CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Joe Biden

Biden enfrentará una prueba frente al acceso a información confidencial, mientras hereda el servidor secreto de Trump

Por Vivian Salama

(CNN) — El presidente electo Joe Biden y su equipo pronto tendrán que decidir si compartirán las transcripciones de las llamadas del próximo mandatario con líderes extranjeros a una audiencia amplia con autorización de seguridad. O, si por el contrario, mantendrán el bloqueo de las transcripciones oficiales de llamadas y otra información confidencial que impuso la administración de Trump ante las preocupaciones de que pudieran filtrarse.

Una persona cercana al equipo de transición de Biden le dijo a CNN que no se ha decidido cómo se manejarán estos materiales confidenciales. Y añadió que es probable que mantengan el estrecho control de la administración de Trump sobre dicha información. Al menos, indicó la fuente, en principio, hasta que se instalen. Lo que incluye que Jake Sullivan, el asesor de seguridad nacional elegido por Biden, pueda evaluar sus necesidades de seguridad de la información.

Un alto funcionario estadounidense dijo que el equipo de Biden tendrá acceso a un servidor secreto. El cual, señaló, contiene información confidencial relacionada a las conversaciones más controvertidas del presidente Donald Trump con líderes extranjeros sobre la base de lo que se necesita saber. Según dijo, la administración de Trump está preparada para compartir cualquier información que consideren relevantes para el proceso futuro de toma de decisiones.

¿Apostaría el equipo de Biden por la transparencia frente a información confidencial?

El equipo de Biden probablemente buscará ser más transparente. Sin embargo, mucho ha cambiado desde que varios de sus designados de alto perfil estuvieron en el gobierno. Además, la atmósfera políticamente cargada en Washington tras las elecciones hace que algunos funcionarios exijan precaución en los primeros meses. Esto para evitar filtraciones y evaluar las necesidades y los límites de compartir información sensible.

Las filtraciones consecutivas de comentarios polémicos hechos por Trump en llamadas con líderes de México y Australia durante los primeros días en la Casa Blanca fueron el resultado de una política de distribución de registros inusualmente flexible, dijeron varios funcionarios a CNN, lo que llevó a los funcionarios a recurrir a un servidor secreto para almacenar registros de llamadas que involucran a líderes de Arabia Saudita, Rusia y Ucrania.

publicidad
Analista: Biden elige gabinete con foco en la diversidad 0:59

Cuando H.R. McMaster asumió el cargo de segundo asesor de seguridad nacional de Trump, a un mes de la presidencia de Trump en febrero de 2017, las listas de distribución se redujeron, dijeron los funcionarios. Aún así, algunas personas todavía podían acceder a los registros del portal informático tradicional del Consejo de Seguridad Nacional, que lo manejaba todo excepto la información operativa de la CIA, explicó un funcionario.

Los funcionarios de la Casa Blanca también tomaron medidas para limitar significativamente la cantidad de personas que podían escuchar muchas de las llamadas de Trump o que podían acceder a los registros una vez concluidas esas llamadas, dijeron las personas.

La divulgación el año pasado de la denuncia de un informante no identificado mostró preocupaciones entre los funcionarios de la Casa Blanca sobre los supuestos intentos de la administración por «bloquear» el acceso a la información interna, incluida la conversación de Trump en julio de 2019 con el presidente de Ucrania Volodymyr Zelensky. Y esa revelación desencadenó las audiencias que llevaron al juicio político de Trump por parte de la Cámara de Representantes.

«Probablemente sea prudente mantener cierto control”

«El hecho es que probablemente demasiadas personas tuvieron acceso cuando Trump asumió el cargo. De alguna manera fue bueno. Pero de otra forma también puede ser malo», afirmó un exfuncionario de la administración cercano al equipo de transición. «Dado el entorno políticamente cargado en el que nos encontramos en este momento, probablemente sea prudente mantener cierto control. Aunque tal vez no a través de un servidor secreto».

Hay asuntos de rápido movimiento en los que las políticas o las tecnologías militares cambiaron durante los cuatro años desde que el equipo político de Biden dejó el gobierno. Especialmente, en relación con China y Turquía. Algo que el actual funcionario estadounidense dijo que será una prioridad en las discusiones con los equipos de transición de Biden.

El funcionario indicó que los detalles básicos relacionados con las conversaciones entre Trump y líderes extranjeros ––como el presidente de Rusia Vladimir Putin y el príncipe heredero de Arabia Saudita Mohammed Bin Salman–– solo se compartirán si son relevantes para una política pendiente o un asunto de seguridad nacional.

«Hay mucho que cubrir», señaló el alto funcionario estadounidense. «Vamos a compartir todo lo que sea relevante para darles un sentido de realidad cuando las llaves sean de ellos. Si hubiera algo así que realmente es de subrayar… cosas en el lado encubierto, por ejemplo, las destacaremos muy rápido».

El equipo de transición de Biden no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Biden comenzará a recibir sesiones informativas presidenciales diarias este lunes

¿Cómo responderá Biden a influencia china en Latinoamérica? 1:15

Biden comenzará a recibir, a diario, sesiones informativas presidenciales el próximo lunes. Una cortesía que tradicionalmente se le da al presidente electo y que se retrasó casi cuatro semanas debido a la negativa de Trump a aceptarlo.

Mientras tanto, se han creado carpetas para las actividades de transición. Específicamente con respecto al trabajo en el Consejo de Seguridad Nacional (NSC, por sus siglas en inglés). Incluye detalles sobre cómo se lleva a cabo el Comité de Coordinación Principal, una reunión interinstitucional clave, y otro tipo de reuniones, dijo el funcionario. También señaló que el equipo de Biden tiene mucha experiencia en estas reuniones y no necesita la información.

«Las carpetas son una tontería», reconoció el funcionario. Sin embargo, explicó que las han preparado y actualizado durante varias semanas, en caso de que Trump perdiera las elecciones.

Las operaciones militares son otra área en el que el NSC, además del Departamento de Defensa, tendrá que informar al equipo de transición en detalle. Especialmente, dadas las nuevas tecnologías emergentes sobre las que los funcionarios de Biden podrían no estar completamente actualizados.

Los pendientes del equipo de Biden sobre información confidencial

El funcionario señaló que el asesor entrante de seguridad nacional Sullivan «no es un hombre de defensa». Por lo que, añadió, será importante discutir a fondo con él y el equipo de transición ciertos temas. Entre ellos, programas satelitales sensibles y las defensas relacionadas con China.

El asesor de seguridad nacional de Trump, Robert O’Brien, y su adjunto Matthew Pottinger sostendrán «al menos una o dos reuniones» con Sullivan y su adjunto, señaló el funcionario. Luego, el NSC y el equipo de transición de Biden discutirán si existe la necesidad de sesiones informativas de las direcciones individuales.

El funcionario destacó que todos los informes relacionados con la respuesta al covid-19 probablemente serán manejados por el grupo de trabajo de coronavirus de la Casa Blanca y el Departamento de Salud, y no por el Consejo de Seguridad Nacional.