CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Venezuela

Elecciones parlamentarias en Venezuela, entre la controversia y las expectativas de baja participación

Por Osmary Hernández

(CNN Español) — El 6 de diciembre, los venezolanos están convocados a las urnas para participar en unas elecciones parlamentarias que han estado enmarcadas por la controversia. Una campaña con poca competencia y encuestas que auguran una escasa participación se suman a los obstáculos. La mayor parte de la oposición ha dicho que no va a participar, por considerar que las condiciones son fraudulentas.

La polémica cruzó las fronteras. Países como Estados Unidos, Colombia, Chile y España su posición, afirmando que no reconocerán los resultados, en unos comicios que a su juicio no cumplen con los estándares internacionales.

Por su parte, el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ha insistido en que no pueden ser aceptados estos comicios, que el 17 de noviembre calificó como “un mecanismo más de impunidad y cooptación de los poderes del Estado”.

MIRA: Elecciones en Venezuela podrían tener abstención del 70%

“Los usurpadores deben irse, deben ser juzgados por sus crímenes”, dijo al referirse a Venezuela durante un foro virtual.

publicidad

Mientras, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) descartó participar como observador. Una decisión que compartió la Unión Europea, que también fue invitada como veedora internacional en el proceso, pero que descartó su participación por considerar que la fecha de las elecciones debía postergarse para garantizar un adecuado proceso de observación electoral. En un comunicado, el Parlamento Europeo adelantó que no enviará ninguna misión de observación y que por tanto no hará comentarios sobre el proceso ni sobre los resultados.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) afirma que participarán unos 200 veedores internacionales, entre ellos el Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica (CEELA) que, según la normativa, no podrá ofrecer declaraciones a los medios de comunicación sin la autorización del Poder Electoral.

¿Cuántos pueden votar en las elecciones parlamentarias?

El CNE informó que están habilitados para participar el domingo 6 de diciembre 20 millones 710.421 electores, para lo cual se organizó la instalación de 29.622 mesas electorales en 14.221 centros de votación. En Venezuela, el voto es voluntario y en este tipo de elección no pueden participar los venezolanos en el exterior. Con respecto a las elecciones parlamentarias de 2015, hubo un incremento del padrón electoral de 1 millón 206.315 votantes.

Según cifras del Poder Electoral, en 2015 había 19 millones 504.106 personas inscritas, de las cuales entonces participaron 14 millones 385.349, equivalente a más de 73%.

El ente comicial refiere la participación de 65 organizaciones políticas:

26 organizaciones con fines políticos nacionales

30 organizaciones con fines políticos regionales

3 organizaciones indígenas nacionales

6 organizaciones indígenas

Según el CNE, la elección de los cargos se hará con 52% de los votos a través de listas, frente a 48% de los votos nominales, es decir, por nombre.

Venezuela: ¿Cuándo se sabrá el resultado de la elección? 0:41

Candidatos destacados del partido de gobierno

Según el árbitro electoral, participarán más de 14.000 postulados a diputados de la Asamblea Nacional de Venezuela. El bloque de partidos que respalda al cuestionado presidente, Nicolás Maduro, está conformado por nueve toldas políticas en alianza: el Partido Socialista Unido de Venezuela, el PPT y Tupamaros (fracciones intervenidas por el Tribunal Supremo de Justicia), Redes, Somos Venezuela, Ora, UPV, Podemos y MEP.

Entre sus candidatos, destacan Cilia Flores y Nicolás Maduro Guerra, la esposa y el hijo de Nicolás Maduro. Maduro Guerra tiene 30 años, pertenece a la juventud del partido en el gobierno y ha ejercido varios cargos públicos. Entretanto, la primera dama, denominada como “primera combatiente” en las filas de la llamada Revolución bolivariana, ya ha ejercido como presidenta del parlamento y de hecho es actualmente diputada electa en 2015. Sin embargo, tras constantes inasistencias, se separó del cargo en julio de 2017 para ejercer en la cuestionada Asamblea Nacional Constituyente.

Figuran también entre los candidatos el actual presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, así como Jorge Rodríguez, exvicepresidente de Comunicación y Cultura. También los exministros de asuntos penitenciarios y de Minas, Iris Varela y Gilberto Pinto, respectivamente. Entre las figuras de televisión, destaca el animador y presidente de la Televisora social de Venezuela, TVES, Winston Vallenilla.

Crédito: CRISTIAN HERNANDEZ/AFP via Getty Images

¿Participa en estos comicios la oposición?

