CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Voto Latino

México

Gobierno de México reitera su negativa a pronunciarse sobre el proceso electoral en EE.UU.

Por Krupskaia Alís

(CNN Español) — No hay vuelta atrás. El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, señaló este miércoles en su conferencia matutina que hasta tanto no se concluya el proceso electoral en Estados Unidos, no se pronunciará al respecto.

“Nosotros no podemos hacer un reconocimiento de ningún tipo a un gobierno que todavía no está legal y legítimamente constituido”, dijo. Así mismo señaló que cree que esta postura ya ha sido entendida por el equipo del presidente electo Joe Biden.

“Quienes no lo han entendido y están generando mucho ruido», dijo el mandatario, «son nuestros adversarios aquí y algunos diplomáticos improvisados, sin principios, que no entienden lo que es o debe ser la política exterior apegada al artículo 89, fracción décima, de nuestra Constitución”.

López Obrador agregó que cualquier tipo de pronunciamiento sería inmiscuirse en los asuntos internos. “Y no estamos en contra ni a favor de nadie», dijo.

El mandatario aseguró que la postura de su gobierno no generaría ninguna represalia. “No tiene por qué haber represalias porque nos estamos apegando a nuestra política de principios, de legalidad. Además no somos colonia, somos un país independiente”, afirmó.

publicidad

Pese a ello, pareciera que la cancillería mexicana ha comenzado a mover algunas piezas.

El martes, a través de su cuenta de Twitter, la embajadora de México en Estados Unidos, Martha Bárcena, indicó que por instrucciones de López Obrador y del secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, había ofrecido una explicación a sus interlocutores estadounidenses sobre la decisión de no felicitar a Biden.

La diplomática, además de reiterar lo mencionado por López Obrador, expresó el respeto del gobierno mexicano a la política de Estados Unidos, incluyendo a los partidos Demócrata y Republicano, así como al virtual –como lo calificó– presidente electo Joe Biden y al presidente Donald Trump.

Perspectivas a futuro de la relación entre México y EE.UU.

Para algunos observadores, la decisión del mandatario mexicano es cautelosa. Señalan que con esto se evita cualquier tipo de represalias o decisiones sorpresivas, tomando en cuenta que el período presidencial de Donald Trump concluirá el 20 de enero de 2021.

Para otros, sin embargo, podría poner algunos obstáculos en la futura relación bilateral.

México y Estados Unidos no sólo comparten una frontera de más de 3.000 kilómetros, sino una abultada agenda bilateral. Esta incluye el tratado comercial T-MEC, puesto en marcha el 1 de julio de este año y en el que participa también Canadá. Otro temas de la agenda son el combate al narcotráfico y el control de los flujos migratorios. También está la venta ilegal de armas desde Estados Unidos, cuyos principales compradores son los grupos del crimen organizado, entre otras cuestiones.

Amy L. Glover, politóloga méxico-estadunidense, considera que los costos de esta decisión serán menores, ya que los demócratas son muy pragmáticos. “La relación es con una nación», dijo a CNN, «no con un gobierno específico”.