CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Joe Biden

Joe Biden recibirá el primer Informe Diario Presidencial, con los reportes de inteligencia, este lunes

Por Nicole Gaouette, Alex Marquardt, Vivian Salama

Washington (CNN) — El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, marcará un hito este lunes en su camino hacia la Casa Blanca. Recibirá su primer Informe Diario Presidencial (PDB por sus siglas en inglés): informes de inteligencia, la colección de secretos y el análisis de la comunidad de inteligencia sobre amenazas a corto y largo plazo que los líderes de Estados Unidos necesitan saber para gobernar el país y mantenerlo seguro.

El presidente Donald Trump, quien se ha negado a reconocer su derrota en las elecciones, cedió solo la semana pasada en su negativa inicial de permitir que Biden accediera a la inteligencia más vital de la nación. Una tradición basada en los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos para garantizar que el ganador de la elección y su equipo entrante estén lo más preparados posible para hacer frente a las amenazas y los desafíos globales. En 2016, Trump recibió su primer PDB, como se le conoce, una semana después de las elecciones.

La vicepresidenta electa Kamala Harris recibirá el mismo informe el lunes junto a Biden, dijo el miércoles el equipo de transición. Esto le pone fin a la extraña situación en la que ella, como miembro de la Comisión de Inteligencia del Senado, tenía acceso a más inteligencia clasificada que el presidente electo.

Transición de Biden, sin reconocimiento oficial de Trump 6:19

Biden, un «voraz» consumidor de inteligencia

La sesión informativa del lunes podría darles a Biden y Harris su primera visión profunda de preguntas urgentes, incluida la forma en que Irán planea responder al asesinato de su principal científico nuclear y lo que se sabe sobre ese asesinato. Además sobre preocupaciones estratégicas a más largo plazo. ¿Cómo está la salud del líder norcoreano Kim Jong Un? ¿Un grupo terrorista marginal muestra signos de desarrollar ambiciones mayores?

Los exfuncionarios que conocen a Biden dijeron que será un consumidor disciplinado y entusiasta tanto de los materiales escritos como del informe oral que los acompaña.

publicidad

«Según mi experiencia con el entonces vicepresidente Biden, él era un ávido lector y, en general, un voraz consumidor de inteligencia», dijo el último director de Inteligencia Nacional de Obama, James Clapper. «Estoy seguro de que lo será especialmente como presidente».

El enfoque de Biden marcará otro contraste con Trump, quien se ha saltado la obtención del PDB todos los días y rara vez lee los materiales escritos, prefiriendo informes orales sobre ciertos temas de inteligencia, según informó The Washington Post.

«El presidente Joe Biden no obtendrá una versión de Cliff Notes del PDB», le dijo a CNN Samantha Vinograd, exasesora principal del Consejo de Seguridad Nacional.

Vinograd, ahora analista de Seguridad Nacional de CNN, dijo que para Biden, «a diferencia del presidente Trump, el Informe Diario Presidencial no va a ser un tipo de actividad ‘si me apetece’. En mi experiencia con el entonces vicepresidente Biden, el PDB era algo que debía hacerse».

El Informe Diario Presidencial contiene la recopilación diaria de análisis e información que la comunidad de inteligencia cree que el presidente y su personal de seguridad nacional de mayor jerarquía necesitan para comenzar el día; se le conoce como el periódico con menor circulación del mundo.

Analista: Biden elige gabinete con foco en la diversidad 0:59

Así se prepara el informe de inteligencia

Los informantes de inteligencia llegan durante la mitad de la noche para prepararse para sus sesiones matutinas con estos clientes sénior: estudian el material de PDB, revisan la inteligencia en bruto y otros productos analíticos terminados y hacen preguntas a los expertos que esperan recibir durante sus sesiones.

La comunidad de inteligencia también puede usar el Informe Diario Presidencial como una forma de señalar las amenazas que ve venir y que pueden no estar en el radar de un líder. Por lo general, los materiales escritos van acompañados de una sesión informativa verbal que le da al presidente la oportunidad de hacer preguntas y comprender mejor los análisis.

Biden y su equipo habían recibido más informes esporádicos sobre amenazas estratégicas y electorales de diferentes funcionarios de la ODNI durante la campaña de otoño, pero ahora, ha dicho Biden, recibirá estos informes de inteligencia más detallados de forma «regular».

