frente al covid en comparación con Europa muestra que los confinamientos son el primer paso, no una solución

Según los últimos datos disponibles del Departamento de Salud y Asistencia Social, el número de personas mayores de 60 años que dieron positivo en el Reino Unido se cuadruplicó en comparación con principios de septiembre.

El profesor Jonathan Van-Tam, subdirector médico de Inglaterra, dijo en una conferencia de prensa del gobierno la semana pasada que las tasas de infección más altas que se observaron originalmente entre la gente más joven han comenzado recientemente a «infiltrarse» en los grupos de mayor edad.

El Instituto Robert Koch, el centro de Alemania para el control de enfermedades, advirtió en su último informe de situación el lunes que «la proporción de casos en grupos de mayor edad ha ido aumentando» desde principios de septiembre.

En Francia, el número de nuevos casos de covid-19 entre personas de 65 años o más se ha triplicado en solo seis semanas, según la agencia de salud francesa.

Y los datos de España muestran que si bien la edad media de los recién diagnosticados con el virus se redujo de 40 a finales de julio a 37 a finales de agosto, recientemente ha aumentado de nuevo a 39 años.

La propagación de infecciones de los grupos de menor a mayor edad también se ha documentado en otros lugares.

Cuando investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC) estudiaron un brote de coronavirus en el sur de Estados Unidos en junio, encontraron que el aumento de infecciones entre los adultos más jóvenes precedió al aumento entre las personas mayores entre cuatro y 15 días.

En otras palabras, una vez que un brote se ha propagado entre las personas más jóvenes, comienza a extenderse a los grupos de edad mayores y más vulnerables.

La Dra. Jennifer Cole, de Royal Holloway, Universidad de Londres, dijo que los datos en Inglaterra muestran que el brote no está «contenido» dentro de los grupos de edad más jóvenes. Y que gran parte de la propagación del virus puede estar relacionada con hogares multigeneracionales.

Muchos países europeos están ahora compitiendo contra el reloj para evitar que sus sistemas de salud se sobrecarguen.

Y aunque hubo sugerencias al principio de la pandemia de que si los ancianos podían protegerse de alguna manera del virus, entonces el resto de la sociedad debería poder continuar con su vida normal, la mayoría de los gobiernos ahora se están dando cuenta de que el plan fracasó.

Ante un aumento en los casos, Irlanda anunció el lunes que volverá a imponer un bloqueo de seis semanas a partir del miércoles.

La República Checa se confinó la semana pasada. El lunes, el gobierno hizo que las mascarillas fueran obligatorias en casi todas partes. Bélgica ha introducido un toque de queda entre la medianoche y las 6 am.

El gobierno español declaró el estado de alarma en la región de Madrid hace casi dos semanas. El martes, dijo que también estaba considerando imponer un toque de queda, que también podría implementarse en otras partes del país.

En el Reino Unido, Gales entrará en un bloqueo «cortafuegos» de dos semanas a partir del viernes, dijo el lunes el primer ministro del país, Mark Drakeford.

Varias ciudades francesas importantes, incluidas París, Grenoble, Montpellier, Toulouse, Lille y Lyon tienen toques de queda entre las 9 p.m. y las 6 a.m.

El primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, anunció un nuevo conjunto de restricciones más estrictas el domingo, después de que el país registrara nuevamente un elevado número de pruebas positivas por quinto día consecutivo. Fundamentalmente, Conte ha otorgado a los alcaldes italianos el poder de imponer toques de queda en áreas públicas después de las 9 pm.

LEE: No más medidas drásticas en Italia: “El país no se puede permitir otro golpe. Pondría en grave peligro a todo el tejido económico”, dice el primer ministro

Los expertos dicen que los cierres generalizados son necesarios para proteger a los ancianos y vulnerables.

«Hemos visto un aumento en el número de casos. Comenzó con personas más jóvenes de 20 años y se extendió gradualmente a edades más avanzadas», dijo Patrick Vallance, asesor científico principal del Reino Unido, en una sesión informativa el mes pasado.

«Ese aumento en el número de casos se ha traducido en un aumento en las hospitalizaciones. A medida que aumentaron las hospitalizaciones… muy tristemente pero no inesperadamente, las muertes también están aumentando».

Hilary McGann, Sarah Dean, Vasco Cotovio y Nina Avramova en Londres de CNN, Nicola Ruotolo en Roma y Pierre Bairin y Eva Tapiero en París contribuyeron con el reportaje.