CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Vivienda

Lo que los propietarios de vivienda en problemas deben saber antes de fin de año

Por Anna Bahney

(CNN Business) –– A medida que se prolongan los efectos económicos de la pandemia de covid-19, un número creciente de propietarios estadounidenses de viviendas enfrenta dificultades para pagar su hipoteca mensual.

Algunas protecciones y beneficios de la Ayuda, Alivio y Seguridad Económica por el Coronavirus, conocida como Ley CARES, expirarán a fin de mes. A menos de que el Congreso apruebe un estímulo adicional. Entre las medidas afectadas están los subsidios de desempleo ampliados y las licencias familiares remuneradas. Además, al final de este mes también se vence una protección distinta de desalojo para inquilinos. La medida la ordenaron los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) para frenar la propagación del virus.

Sin embargo, la buena noticia para los propietarios de vivienda es que muchas otras protecciones permanecerán vigentes o se han extendido.

De hecho, la semana pasada se extendió la prohibición federal de ejecuciones hipotecarias a viviendas unifamiliares, que previamente expiraba a finales de año. Y la mayoría de los propietarios de vivienda que necesiten aplazar o diferir sus pagos hipotecarios podrán participar en un programa de contención en 2021.

Esto es lo que necesitan saber los propietarios de vivienda que enfrentan dificultades.

Extienden prohibición de ejecución hipotecaria

La Agencia Federal de Financiamiento para la Vivienda (FHFA, por sus siglas en inglés) extendió su suspensión sobre ejecuciones hipotecarias y ciertos desalojos hasta finales de enero. Aunque la moratoria solo incluye los préstamos respaldados por Freddie Mac o Fannie Mae para viviendas unifamiliares, igualmente cubre a millones de propietarios.

publicidad
Dejé de pagar la hipoteca por el coronavirus, ¿ahora qué hago? 4:26

«La extensión de las moratorias de ejecución hipotecaria y desalojo de Fannie Mae y Freddie Mac, hasta enero de 2021, mantiene seguros a los prestatarios seguros durante la pandemia», dijo Mark Calabria, director de la FHFA. «Esta extensión da tranquilidad a los más de 28 millones de propietarios con una hipoteca respaldada por empresa».

La prohibición también protege del desalojo a cualquier inquilino que viva en propiedades que Freddie o Fannie adquirieron mediante ejecución hipotecaria.

Las ejecuciones hipotecarias están en mínimos históricos debido a los programas de moratoria y tolerancia, según ATTOM Data Solutions. Esta compañía se dedica a rastrear los datos de ejecuciones hipotecarias. Se registró un 90% menos de propiedades con solicitudes de ejecución hipotecaria en el tercer trimestre de este año que antes de la pandemia. Pero es probable que eso cambie cuando termine la prohibición, advirtió Rick Sharga, vicepresidente ejecutivo de RealtyTrac, una compañía de ATTOM Data.

«Es importante recordar que las cifras que estamos viendo hoy son artificialmente bajos. Incluso cuando el número de préstamos gravemente en mora continúa aumentando. Y también que veremos una explosión significativa ––y probablemente bastante repentina–– de actividad de ejecuciones hipotecarias una vez estos diversos programas gubernamentales expiren», agregó.

¿Qué incluiría y qué no el segundo paquete de estímulo? 2:13

Alivio hipotecario a propietarios de vivienda, en medio de covid-19

Muchos propietarios de vivienda aún tienen la posibilidad de solicitar una condonación hipotecaria, pues no es demasiado tarde. La condonación permite aplazar o reducir durante un cierto período los pagos de la hipoteca al administrador de préstamos. Ya sea que tengas una hipoteca respaldada por el gobierno o no, habla con tu administrador sobre las opciones que tienes.

En diciembre, la FHFA dijo que la elegibilidad de un prestatario para solicitar una contención relacionada con al covid-19 en un crédito respaldado por Fannie Mae o Freddie Mac no vencerá a fin de año. Puedes consultar con Freddie Mac o Fannie Mae para averiguar si son propietarios de tu préstamo. Si no sabes quién gestiona tu préstamo, puedes buscarlo aquí (en inglés).

Por ejemplo, Freddie Mac continuará proporcionando alivio hipotecario a los propietarios hasta por 12 meses, sin incurrir en multas o recargos por mora. Además, la ejecución hipotecaria y otros procesos legales también se suspenden mientras los propietarios tienen un plan de contención de Freddie Mac.

