CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

Trump habla de «otros cuatro años» durante la recepción navideña de la Casa Blanca

Por Kaitlan Collins, Jim Acosta

(CNN) — El presidente Donald Trump habló durante una recepción navideña en la Casa Blanca el martes sobre pasar cuatro años más en el cargo, ya sea que estos años comiencen en enero de 2021 o en enero de 2025, según una fuente familiarizada con sus comentarios.

«Han sido cuatro años asombrosos», dijo Trump en la sala, llena de gente que no usaba mascarillas a pesar de las directrices de los funcionarios de salud pública en medio de la pandemia de covid-19. «Estamos tratando de estar otros cuatro años. De lo contrario, los veré en cuatro años», agregó.

Trump volvió a insistir erróneamente en que había ganado las elecciones. Y dijo: «Pero eso no les gusta». También preguntó si la gente estaba viendo las «audiencias de fraude» con su equipo legal, en referencia a los eventos que su abogado Rudy Giuliani ha celebrado con algunas legislaturas estatales en un intento de impugnar los resultados de las elecciones.

«Honestamente, esto es una vergüenza», dijo Trump en la sala.

El presidente se dirigió a los invitados desde la gran escalinata de la Casa Blanca. Aunque varias personas llevaban mascarillas, muchas no lo hacían y algunas tosían de forma audible.

El control de Trump sobre el Partido Republicano

Trump perdió la carrera por un segundo mandato el mes pasado, pero aún tiene que reconocer la derrota ante el presidente electo Joe Biden. No obstante, su administración permitió que comience la transición presidencial oficial.

publicidad

Un asesor de la campaña de Trump le dijo a CNN que ha habido discusiones sobre un potencial evento en los planes de Trump para el futuro. Ese evento podría programarse cerca del día de la inauguración, dijo el asesor.

Se espera que Trump insinúe una candidatura para 2024, dejando la puerta abierta a una campaña de regreso.

Dentro del círculo de asesores de Trump se ha señalado que el presidente mantiene un control increíble sobre el Partido Republicano, en el que legisladores han dudado en reconocer a Biden como presidente electo. «Nunca había visto algo así», dijo el asesor a CNN.

CNN informó el mes pasado que algunas personas en la órbita de Trump han dicho que esperan que el presidente anuncie una candidatura en 2024 cuando finalmente reconozca los resultados. Esas fuentes dijeron que esperan que descarte la carrera de 2020 como fraudulenta, al tiempo que insinúe que competirá de nuevo en cuatro años.

La posibilidad de que Trump vuelva a postularse podría crear un escenario incómodo para quienes actualmente lo rodean y apoyan políticamente, dado que se dice que el vicepresidente, el secretario de Estado, el exembajador ante la ONU y muchos otros están sopesando sus propias candidaturas.

Pero a medida que Trump niega públicamente que perdió las elecciones mientras continúa impulsando sus demandas legales, ve el marcador y comprende que no tiene ninguna posibilidad de aferrarse a la presidencia, dijeron a CNN dos asesores de la Casa Blanca el lunes.

¿Qué hará el día de la inauguración?

Cuando se le preguntó si el presidente se da cuenta de que fue derrotado, un asesor cercano que ha estado en contacto con Trump sobre su estrategia legal dijo el lunes: «Sí, se da cuenta». Ese asesor también dijo que Trump continuará con las impugnaciones legales hasta que se agoten, pero señaló la certificación electoral de Wisconsin el lunes y dijo: «Es claro lo que sucede».

En una entrevista el domingo, Trump se negó a ofrecer un horizonte temporal de cuándo podría aflojar su batalla perdida para anular los resultados de las elecciones. Y admitió que incluso si Biden asume el cargo, seguirá sin estar convencido de haber perdido.

Aun así, una persona familiarizada con la situación dijo que cree que los asesores de Trump lo alentarán encarecidamente a que asista a la toma de posesión del 20 de enero, incluso si no reconoce el resultado de la elección, porque preservaría mejor su potencial influencia en el futuro, incluso si decide volver a presentarse en 2024, si no parece un mal perdedor.

Trump dijo a periodistas la semana pasada que ya había decidido lo que haría el día de la inauguración. «Seré honesto, sé la respuesta, pero no quiero decirlo todavía», dijo. Pero los asistentes vieron eso más como una forma de posponer la pregunta y no lo interpretaron como una decisión tomada.

Devan Cole, Kevin Liptak y Caroline Kelly de CNN contribuyeron a este informe.