CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Ciencia

Los fósiles de ‘dinosaurios en batalla’ muestran que Triceratops y T.rex, podrían haber muerto después de una pelea

Por Ashley Strickland

(CNN) — Puede que haya sido una batalla eterna en la antigua Montana.

Hace unos 67 millones de años, dos dinosaurios icónicos, un Triceratops horridus y un Tyrannosaurus rex, murieron y fueron rápidamente enterrados uno al lado del otro en una sola tumba. Y ambos tienen cicatrices de batalla. Es el tipo de enfrentamiento sobre el que los científicos han especulado durante años, pero solo ha aparecido en los juegos de «Jurassic Park», hasta ahora.

Los esqueletos impresionantemente completos de estos «dinosaurios en batalla» se exhibirán y se estudiarán en el Museo de Ciencias Naturales de Carolina del Norte en 2022, anunció el museo el martes. El museo está ubicado en el centro de Raleigh.

El fósil del Triceratops se descubrió por primera vez en 2006 cuando se erosionó de la roca sedimentaria de la Formación Hell Creek. Esta formación rocosa, que data de hace 65,5 millones de años, recibió su nombre de Hell Creek cerca de Jordan, Montana. El tesoro de fósiles del final del período Cretácico se extiende por partes de Montana, Dakota del Norte, Dakota del Sur y Wyoming.

Los restos de un Tyrannosaurus rex también se superpusieron ligeramente con los del Triceratops. Ambos fueron extraídos de la formación rocosa, enlucidos en yeso y almacenados de forma segura hasta que pudieran ser estudiados.

publicidad

Son algunos de los esqueletos de dinosaurios más completos jamás encontrados. Además, los investigadores creen que el esqueleto de Tyrannosaurus rex es el único fósil de T. rex 100% completo.

La porción de T.rex del descubrimiento de doble fósil muestra lo que parece ser un dinosaurio juvenil.

Ambos esqueletos también están articulados, lo que significa que todos los huesos se han conservado en su orden correcto. Es raro encontrar un fósil articulado, y este descubrimiento incluye dos.

Un antiguo caso frío

Si bien los fósiles todavía están atrapados en la piedra sedimentaria, lo que se ve cuenta una historia intrigante.

Hasta ahora, un análisis del fósil de Triceratops ha revelado impresiones de piel reales en su volante y caderas característicos. Los dientes del tiranosaurio están incrustados en su columna vertebral. Pero los brazos del Triceratops no son visibles. Los investigadores no están seguros de si simplemente están encerrados en la piedra debajo de su cuerpo o si fueron saqueados por otros dinosaurios antes de que el Triceratops fuera enterrado.

Los fósiles muestran impresiones de piel.

También quieren saber si se conservó el contenido de su estómago. Si es así, podrían conocer su última comida.

El Tyrannosaurus rex tenía la mayoría de sus dientes rotos; también tiene un dedo roto y su cráneo está partido. Los investigadores quieren descubrir si todo este daño se produjo durante una posible batalla con el Triceratops, o si fueron lesiones post mortem.

El fósil de Tyrannoraurus rex también tiene una impresión de piel en su pie, que según los investigadores es notablemente similar a la de un emú moderno.

El museo cosntruye un nuevo laboratorio, el SECU DinoLab, para albergar los fósiles cuando se exhiban en 2022. También será un centro para los científicos que estudian los fósiles. Se espera que la exhibición esté en abierta al público durante cinco años.

El cráneo de T. rex muestra evidencia de dientes rotos.

Algunas de las otras preguntas que los investigadores quieren responder sobre los fósiles incluyen determinar si las moléculas se conservan en las impresiones de la piel y si el fósil de tiranosaurio muestra evidencia de plumas. A los científicos también les gustaría identificar si era un Tyrannosaurus rex adolescente y descubrir más detalles del volante del Triceratops.

Y, por supuesto, quieren saber cómo murieron los dinosaurios y si de antemano estaban encerrados en un duelo.

Debido a que los fósiles todavía están sepultados en sedimentos, sus contornos corporales y las impresiones de la piel y los tejidos blandos permanecen. Estos detalles a menudo se pierden cuando los fósiles se excavan por completo en el campo.

«Aún no hemos estudiado este espécimen; es una frontera científica. La preservación es fenomenal, y planeamos utilizar todas las innovaciones tecnológicas disponibles para revelar nueva información sobre la biología del T. rex y el Triceratops. Este fósil cambiará para siempre nuestra visión de los dos dinosaurios favoritos del mundo», afirmó Lindsay Zanno, jefa de paleontología del Museo de Ciencias Naturales de Carolina del Norte y profesora asociada de investigación en la Universidad Estatal de Carolina del Norte, en un comunicado.

El T. rex tenía garras afiladas en forma de media luna.

«La forma en que hemos diseñado toda la experiencia, invitando al público a seguir los descubrimientos científicos en tiempo real y participar en la investigación, establecerá un nuevo estándar para los museos».

Donando dinosaurios

La popular pareja de dinosaurios fue donada al museo por los Amigos del Museo de Ciencias Naturales de Carolina del Norte el martes. La organización sin fines de lucro adquirió los fósiles utilizando fondos privados proporcionados por el apoyo de una gran cantidad de fundaciones.

«Es un honor inconmensurable dar la bienvenida a estos especímenes mientras establecen su residencia permanente aquí en el Museo», dijo Jason Barron, presidente de los Amigos del Museo de Ciencias Naturales de Carolina del Norte. «El duelo de dinosaurios es un hallazgo singular; estamos increíblemente agradecidos con nuestros seguidores por hacer de esto una realidad y permitir que nuestros visitantes, tanto en persona como virtuales, experimenten este viaje con nosotros».

La exhibición también promoverá los programas de investigación y educación en paleontología del museo.

«El Museo está encantado de tener la oportunidad única de albergar e investigar uno de los descubrimientos paleontológicos más importantes de nuestro tiempo», dijo Eric Dorfman, director y director ejecutivo del Museo de Ciencias Naturales de Carolina del Norte, en un comunicado. «No solo podemos descubrir detalles desconocidos de la anatomía y el comportamiento de estos animales, sino que nuestras nuevas instalaciones dedicadas y programas educativos nos permitirán interactuar con el público a nivel local, en todo Carolina del Norte y en todo el mundo».

El SECU DinoLab brindará a los visitantes la oportunidad de observar a los investigadores mientras estudian los fósiles y también hablar con el equipo de paleontología.

Y para aquellos en casa, el laboratorio compartirá actualizaciones de investigación y videos en vivo para aprender más sobre sus hallazgos en tiempo real.