CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

La inmunidad al coronavirus dura al menos cinco meses, según estudio

Por Maggie Fox

(CNN) — La inmunidad a la infección por covid-19 dura al menos cinco meses, y probablemente más tiempo, informaron investigadores.

Si bien el informe puede parecer confuso y contradictorio respecto a un informe similar dado a conocer en Gran Bretaña esta semana, en realidad no lo es.

Los cuerpos de las personas producen un ejército de compuestos inmunes en respuesta a una infección y algunos son abrumadores al principio y mueren rápidamente, mientras que otros se acumulan más lentamente.

El nuevo informe publicado el miércoles muestra que el 90% de las personas que se recuperan de las infecciones por covid-19 mantienen una respuesta estable de anticuerpos.

«Si bien se han publicado algunos informes que dicen que los anticuerpos contra este virus desaparecen rápidamente, hemos descubierto todo lo contrario: que más del 90% de las personas que estaban leve o moderadamente enfermas producen una respuesta de anticuerpos lo suficientemente fuerte como para neutralizar el virus, y la respuesta se mantiene durante muchos meses», dijo en un comunicado Florian Krammer, profesor de vacunología en la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai, quien dirigió el equipo del estudio.

«Esto es esencial para el desarrollo de una vacuna eficaz».

publicidad

Así fue el estudio sobre inmunidad

El equipo analizó las respuestas de anticuerpos de más de 30.000 personas que dieron positivo al covid-19 en el Sistema de Salud de Mount Sinai entre marzo y octubre.

Caracterizaron sus respuestas de anticuerpos como bajas, moderadas o altas.

Más del 90% tenía niveles, o títulos, de moderados a altos de anticuerpos contra la proteína de pico del virus, la estructura que usa para agarrar las células que infecta.

Luego estudiaron de cerca a 121 pacientes que se recuperaron y donaron su plasma, una vez tres meses después de que desarrollaron los primeros síntomas, y nuevamente cinco meses después.

Vieron una disminución en algunos anticuerpos. Pero otros persistieron, informaron en la revista Science.

«La concentración de anticuerpos séricos que medimos en individuos inicialmente probablemente fue producida por plasmablastos, células que actúan como primeros respondedores a un virus invasor y se unen para producir episodios iniciales de anticuerpos cuya fuerza pronto disminuye», dijo la Dra. Ania Wajnberg, directora de pruebas clínicas de anticuerpos en el Hospital Mount Sinai.

«Los niveles sostenidos de anticuerpos que observamos posteriormente probablemente sean producidos por células plasmáticas de larga duración en la médula ósea.

«Esto es similar a lo que vemos en otros virus y probablemente significa que están aquí para quedarse.

«Continuaremos siguiendo a este grupo con el tiempo para ver si estos niveles permanecen estables como sospechamos y esperamos que lo hagan».

Los anticuerpos no son la única protección que ofrece el sistema inmunológico contra las infecciones, pero son una primera línea de defensa importante.

«Aunque esto no puede proporcionar evidencia concluyente de que estas respuestas de anticuerpos protegen de la reinfección, creemos que es muy probable que disminuyan la razón de probabilidades de reinfección», escribió el equipo.

Científicos siguen aprendiendo sobre coronavirus

El covid-19 solo ha existido por poco menos de un año, por lo que los científicos aún están aprendiendo sobre él.

Las historias de personas que se infectaron más de una vez son en su mayoría anecdóticas y pocas, además de distantes entre sí.

Hay una preocupación obvia sobre esto. Ayudaría más a deshacerse de la pandemia si las personas desarrollaran inmunidad permanente al virus después de una infección. Y, por supuesto, la inmunidad sería vital para que una vacuna funcione bien.

Pasa con otros virus. El sarampión es un ejemplo. Un ataque de sarampión suele dejar a alguien inmune de por vida, un efecto conocido como inmunidad esterilizante.

Lo mismo sucedió con la viruela, antes de que el virus fuera erradicado en la década de 1970 mediante una campaña mundial de vacunación.

Y la vacunación adecuada contra el sarampión y la viruela protege completamente contra la infección.

Pero los virus respiratorios como la influenza son más complicados.

Las personas pueden contraer la influenza una y otra vez y las vacunas contra la influenza generalmente brindan solo una protección parcial contra las infecciones y enfermedades graves.

Parte de eso se debe a la tendencia de la gripe a mutar.

Las características del coronavirus

Los coronavirus parecen estar en el medio. Pueden causar el resfriado común, pero como no suelen ser mortales, no están tan bien estudiados.

Hasta que apareció el mortal primo del covid-19, el SARS, había poco interés en los coronavirus.

Aún así, existe evidencia de que las personas pueden desarrollar y desarrollan cierta inmunidad a los coronavirus.

«Sabemos por el trabajo con coronavirus humanos comunes que se inducen anticuerpos neutralizantes, y estos anticuerpos pueden durar años y brindar protección contra la reinfección o atenuar la enfermedad, incluso si los individuos se reinfectan», escribieron Wajnberg y sus colegas.

«Aún no está claro si la infección con el SARS-CoV-2 en humanos protege de la reinfección y por cuánto tiempo».

El próximo paso importante, dijeron, será establecer lo que se conoce como correlatos de protección.

Estos son compuestos que se pueden medir en la sangre y que le dirán a los médicos si alguien es inmune, por lo que no será necesario esperar y ver si se infecta nuevamente después de un episodio o después de recibir una vacuna.