CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Joe Biden

Biden planea acciones ejecutivas que revertirían las políticas de Trump

Por Eric Bradner, Sarah Mucha

(CNN) — El presidente electo Joe Biden se ha comprometido a reafirmar el papel de liderazgo de Estados Unidos en el escenario mundial a través de una serie de acciones ejecutivas desde el primer día que marcarían un giro drástico de las políticas del presidente saliente Donald Trump.

Ahora que Biden derrotó a Trump, su equipo de transición empieza a convertir sus promesas de campaña en planes que puede implementar desde el inicio de su presidencia.

Es probable que el primer foco de Biden sea la pandemia de coronavirus que empeora. Está previsto que el lunes nombre un grupo de trabajo sobre el coronavirus de 12 personas, según dos fuentes con conocimiento de sus planes. Biden también dijo durante la campaña que hablará con el Dr. Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas del Gobierno, antes de asumir el cargo.

También está previsto que promulgue una serie de acciones ejecutivas que desharían muchas de las acciones de política exterior de Trump. Estas buscarían devolver rápidamente a Estados Unidos su posición al final de la administración del expresidente Barack Obama hace cuatro años.

Cuando se le preguntó sobre los decretos que llevará adelante Biden en su primer día en el cargo, el asesor de campaña de Biden Symone Sanders dijo el domingo en el programa «State of the Union» de CNN que el presidente electo «va a cumplir sus promesas» realizadas en la campaña.

publicidad

Cambio climático, ‘dreamers’ y otras promesas de Biden

Biden prometió en repetidas ocasiones volver a unirse en su primer día en el cargo al acuerdo climático de París. Este es un acuerdo internacional histórico para combatir el cambio climático del que Trump decidió salir en 2017. También ha dicho que se reincorporaría a la Organización Mundial de la Salud, de la que Trump optó por retirarse este año.

Ambas acciones subrayan una gran diferencia entre Biden y Trump. Biden ha creído durante mucho tiempo en las organizaciones y pactos multilaterales de los que Trump desconfía.

Biden también ha dicho que revocará la prohibición de Trump de viajar desde algunos países de mayoría musulmana. Y que restablecerá el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), que permite a los «soñadores» –inmigrantes indocumentados que fueron traídos a Estados Unidos cuando eran niños– permanecer en el país.

El resultado de la elección a nivel legislativo subraya la dificultad que tendrá Biden para obtener victorias en ese terreno y realza la importancia de los decretos de su administración. Los republicanos aún tienen una estrecha mayoría en el Senado, aunque los demócratas lograrían el control de la cámara si ganan lo que podrían ser dos segundas vueltas del Senado en Georgia a principios de enero.

Equipo de transición con web y redes sociales

El equipo de transición que Biden reunió se ha preparado en silencio desde el Día del Trabajo. Intensificó sus actividades en las últimas semanas. Esto incluye el lanzamiento de un sitio web y cuentas de redes sociales el domingo.

La cuenta de Twitter de transición de Biden-Harris tuiteó que la administración entrante asumirá los desafíos «más urgentes» que enfrenta la nación. Y enumeró: «proteger y preservar la salud de nuestra nación, renovar nuestra oportunidad de tener éxito, avanzar en la equidad racial y luchar contra la crisis climática».

Biden enumeró una serie de otras prioridades en la campaña electoral y en las políticas que su campaña lanzó durante las elecciones primarias y generales. Estas incluyen abordar el racismo sistémico y el cambio climático, y ampliar las protecciones para los empleados sindicalizados.

Biden se ha comprometido a llevar adelante medidas para reformar el gobierno, que incluyen expandir y codificar en ley un compromiso ético instituido por la administración Obama que aborda cuestiones de cabildeo y también «cualquier influencia indebida o inapropiada de intereses personales, financieros y de otros tipos».

El presidente electo también prometió restablecer la directriz instituida durante la administración de Obama que restablecería el acceso de los estudiantes transgénero a deportes, baños y vestuarios de acuerdo con su identidad de género.