CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Niños

Cartas a Santa Claus revelan el impacto de la pandemia en la vida de los niños

Por Faith Karimi

(CNN) –– Jonah no quiere nada de Santa Claus (o Papá Noel) este año, excepto una cura para el coronavirus.

Anthony le dijo a Santa que quiere un botón mágico que pueda presionar para alejarlo de la realidad agotadora de la pandemia.

La lista de Navidad de Jasmyne es corta y va al punto. «Este año, me gustaría el fin del covid-19, la paz mundial, el control del clima, una nueva Xbox», escribió.

En sus cartas a Santa Claus, niños en todo Estados Unidos aún piden juguetes, ropa, Legos y videojuegos. Pero en un año marcado por la enfermedad y la incertidumbre, una revisión de las cartas dirigidas al Polo Norte y recopiladas por del programa Operación Santa de la Oficina de Correos revela que la pandemia está afectando bastante a los niños.

Algunos imploraron a Santa que haga desaparecer el coronavirus. Otros piden máscaras para Navidad. Otros escriben sobre los desafíos en línea o sobre cómo sus padres no pueden comprar regalos este año porque perdieron sus trabajos.

«Querido Santa», escribió Jonah. «No quiero nada para Navidad. Pero, me gustaría preguntarte si puedes hacerme un favor. ¿Podrías encontrar una cura para el covid-19 y dárnosla para salvar el mundo? Gracias».

publicidad

El Servicio Postal ayuda a cumplir los deseos pedidos a Santa Claus

El Servicio Postal comenzó a recibir cartas dirigidas a Santa Claus hace más de un siglo. La Operación Santa se remonta a 1912. Ese año, Frank Hitchcock, director general de correos del momento, permitió que los trabajadores postales abrieran y respondieran las cartas dirigidas al Polo Norte.

Las oficinas de correos trabajaron con voluntarios que aceptaron «adoptar» cartas de niños necesitados y enviarles artículos en sus listas de deseos.

En 2017, el esfuerzo se realizó a través de internet para algunas ciudades importantes. Este año, por primera vez, el Servicio Postal de Estados Unidos (USPS, por sus siglas en inglés) publicó todas las cartas en su sitio web Operation Santa, para facilidad de los samaritanos en todo el país que desean ayudar a los niños y sus familias.

El Servicio Postal anima a los donantes voluntarios a conectarse, elegir la carta de un niño para «adoptar» y completar un formulario de registro. Luego, el donante compra los obsequios y los lleva a la oficina de correos local. Allí, un trabajador postal compara el número de la carta con la dirección del niño y los envía por correo. Por motivos de privacidad, los donantes no tienen acceso a las direcciones de los destinatarios.

Los niños se abren ante una figura como Santa, porque es visto como LGUIEN útil y confiable que transmite alegría. Así lo explicó el psicólogo infantil Avital Cohen, fundador de Peachtree Pediatric Psychology en Atlanta.

«Lo que leo en estas cartas es que los niños realmente están pensando en las necesidades de sus padres o del mundo. Y no solo en sus propios deseos este año. (Aunque, por supuesto, algunos niños piden regalos que quieren este año, ¡que es lo que se espera!)», dijo Cohen en un correo electrónico a CNN.

«El Sr. Rogers es conocido por decir que busquemos a quienes nos pueden ayudar en situaciones de miedo. Esta es nuestra oportunidad de ser las personas que ayudamos y que nuestros hijos lo sean, incluso de maneras pequeñas», insistió Cohen.

Desde octubre, niños y adultos en EE.UU. han enviado este año más de 10.000 notas y tarjetas a Santa Claus. Muchas de las cuales reflejan las dificultades del 2020, dijo Kimberly Frum, portavoz de USPS.

«2020 ha tenido su parte de desafíos que afectan a individuos y familias de muchas maneras. El covid-19 resultó en pérdidas de trabajos, desempleo temporal y, lamentablemente, la pérdida de familiares y amigos», dijo Frum en un correo electrónico enviado a CNN.

«El programa siempre se ha tratado de proporcionar obsequios navideños a familias que pueden no tener los medios para cubrir algo adicional a las necesidades básicas diarias. Este año, es probable que haya más familias afectadas económica y emocionalmente».

La mayoría de las cartas a Santa ya fueron adoptadas por donantes, indicó Frum. Los trabajadores postales continuarán publicando nuevas cartas en el sitio web hasta el 15 de diciembre.

Las cartas de muchos niños a Santa reflejan la realidad de la vida en 2020

¿Sabrías reconocer los síntomas de ansiedad en tu niño? 1:26

En una temporada navideña sin precedentes, con Santas vistiendo máscaras detrás de barreras de plexiglás, la tradición anual de escribir cartas al Polo Norte puede proporcionar a los niños un poco de normalidad.

Pero los sentimientos en muchas de sus cartas no son del todo normales.

Una niña de Texas llamada Kimberly, de 13 años, no se diferencia de muchos niños cuando le pidió a Santa unos AirPods. Pero también pidió regalos para sus tres hermanos y para sus padres con problemas de dinero. Entre ellos, una máquina de ejercicios para su madre y una chaqueta impermeable para su padrastro.

«Este año ha sido difícil para todos debido al covid-19. Mi padrastro es el único que trabaja y debido al covid-19 tuvo que dejar de trabajar a tiempo completo. Ahora trabaja menos debido al covid. Y todo el dinero que recibe es para pagar el alquiler y los recibos», escribió. «Mis padres piensan que estoy escribiendo esto para mis hermanos y para mí. Pero quiero sorprenderlos por todo lo que han hecho este año».

Alani, de 9 años, pidió algunos Legos y una tarjeta de regalo para su mamá. Dibujó a una niña sonriente con el pelo rizado de pie junto a Santa, una escena alegre que contradecía el tono triste de su carta.

«Querido Santa, este año ha sido duro… por culpa de crona… Mi mamá dijo que no puede comprarme nada para Navidad porque no le pagan tanto. Así que no puede pagar nada», escribió.

Savannah, una chica de Massachusetts, incluyó una confesión y una disculpa.

«P.D., lo siento si me he portado mal», escribió. «Es muy difícil debido a al covid-19 y la escuela en línea… Estoy tratando de ser buena. Espero que lo entiendas».

Nhea, una niña de Florida, pareció un poco más esperanzada en su carta, en la que le preguntó a Santa si la pandemia había llegado al Polo Norte.

«¿Hay covid donde estás? Si no, solo quiero decirte que tienes suerte», escribió. «Papá dice que aunque perdió su trabajo, todavía encontraremos una manera de celebrar».

Luego está Andy, un niño de 5 años en California, quien le pidió a Santa un Nintendo Switch para él y su hermano pequeño. Cerró su carta con el anhelo de volver a la vida normal después de la pandemia. Y prácticamente habló por todo el mundo.

«Desearía que el covid hubiera terminado para poder abrazarnos», escribió.