Fannie Mae continúa ofreciendo a los propietarios de vivienda con contenciones acceso a los asesores de vivienda, aprobados por el Departamento de Vivienda, de la Red de Respuesta a Desastres. Estos profesionales pueden ayudar a los hogares a superar los desafíos financieros que pueden enfrentar.

Actualmente, los propietarios de viviendas unifamiliares con hipotecas aseguradas por la Administración Federal de Vivienda tienen hasta el 31 de diciembre para solicitar la condonación.

Opciones de bancos

También algunos prestamistas bancarios, incluidos Wells Fargo, Bank of America y Chase, continuarán ofreciendo contenciones hasta el nuevo año.

«Todavía hay ayuda disponible para los propietarios de vivienda que se han visto afectados», dijo Keosha Burns, portavoz de préstamos para vivienda de Chase. Según indicó, el banco ya ha ayudado a miles de clientes estadounidenses al aplazar los pagos por tres meses.

Durante el período de indulgencia de tres meses, el banco se pondrá en contacto con los clientes. Y, si las circunstancias no han mejorado, el período puede extenderse hasta por un año.

Wells Fargo ofrece una ayuda similar a sus clientes.

«Alentamos a los clientes a que continúen haciendo los pagos de sus préstamos hipotecarios si pueden», dijo Tom Goyda, un portavoz de Wells Fargo. «Pero seguimos otorgando a los clientes afectados por el covid-19 una suspensión de pago inicial de seis meses, en incrementos de tres meses en cualquier línea hipotecaria o con garantía hipotecaria administrada por Wells Fargo Home Lending», añadió.

Goyda dijo que los préstamos cubiertos por la Ley CARES o que son propiedad de Wells Fargo son elegibles para seis meses adicionales de contención.

No es una condonación del préstamo de vivienda

Solo ten presente: la indulgencia o contención no es una condonación de préstamos. Los prestatarios deberán pagar la cantidad diferida. Durante el período de indulgencia, espera estar en contacto con tu administrador sobre cómo te gustaría pagar.

De los propietarios de viviendas que abandonaron los programas de contención entre principios de junio y finales de noviembre, el 30% continuó haciendo pagos con regularidad, según datos de la Asociación de Banqueros Hipotecarios (MBA, por sus siglas en inglés).

Casi una cuarta parte tenía sus pagos diferidos agregados al final del préstamo, para ser resueltos cuando el préstamo se cancelara, se vendiera la casa o se refinanciara el crédito. Casi el 17% canceló el monto adeudado en un pago único. Y el 13% se retiró pero aún no ha establecido un plan con su administrador.

La contención podría ayudar a más prestatarios de vivienda en la pandemia de covid-19

La indulgencia hipotecaria ha sido fundamental para proteger a los prestatarios afectados por la pandemia. Justamente, al proporcionarles alivio en los pagos y, en muchos casos, también al suspender las multas o los recargos por mora del prestatario.

Entre los prestatarios que se atrasaron con sus pagos hipotecarios durante la pandemia, el 88% están ahora en contención o estuvieron en un plan de indulgencia este año, según Black Knight, una empresa de datos hipotecarios.

Actualmente hay 2,8 millones de préstamos en indulgencia, según la estimación de MBA. En el pico de mayo, 4,76 millones de hipotecas tenían suspensión de pagos. Lo que representa el 9% de todos los préstamos hipotecarios, según Black Knight.

Otros 800.000 prestatarios aún podrían beneficiarse de participar en un programa de indulgencia, estima Black Knight.

El número de préstamos en indulgencia disminuyó, ya que los propietarios recuperaron su equilibrio financiero. Con lo que volvieron a realizar pagos hipotecarios de manera regular. Pero el mes pasado, la proporción de préstamos en indulgencia volvió a subir, según el MBA.

Las nuevas solicitudes de contención disminuyeron. Sin embargo, el número de propietarios de vivienda que abandonó la indulgencia disminuyó al nivel más bajo de la pandemia.

«No es sorprendente ver que la tasa de salidas de indulgencia se ralentiza», dijo Mike Fratantoni, economista jefe de MBA. «Ya que los hogares que necesitaron asistencia de indulgencia en octubre pueden tener una necesidad aún mayor ahora».