CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Análisis

ANÁLISIS | La proyección de Biden para sus primeros 100 días en el gobierno

Por análisis de Stephen Collinson, Maeve Reston

(CNN) — El presidente John F. Kennedy instó a los estadounidenses a no preguntar qué podía hacer el país por ellos, sino qué podían hacer ellos por su país. Cuando preste el mismo juramento en el cargo el próximo mes, Joe Biden le suplicará a la nación que haga exactamente lo mismo, aunque en términos más prosaicos. Esta vez con un llamado para que todos los estadounidenses usen mascarillas durante sus simbólicos primeros 100 días en el cargo.

El presidente electo reveló la primera convocatoria nacional galvanizadora y altruista de su administración en una entrevista exclusiva de CNN junto a la vicepresidenta electa Kamala Harris. En ella anticipó un brusco cambio de dirección cuando suceda al presidente Donald Trump.

«Son solo 100 días para usar máscara, no es para siempre. Cien días. Y creo que veremos una reducción significativa», le dijo Biden a Jake Tapper de CNN. El presidente electo reconoció implícitamente que el coronavirus podría estar llegando a niveles aún más intensos que su alarmante pico actual cuando él asuma el cargo.

Kamala Harris resalta las cualidades humanas de Biden

Desde que el presidente Franklin Roosevelt (FDR) asumió el cargo en los días oscuros de la Gran Depresión en 1933, los primeros 100 días han marcado la cúspide del poder de un nuevo líder estadounidense y, a menudo, el período más prolífico para las victorias políticas.

publicidad
¿Designará Joe Biden a más personas negras en su gabinete? 2:03

Biden pide usar mascarillas contra la propagación del covid-19

Al igual que su antepasado demócrata, utilizará los icónicos momentos iniciales de su mandato para convocar a un pueblo exhausto a unirse, en una causa común, con la ayuda de nuevas vacunas, esta vez para vencer al virus y salvar la economía.

Sin embargo, existe la duda de si los llamados de Biden a la unidad nacional resonarán entre las personas que no votaron por él. Más después de los implacables ataques de Trump a la legitimidad de su victoria en las elecciones presidenciales. Pero el llamado a la acción y al uso de mascarillas de Biden puede tener mayor urgencia ahora que el coronavirus se está afianzando en áreas rurales del corazón con sistemas de salud comparativamente rudimentarios, que escaparon de la primera ola de infección que se concentró en muchas ciudades que tienden a votar por los demócratas.

La entrevista de Biden —la primera desde las elecciones que también incluyeron a Harris— subrayó una corrección completa de la actitud de Trump hacia el virus. La pandemia nunca ha sido peor de lo que es ahora en Estados Unidos. Un estadounidense muere cada 30 segundos en medio de cifras récord de muertes y hospitalizaciones. Los médicos y las enfermeras están agotados después de meses dentro de salas de covid desbordadas y con escasos recursos.

Más de 276.000 personas han muerto a causa del coronavirus en Estados Unidos. El país estableció un nuevo récord de hospitalizaciones el 3 de diciembre jueves: más de 100.667 personas siendo tratadas por covid-19.

Sin embargo, el actual presidente está ignorando la tragedia, mientras persigue sus fantásticas mentiras y afirma que la elección que perdió por un cómodo margen fue robada.

Trump se ha burlado con frecuencia del uso de máscaras. Está celebrando fiestas navideñas dentro de la Casa Blanca desafiando las recomendaciones de salud de su propio gobierno. Cuando regresó a casa después de su lucha en el hospital militar por covid-19, se volvió hacia las cámaras y se quitó la máscara.

Por el contrario, y si el comportamiento pasado sirve de guía, es concebible que uno de los primeros actos de Biden después de pronunciar su discurso inaugural en poco más de un mes sea volver a ponerse la máscara.

Biden le pide a Fauci que permanezca en su puesto actual

En otra señal de un nuevo enfoque a la pandemia, Biden dijo en la entrevista que le había pedido al Dr. Anthony Fauci, a quien Trump ha marginado e insultado, que continúe con su papel actual como líder de la nación como principal especialista en enfermedades infecciosas durante el Gobierno. El presidente electo anunció una promoción efectiva para el experto respetado a nivel mundial.

«Le pedí que se mantuviera exactamente en el mismo puesto que ha tenido durante los últimos presidentes, y le pedí que también fuera un asesor médico en jefe para mí y que fuera parte del equipo (de respuesta contra el) covid», le dijo Biden a Tapper. El gesto implica un retorno a la continuidad y la formulación de políticas basadas en la ciencia después de la salvaje presidencia de Trump.

Biden enfatizó que él y Fauci hablaron sobre el hecho de que «no es necesario cerrar la economía» si los estadounidenses están cumpliendo con otros protocolos de seguridad para prevenir la propagación del virus. Y señaló que incluso antes de hablar, Fauci ha estado hablando regularmente con Ron Klain, el nuevo secretario de Gobierno de Biden, y los dos forjaron una estrecha relación de trabajo durante el brote de ébola. El presidente electo también dijo durante la entrevista que recibiría la vacuna públicamente para mostrar al público su confianza en ella.

«Cuando el Dr. Fauci dice que tenemos una vacuna que es segura, ese es el momento en el que me presentaré ante el público y diré eso», dijo Biden. La gente ha perdido la fe en la capacidad de la vacuna para funcionar. Las cifras ya son asombrosamente bajas y lo que hacen el presidente y el vicepresidente es importante «.

