CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
México

Tras reporte, México dice que no tiene registro de haber recibido a menores centroamericanos sin acompañantes desde EE.UU.

Por Marlon Sorto

(CNN Español) — El Gobierno de México dijo el sábado que no tiene registro de haber recibido a menores de edad centroamericanos deportados desde Estados Unidos sin que estuvieran acompañados de un adulto, tal y como lo señaló un reporte publicado el viernes por The New York Times.

El director general para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, Roberto Velasco Álvarez, dijo en Twitter que «hasta el momento no hay registro de menores de edad que hayan entrado a territorio nacional sin acompañamiento de sus familiares».

Velasco agregó que el Gobierno mexicano «continuará con las investigaciones correspondientes de la mano de organizaciones de la sociedad civil y organismos multilaterales».

Informes sobre menores deportados

Las declaraciones del funcionario surgen al tiempo de que el Gobierno federal estadounidense confirmara a CNN que investiga si agentes destacados en la frontera entre México y Estados Unidos deportaron a los menores, en violación a las políticas en ambos países.

El reporte de The New York Times se basa en un correo electrónico al cual el periódico obtuvo acceso, en el cual el subjefe de la Patrulla Fronteriza, Eduardo Sánchez, crítica las deportaciones.

Además, cita datos del gobierno de México entregados a la organización de derechos humanos Women’s Refugee Commission. Estos sugieren que se deportó a México a por lo menos 208 niños centroamericanos entre el 21 de marzo y el 5 de junio, aunque no especifican si viajaron solos.

publicidad

«Recientemente, hemos identificado varios casos sospechosos en los que Menores Solos de países distintos a México han sido expulsados a través de puertos de entrada en lugar de ser remitidos a Operaciones Aéreas de ICE (Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos, por sus siglas en inglés) para vuelos de deportación”, indicó Sánchez en el documento, según The New York Times.

CNN no ha podido confirmar de forma independiente el correo citado por el diario o los datos proporcionados por Women’s Refugee Commission. La organización no respondió de inmediato a una petición de comentarios enviada este domingo.

Lo que dijo la CBP

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), a petición de comentarios de CNN, dijo mediante un comunicado que «publicaciones de medios recientes han impreso extractos incompletos sin fecha de la correspondencia filtrada de la CBP». Añadió que la agencia «no comenta sobre divulgaciones de información filtradas y no autorizadas que se sacan de contexto».

Agregó que la «CBP está investigando los señalamientos del informe» y que «cuando se encuentran a menores sin miembros adultos de la familia, su seguridad y protección son siempre de suma importancia para la CBP».

Según el informe de The New York Times, se expulsó a los menores provenientes de Guatemala, Honduras y El Salvador a una nación donde no tienen nexos familiares. Esto en lugar de ser enviados a sus países de origen, como lo establecen los procedimientos de Estados Unidos.

Las deportaciones también violarían un acuerdo firmado entre ambos países por motivo de la pandemia de covid-19. Este establece, entre otras cosas, que México «en aras de proteger a personas vulnerables», no aceptará a menores de edad como parte de las personas indocumentadas enviadas al país para esperar por sus procesos de asilo en Estados Unidos.

El caso de los 545 niños

El reporte de The New York Times se publica menos de dos semanas después de que abogados dijeran que no han podido comunicarse con los padres de 545 niños separados de sus familias por funcionarios de la frontera de Estados Unidos entre 2017 y 2018.

El Departamento de Justicia y la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) llevan a cabo un esfuerzo para identificar y reunir a las familias que separó la administración Trump, más de dos años después de crear la política de «tolerancia cero». Es posible que se haya deportado a cientos de padres sin sus hijos.

Krecyté Villarreal y Adrián Ledezma contribuyeron a este reporte.