CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Héroes de CNN

EE.UU. necesita ‘voluntad política’ para acabar con la crisis de hambre, dice el chef José Andrés

Por Gabriel Kinder

(CNN) — El chef José Andrés, quien ha pasado gran parte de 2020 alimentando a las personas en la primera línea de la pandemia de covid-19, calificó la incapacidad del gobierno de Estados Unidos de prevenir que millones de estadounidenses pasen hambre como un «desastre natural».

«Esto es un desastre natural», dijo Andrés cuando Anderson Cooper de CNN le preguntó por qué el gobierno no hace más para ayudar a enfrentar la inseguridad alimentaria en Estados Unidos.

“Creo que el gobierno federal ha estado perdido en combate con muchos anuncios de cosas que se ven bien en el papel, pero que luego, cuando vas al terreno, ves que las cosas no están funcionando”, dijo. «Una forma de alimentar a los hambrientos es asegurarse de que haya la voluntad política. Necesitamos redefinir lo que significa cuidar de los estadounidenses», agregó.

Lucha contra el hambre en EE.UU. y el mundo

La entrevista fue parte de «CNN Heroes: An All-Star Tribute». José Andrés se encuentra actualmente en la isla colombiana de San Andrés. Allí trabaja con su organización sin fines de lucro, World Central Kitchen, para alimentar a los sobrevivientes del huracán Iota, el último ciclón con nombre de la temporada de huracanes del Atlántico de 2020, y también y el más fuerte del año.

Huracán Iota: una situación sin precedentes en San Andrés 2:26

Durante los últimos años, este chef galardonado ha respondido a varias crisis de gran magnitud. Después de que un terremoto devastara Haití, de que el huracán María destrozara Puerto Rico, los incendios forestales arrasaran el sur de California y se intensificara la crisis de refugiados en la frontera venezolana, movilizó rápidamente a chefs voluntarios en cada uno de esos lugares para preparar comidas para miles de personas necesitadas.

Ahora, durante la pandemia mundial de coronavirus, José Andrés ha liderado la tarea de brindar ayuda alimentaria a los ancianos, a quienes de un momento a otro se quedaron sin trabajo, a los trabajadores sanitarios de primera línea y a los trabajadores esenciales.

publicidad

‘Debemos hacerlo mejor’

chef-josé-andrés-hambre-ee.uu.

La crisis por el covid-19 planteó un desafío monumental para World Central Kitchen, dijo José Andrés.

El chef rememoró los primeros días de la pandemia, cuando la organización ayudó a alimentar a los pasajeros y la tripulación que estaba en cuarentena a bordo del crucero Diamond Princess que atracó en Yokohoma, Japón. Cerca de la mitad de las personas que se encontraban allí finalmente dieron positivo por el virus.

«Antes de que lo supiéramos, lo mismo estaba pasando en Oakland, California», dijo.

En abril, la organización reunió otro equipo de ayuda de chefs para alimentar a los pasajeros y la tripulación en cuarentena a bordo de un crucero en Oakland.

A medida que la pandemia se extendía, José Andrés intensificó los esfuerzos de ayuda alimentaria para apoyar también a las muchas familias que ahora luchan por poner un plato de comida en la mesa. El chef dijo que World Central Kitchen se encontró con una avalancha de personas que por primera vez en su vida iban a las filas para conseguir alimentos.

«Lo están pasando mal, porque perdieron su trabajo, porque por diferentes razones no pueden obtener el (subsidio por) desempleo o nunca obtuvieron el (subsidio por) desempleo», dijo. «Esto, hasta cierto punto, está mal, (esto) no debería ser el estilo estadounidense. Podemos hacerlo mejor. Debemos hacerlo mejor».

‘La forma inteligente de hacerlo’

José Andrés señala tanto a los demócratas como a los republicanos por el estancamiento político que obliga a muchos estadounidenses a depender de las ONG y los comedores populares para no pasar hambre.

«Es de hecho el Kentucky de Mitch McConnell donde el 13% de la gente dice que no tiene suficiente para comer, así como la California de Nancy Pelosi, donde es el 11%», dijo. «Este es un problema que no debería estar sucediendo. El Congreso, el Senado, la Casa Blanca, deben poner en marcha todos los recursos que tenemos», agregó.

«Cada dólar que gastas para alimentar a alguien, estás poniendo la economía en funcionamiento de nuevo», agregó. «Esta es la forma inteligente de hacerlo».

Durante la entrevista, José Andrés también se tomó un momento para reconocer a los héroes anónimos que lo inspiran en su lucha contra el hambre.

Mencionó a Fatima Castillo, una voluntaria guatemalteca cuyo conocimiento local ayudó a World Central Kitchen a alimentar a su comunidad luego de la erupción del volcán Fuego en 2018. También aplaudió a Marcus Samuelsson, un chef famoso cuyo trabajo de alimentar a los necesitados no es tan conocido como sus restaurantes.

El chef también dio crédito a jóvenes a los que ha visto dar un paso al frente en todo el mundo.

«Me hace sentir bien, porque veo jóvenes listos para intervenir sin importarles quién eres, tu religión, el color de tu piel, qué acento tienes al hablar inglés», dijo. «Ellos (tienen) un objetivo en mente: asegurarse de que puedan brindar ayuda, alivio y esperanza con una sonrisa».

Parija Kavilanz de CNN contribuyó a este reporte.