CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Voto Latino

Análisis

Análisis | La batalla por los votantes hispanos, a profundidad

Por Análisis de Brandon Tensley

(CNN) — La lucha por los aproximadamente 32 millones de votantes latinos elegibles está en marcha, a pesar de la atención relativamente escasa que ha recibido este bloque.

Con el día de las elecciones a solo cinco días de distancia, se espera que los votantes latinos sean importantes en estados como Florida y Arizona. De hecho, el presidente Donald Trump y el candidato presidencial demócrata Joe Biden celebraron eventos en Florida el jueves. Y Trump realizó dos eventos en Arizona el miércoles.

Pero no confundas a los votantes hispanos con un bloque monolítico.

Según la encuesta de encuestas de CNN, Biden tiene una ligera ventaja sobre Trump tanto en Florida como en Arizona.

Pero en Florida, las encuestas ofrecen una imagen mixta de la posición de Biden entre los latinos. Trump tiene una ventaja del 52% frente al 46% con los votantes latinos del estado, según muestra una nueva encuesta de NBC News / Marist, mientras que una encuesta reciente de la Universidad Quinnipiac y la Universidad de Monmouth pone a Biden a la cabeza del grupo. Los votantes cubanos constituyen una parte importante de la población latina de Florida y tienden a votar por los republicanos.

Florida, el voto y su diversidad 2:52

Mientras tanto, es posible que los votantes latinos en Arizona, un estado que el candidato presidencial republicano ha ganado en todas las elecciones desde 1952 salvo una, puedan entregarle una victoria a Biden. Es mucho más probable que los votantes latinos de Arizona sean de México o América Latina. Un gran impulso de ese bloque, que tiende a favorecer a los demócratas, complicaría la búsqueda de la reelección de Trump. Una encuesta reciente de CBS News / YouGov  pone la ventaja de Biden entre los votantes latinos en Arizona en un 61% a frente a un 33%.

publicidad

«Quien gane el voto latino, ganará el condado Maricopa. Y quien gane el condado Maricopa, ganará Arizona», dijo recientemente a The Guardian Joseph García, director de la organización sin fines de lucro Chicanos Por La Causa Action Fund. «Y quien gane en Arizona probablemente gane la Casa Blanca».

En los últimos días, Trump ha presionado para obtener el respaldo de los votantes latinos en estados clave, pero a través de llamamientos característicamente vagos y anémicos, como mi colega de CNN Maegan Vázquez lo describió sobre su «Plan del Sueño Americano» para las comunidades latinas.

Fundamentalmente, si bien los votantes latinos son un grupo de tendencia demócrata, eso no significa que el exvicepresidente no haya enfrentado desafíos con este bloque. En comparación con Hillary Clinton en 2016, Biden está ganando votantes latinos por menos puntos en las encuestas previas a las elecciones. Su campaña también ha recibido críticas por llegar a estos votantes más adelante en la contienda.

Para discutir la batalla por los votantes latinos, cómo se ve, qué lecciones ofrece para el futuro, hablé con el fiscal general demócrata de California, Xavier Becerra, quien de 1993 a 2017 fue representante de California en la Cámara. Durante su mandato, fue un miembro visible del Grupo Legislativo Hispano del Congreso.

La siguiente conversación ha sido ligeramente editada por su extensión y claridad.

Durante mucho tiempo ha existido la noción de que los votantes latinos son el «gigante dormido»: un grupo políticamente inerte con un potencial enorme. Pero en estos días, el término parece demasiado simple y gastado por el tiempo, como mucha gente está señalando. ¿Qué piensa sobre cómo nosotros, como sociedad, tendemos a caracterizar, incluso a caracterizar erróneamente, a los votantes latinos?

Cada vez más, la comunidad latina se está familiarizando con ser estadounidense. Estamos viendo cada vez más integración y participación en las cosas que a veces damos por sentado como estadounidenses.

Mis padres siempre han votado, aunque eran nuevos votantes. Como inmigrante, se convierte en un nuevo votante después de convertirse en ciudadano. Lo que uno está encontrando es que la experiencia que tuvo que atravesar su generación para entender el proceso es muy diferente hoy, cuando hay programas para ayudar a las personas a convertirse en ciudadanos, a aprender lo que significa ejercer sus derechos como ciudadanos.

Entonces la participación está creciendo. Cada vez más, uno descubre que la comunidad latina, como otras comunidades, se está volviendo activa. Y, sinceramente, no está siendo impulsada por personas muy experimentadas, sino por gente joven, una tendencia que augura un buen avance hacia el futuro.

¿Podría hablar un poco más sobre los votantes latinos jóvenes? Parece que se está produciendo un cambio interesante.

Estamos viendo que los votantes más jóvenes son más conscientes de las circunstancias de la votación, lo que significa la votación.