Tradicionalmente, el presidente electo ha recibido una copia del PDB del presidente en ejercicio, dijo David Priess, un exagente de la CIA que sirvió durante las administraciones de Bill Clinton y George W. Bush y es el autor de «El libro de los secretos del presidente», sobre el PDB.

Esto es lo que sabemos de la muerte de científico nuclear iraní 2:24

La información de inteligencia que puede encontrar Biden en sus sesiones

Pero los agentes de inteligencia que informan al presidente electo siempre complementan esos materiales con información adicional para poner al día al líder entrante, dijo Priess. Los informes diarios presidenciales son profundamente detallados, pero los materiales complementarios y las sesiones informativas están destinados a «ayudar a que tenga sentido en su totalidad». En el caso de Biden, agrega Priess, «hasta donde lo dejamos la última vez».

Vinograd dijo que la experiencia pasada de Biden en el cargo y con las reuniones informativas significa que «no va a tener una curva de aprendizaje pronunciada cuando se trata de inteligencia».

Los informantes designados para Biden y Harris también pueden ofrecer más material y un análisis más profundo sobre temas que les preocupan a los dos. Si Biden, por ejemplo, estuviera particularmente interesado en lo que la comunidad de inteligencia sabe sobre el asesinato del científico nuclear iraní, del que Irán ha culpado a Israel, podría pedir más información sobre el programa nuclear iraní.

Priess señala que es posible que Trump actúe para limitar el contenido de las sesiones informativas de Biden, tal como eligió no compartir el PDB en absoluto, incluso después de que para la mayor parte del país quedó claro que Biden había ganado.

«Siempre existe la posibilidad de que el presidente pueda optar por no compartir el PDB con el presidente electo», dijo Priess. «Eso es simplemente una tradición de buen gobierno, no en los estatutos … y no hay nada que decir que no pueda restringir qué elementos van al presidente electo».

Trump insiste en que no reconoce su derrota en las elecciones 0:39

Así es el producto terminado de inteligencia

Priess agrega que duda de que Trump «haga algo que esté microgestionado», particularmente porque la mayoría de los informes sugieren que el presidente no es un lector detallado del PDB.

Si bien no está claro dónde recibirán Biden y Harris su informe este lunes, generalmente se entregan en una sala segura conocida como Instalación de Información Compartimentada Segura, o SCIF, que podría construirse para Biden en su residencia o tener lugar en otro lugar de Wilmington. Puede que sea en un edificio del Gobierno federal, si no en Washington. A veces, como cuando el presidente está de vacaciones, las reglas son más relajadas e incluso podría ocurrir una reunión informativa afuera.

El complejo trabajo de armar los informes diarios es supervisado por el director de Inteligencia Nacional y el producto terminado que llega al escritorio del presidente puede tomar muchas formas diferentes, según la preferencia del comandante en jefe, incluidos libros encuadernados, iPads especiales, cuadernos de espiral y carpetas encuadernadas en cuero.

Al principio, Biden obtendrá su versión escrita del PDB en cualquier forma que la reciba Trump, dijo Priess. «Biden obtendrá todo lo que obtenga Trump hasta el 20 de enero y para entonces, sus informantes habrán descubierto qué formato es mejor para él», dijo Priess.

Algunos de los nominados de Biden para puestos de seguridad nacional de alto nivel, incluidos Antony Blinken, su candidato a secretario de Estado, y Jake Sullivan, designado para ser asesor de Seguridad Nacional, también podrían comenzar a recibir informes, si Trump lo permite.

“En el último par de transiciones, lo usual es que a medida que funcionarios son propuestos para los cargos recibirán el PDB una vez que sean confirmados, generalmente se les permite empezar a ver los informes de inteligencia”, dijo Priess. Él advierte que “eso es lo que pasó en transiciones pasadas. Veremos qué hace este presidente”.

Además de las posibles reuniones informativas, el asesor de Seguridad Nacional de Trump, Robert O’Brien, y su adjunto, Matthew Pottinger, tienen programado organizar reuniones con Sullivan y uno o dos de sus adjuntos en los próximos días para discutir algunos de los problemas de seguridad nacional más críticos frente a la administración entrante, le dijo un funcionario estadounidense a CNN.