A principios de esta semana, los expresidentes Bill Clinton, George W. Bush y Barack Obama se comprometieron a recibir la vacuna en público para ayudar a combatir el escepticismo contra la vacuna. Biden dijo que sus tres predecesores «han establecido el modelo de lo que se debe hacer».

La ayuda del Congreso para la crisis por covid-19

Biden calificó el marco de US$ 900.000 millones de un paquete de ayuda del Congreso propuesto por un grupo bipartidista como «un buen comienzo», pero dijo que se necesitaría más ayuda e instó que los miembros se concentren en lo que más necesitan los estadounidenses con dificultades.

«Lo que se necesita inmediatamente es alivio para las personas en sus cheques de desempleo; alivio para las personas que serán expulsadas de sus casas después de Navidad porque ya no pueden pagar el alquiler; alivio de los pagos de la hipoteca; alivio en todas las cosas que están en el proyecto de ley original que aprobó la Cámara», dijo Biden. «La gente está sufriendo realmente. Están muertos de miedo».

La estrategia contra el covid diametralmente diferente de Biden —en particular su llamado a que los estadounidenses usen máscaras los primeros 100 días de su gobierno— ya está siendo bien recibida por los expertos médicos que observan con horror cómo las muertes diarias de covid se disparan a más de 2.500 por día. Incluso antes de la temida escalada de infecciones después de Día de Acción de Gracias.

«El presidente electo Biden, y su liderazgo y escucha a los científicos, creen que si todos usáramos nuestras máscaras durante 100 días, tendríamos una reducción significativa en la transmisión del virus», dijo Rick Bright, un experto en vacunas que trabajó en la administración Trump y que renunció después de advertir que el gobierno Trump ignoró las advertencias sobre la propagación temprana de covid-19.

«La ciencia muestra que usar una mascarilla reduce la propagación. Creo que tendría un gran impacto», le dijo Bright a Wolf Blitzer de CNN. Bright ahora forma parte de la junta asesora de coronavirus de Biden.

Los hospitales de California estaban tratando a 2.066 pacientes con covid-19 en unidades de cuidados intensivos. La cifra batió un récord para el número más alto de casos de covid desde el comienzo de la pandemia. El gobernador demócrata de California, Gavin Newsom, advirtió que la mayoría de las regiones del estado pronto cruzarán el umbral que ha establecido para una orden de permanencia en el hogar de tres semanas, que se activa una vez que disminuyen las camas de las UCIs al 15% de capacidad en esa región.

Biden dice que Harris será su mano derecha

Kamala Harris resalta las cualidades humanas de Biden 1:46

Biden y Harris tenían diferencias en una serie de cuestiones cuando ella se postuló para la presidencia, desde sus planes de atención médica hasta su deseo de ver al Departamento de Justicia enjuiciar a Trump después de que el actual presidente deje el cargo. Sin embargo, Harris y Biden mostraron su alineación con las políticas durante la entrevista, que también ofreció algunas pistas sobre el papel y la cartera como vicepresidenta.

«Somos socios de pleno derecho en este proceso», dijo Harris.

Desde el primer día que Biden le pidió que se uniera a él como candidata, ella dijo que él ha sido «muy claro conmigo que quiere que yo sea la primera y la última en la sala» en cuanto a decisiones importantes. «Entonces, en cada tema que afecte al pueblo estadounidense, seré una socia plena del presidente electo y del presidente».

Harris reflejó la posición de Biden, por ejemplo, sobre cómo el gobierno trataría cualquier investigación potencial sobre la conducta de Trump después de que él deje el cargo. Aunque es diferente del tono que usó hacia Trump respecto a su campaña.

Biden le dijo a Tapper que su Departamento de Justicia funcionará de forma independiente y que no les indicará cómo ni a quién investigar: «No voy a decir que vayan a procesar a A, B o C, no voy a decirles», dijo Biden. «Ese no es el papel, no es mi Departamento de Justicia. Es el Departamento de Justicia del pueblo».

El papel de Kamala Harris en el gobierno Biden

Harris, que se desempeñó como fiscal general de California, se hizo eco de ese llamado a la independencia del Departamento de Justicia, trazando una línea clara entre el enfoque de la administración de Biden versus el de Trump.

«No le diremos al Departamento de Justicia cómo hacer su trabajo. Y vamos a asumir, y lo digo como exfiscal general electo en California —yo dirigí el segundo Departamento de Justicia más grande de los Estados Unidos— que cualquier decisión que salga del Departamento de Justicia, en particular del Departamento de Justicia de Estados Unidos, debe basarse en hechos, debe basarse en la ley, no debe estar influenciada por la política, punto», le dijo Harris a Tapper.

Cuando Tapper le preguntó a Harris cuál sería su cartera como vicepresidenta, si encabezaría un grupo de trabajo contra el covid-19, por ejemplo, como lo ha hecho el vicepresidente Mike Pence, Biden interrumpió para decir que respondería la pregunta. Dijo que planeaba reclutar a Harris para cualquier necesidad más urgente en un momento dado, al igual que lo hizo con el presidente Barack Obama como vicepresidente.

«Cualquiera que sea la necesidad más urgente que no pueda atender, tengo confianza en recurrir a ella», dijo Biden, señalando que era diferente al enfoque del exvicepresidente Al Gore, que era manejar una cartera llena de problemas, como el medio ambiente.

«Mira, no hay una sola decisión que haya tomado todavía sobre el personal o sobre cómo proceder que no la haya discutido primero con Kamala», dijo Biden.