Ejemplo rápido. Hay cientos de miles de jóvenes latinos que son «dreamers» y no pueden votar. Pero les garantizo que están activos en la campaña electoral, y por una razón justa: no pueden ayudarse a sí mismos a votar, por lo que van a llegar a quienes puedan. Tienen muchos amigos que tienen derecho a votar. Y estos amigos no entienden por qué pueden votar pero otros no, y se han vuelto políticamente activos porque ven la injusticia que afecta a sus compañeros.

Entonces, es el activismo que proviene de una experiencia personal y que tal vez hace una generación no era tan importante. Este activismo siempre ha estado ahí, todo el tema de la inmigración. Pero ahora es tan importante porque Trump, al tratar de derogar el programa de deportación diferida (DACA, por sus siglas en inglés) y al ser tan frontal en sus ataques contra las familias inmigrantes, lo ha hecho muy personal. El activismo ha adquirido una gran importancia para muchos, pero especialmente para la generación más joven.

¿Y Biden? ¿Cuáles son algunos de los desafíos a los que se ha enfrentado la campaña con respecto a los votantes latinos (ha recibido críticas por aparentemente descuidar a este grupo) y cómo ha buscado la campaña superar estos desafíos?

Recuerde que hubo muchos candidatos al principio de las primarias demócratas, y fue difícil para Biden abrirse paso. Hubo un momento en que se agotaron muchos de los recursos para la campaña de Biden. Pero luego, de repente, cuando tomó impulso y quedó claro que él sería el candidato, tuvo que ponerse al día, en comparación con la campaña de Trump, en términos de recursos y poder comunicarse.

Pero lo que ha hecho la campaña de Biden es dramático. Tiene 11 directores de voto latino en todo el país. Tiene varios directores estatales que son latinos. Tiene lo que llama consejos de liderazgo latino que esencialmente ayudan a unir a la comunidad para comprender lo que está en juego.

Y todo eso se complementa con una plataforma relacionada con los intereses de la comunidad latina. Sin lugar a dudas, Biden puede decir cuando asuma el cargo de presidente que tiene la agenda más ambiciosa para la comunidad latina de cualquier persona que haya asumido ese cargo.

El golpe que la pandemia les ha dado a los latinos es asombroso: más de 25.000 han muerto a causa del covid-19. Los latinos no son un monolito, pero ¿cuáles son algunos de los temas principales en la boleta electoral para este grupo?

Siempre sorprende a la gente cuando digo esto, pero la realidad es que cuando haces una encuesta en la comunidad latina, es probable que los tres temas principales para los latinos sean los mismos tres temas principales que ves en EE.UU. en general: trabajos, atención médica, educación. La intensidad puede variar ligeramente, pero en gran parte es la misma.

Los estadounidenses, independientemente de su origen, están más preocupados por sus trabajos, por tener los medios económicos para mantener a sus familias. Y eso ciertamente se manifiesta con más intensidad entre los latinos porque, en general, no somos una comunidad adinerada.

Lo que puedo decirte es esto: cualquiera que pueda hablar sobre proveer para las familias, va a tener una relación con los latinos. Cualquiera que pueda ofrecer seguridad en lo que respecta al cuidado de la salud, va a estar de acuerdo con los latinos. Cualquiera que crea en ofrecer un camino hacia una verdadera oportunidad educativa, tendrá una buena relación con los latinos.

Si echa un vistazo a los dos candidatos presidenciales, verá que el mensaje de Biden resuena mucho más que el de Trump. Porque si bien a Trump le gusta decir: «Las cosas van muy bien. La economía avanza», olvida que la mayoría de los latinos no trabaja en Wall Street. De hecho, se olvida de que los trabajadores muy esenciales a quienes él insiste que van a trabajar y no tienen protecciones son, en su mayoría, latinos.

Trump está tan desconectado de las necesidades e intereses de los latinos que los latinos no necesitan mucho para ver la diferencia entre lo que ofrece y lo que ofrece Biden. Ni siquiera he llegado a la forma dañina en que Trump habla de los latinos. Mucha gente puede ignorar ese tipo de conversación si lo está haciendo bien, pero el covid-19 ha demostrado que a Trump realmente no le importan los trabajadores, en particular los latinos.

¿Algo más que desee agregar, tal vez sobre lo que los observadores deberían vigilar en el futuro?

Solo diré que el crecimiento en la participación cívica se está volviendo más evidente dentro de la comunidad latina. Recuerdo que me entrevistaron en 2015 o 2016 sobre cómo no había suficientes líderes latinos en los cargos electos, pero los partidos políticos seguían diciendo que los votantes latinos deberían ir con ellos, aunque los partidos no les estaban dando a los latinos oportunidades de estar en los puestos más altos.

Hace cinco o 10 años, no había demasiados funcionarios electos en todo el estado de California que fueran latinos. Hoy, no tienes que mirar muy lejos. Estás empezando a ver que los latinos están alcanzando esos puestos más altos.

Y entonces el crecimiento lleva un tiempo. Pero una vez que comienza, continúa. Y cualquiera que ignore eso, que no se dé cuenta de que esta es una comunidad que apenas está empezando a saborear lo que es estar involucrado en política, lo hará en detrimento suyo.