CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Celebridades

Lil Wayne acusado de posesión de arma de fuego

Por Lisa Respers France

(CNN) — Diez meses después del incidente inicial, la posesión de armas de Lil Wayne ha dado lugar a que se le acuse de un delito federal que conlleva una posible sentencia de prisión de 10 años si es declarado culpable.

El rapero fue acusado el martes en el Distrito Sur de Miami de posesión criminal de un arma de fuego y municiones, como un delito grave anterior. Según los documentos legales obtenidos por CNN, los cargos se derivan de un presunto incidente del 23 de diciembre de 2019.

Sus abogados señalaron que el músico no usó su arma de fuego en ese incidente, en el que una pistola estaba en su equipaje en un avión privado.

MIRA: George Clooney reflexiona sobre su aterrador accidente de 2018

«No hay ninguna acusación de que alguna vez la haya disparado, blandido, usado o amenazado con usarla. No hay ninguna acusación de que sea una persona peligrosa. El cargo es que debido a que fue condenado por un delito grave en el pasado le es prohibido poseer un arma de fuego», dijo Howard Srebnick, abogado de Lil Wayne, a CNN en un comunicado.

publicidad

«Las pautas federales de sentencia exigen un llamado sustancialmente más bajo y no consideraría la exposición máxima para decidir la sentencia de nadie y todos los hechos deben revisarse a fondo», agregó Ronald Richards, otro abogado del músico, en un correo electrónico a CNN.

El artista se declaró culpable en octubre de 2009 de un cargo de arma de fuego como parte de un trato con los fiscales de Nueva York.

Ese cargo se derivó de su arresto en 2007 fuera del Beacon Theatre de la ciudad de Nueva York en el que se encontró una pistola calibre .40 en su autobús de gira.

Su abogado dijo en ese momento que el arma pertenecía a otra persona, pero Lil Wayne aceptó un acuerdo de culpabilidad y fue sentenciado a un año de prisión.

Terminó cumpliendo ocho meses antes de ser liberado.

Según la ley federal, a los delincuentes condenados se les prohíbe poseer armas.

Una audiencia en el caso está programada para el 11 de diciembre.

Christina Carrega y Delano Massey de CNN contribuyeron a este informe