27 organizaciones políticas de oposición lideradas por el actual presidente de la Asamblea Nacional y reconocido como presidente encargado por al menos 55 países, Juan Guaidó, llamaron a no participar el 6 de diciembre. Una posición que fue ratificada desde el seno del parlamento, durante una sesión ordinaria que tuvo lugar el martes 24 de noviembre. Dicha posición fue ratificada este sábado, haciendo también un llamado a la Unión Interparlamentaria a asumir esa misma postura y al resto de los parlamentos del mundo a no reconocer el resultado de dicho proceso. Para ellos, no se trata de elecciones sino de un “fraude” y, en este sentido, llaman a participar en una consulta popular en rechazo a dichos comicios y exigiendo la salida de Nicolás Maduro del poder. Instan a sus seguidores a permanecer en sus casas y, por tanto, a dejar las calles solas el 6 de diciembre.

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), en respuesta a fracciones de la oposición, falló a favor de entregar a dirigentes que se habían distanciado de Juan Guaidó, para entregarles las partidas de partidos tradicionalmente de oposición, como Voluntad Popular, Acción Democrática y Primero Justicia, aunque en este último el Poder Judicial se pronunció de nuevo para congelar la medida. Sin embargo, participan exmiembros de ese partido con la tolda política Primero Venezuela, con el uso de los colores amarillo y negro, los mismos de la tolda original. Acusan a estos partidos de mantener una estructura interna antidemocrática, por lo que aseguran que tuvieron que acudir al máximo tribunal del país. Los partidos originales llaman a no votar y acusan a las nuevas directivas de confundir al electorado.

Los opositores que participan se han convertido en una suerte de oposición de la oposición que cuestiona fundamentalmente a Guaidó.

Por su parte, el dos veces candidato presidencial de la oposición, Henrique Capriles, con el apoyo de la Unión Europea, intentó negociar condiciones para participar. En el proceso, logró medidas a favor de los llamados presos políticos, que el TSJ frenara la designación de una directiva ad hoc para su partido, Primero Justicia, y logró que se extendiera una invitación a las Naciones Unidas y a la Unión Europea como observadores internacionales, pero la solicitud fue descartada por ambos organismos, que consideraron que era necesario que se implementaran cambios y que se postergaran los comicios para que el proceso cumpliera con los estándares internacionales. Tras no lograr avances en particular sobre la postergación de la votación, Capriles se retiró de la contienda, a la cual se había sumado en un nuevo partido: la Fuerza del Cambio. Aunque ha expresado diferencias con Guaidó, coincidieron en la decisión de no participar.

Crédito: Leonardo Fernandez Viloria/Getty Images

¿Cuál es la expectativa de participación?

Según la encuestadora privada Consultores 21, tras realizar un estudio vía teléfono celular entre el 2 y el 11 de noviembre, 22% de los encuestados respondió estar seguro de participar en la elección, mientras que 78% aseguró que no.

¿Qué deciden los venezolanos en esta elección?

Este domingo, los venezolanos renovarán la Asamblea Nacional, que la oposición ganó en 2015 con una mayoría de dos tercios: 112 diputados frente a 55 pertenecientes a partidos aliados al gobierno del cuestionado presidente Maduro. En los comicios anteriores, los venezolanos votaron por 167 diputados, pero en esta oportunidad se definirán 277 curules, lo cual representa un incremento de 66% de los cargos en juego.

La Constitución de Venezuela, en su artículo 186, establece que “la Asamblea Nacional estará integrada por diputadas y diputados elegidos en cada entidad federal por votación universal, directa, personalizada y secreta con representación proporcional, según una base proporcional del 1,1% de la población total del país”.

Crédito: CRISTIAN HERNANDEZ/AFP via Getty Images

Las elecciones parlamentarias de 2015

El 6 de diciembre de 2015, la oposición venezolana se impuso con dos tercios del parlamento: 112 diputados frente a 55 que obtuvo el oficialismo para el periodo 2016-2021. En esos comicios, la participación se ubicó en más de 73%. En aquel momento, la oposición participó unida con la tarjeta de la Mesa de la Unidad Democrática. Incluso antes de la instalación de la nueva Asamblea Nacional, la presidenta de la Sala Electoral del TSJ, Indira Alfonzo, se pronunció para impugnar el resultado de los comicios en el Estado Amazonas, donde resultaron electos tres diputados opositores y uno del partido de gobierno.

Fue así como la oposición perdió la mayoría de dos tercios, la de mayores facultades para actuar en el parlamento y el único poder público crítico hacia Maduro. Alfonzo fue designada por la Sala constitucional del TSJ como nueva rectora del Consejo Nacional Electoral, nombramiento que, de acuerdo con la Constitución, debería realizarse desde el parlamento. Hasta este momento, no se produjo un fallo en el caso Amazonas para esclarecer su hubo o no irregularidades.  La incorporación de estos diputados a la plenaria del parlamento, pese al fallo del Poder Judicial, dio paso a la declaración de desacato contra la Asamblea Nacional, que anuló sus decisiones e impidió la promulgación de leyes.