CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

EE.UU. registra más de 3.100 fallecidos por coronavirus en un día; experto advierte por ‘un número de muertos impensable’

Por Christina Maxouris

(CNN) — La luz verde para una vacuna de covid-19 podría llegar cualquier día en EE.UU., pero los principales expertos en salud advierten que la nación está solo al comienzo de un invierno que se prevé que sea uno de los más difíciles en la historia del país.

«Estamos en una crisis de salud sin precedentes en este país. La enfermedad está en todas partes: Medio Oeste, Costa Oeste, Costa Este, Norte, Sur. Los trabajadores de la salud están agotados, los hospitales están totalmente llenos», dijo a CNN la exsecretaria de Salud y Servicios Humanos Kathleen Sebelius miércoles por la noche.

Diciembre ya ha resultado devastador. El miércoles registró más de 3.100 muertes por covid-19, el número de muertes diarias más alto desde el inicio de la pandemia, batiendo un récord establecido hace solo unos días. En la actualidad, hay más de 106.600 pacientes con covid-19 en todo el país, la mayor cantidad posible, según el Covid Tracking Project. Y el promedio de casos nuevos diarios del país es ahora de más de 200.000, y eso es mientras los expertos esperan pronto que comience otro aumento, impulsado por los viajes y reuniones de Acción de Gracias que tuvieron lugar el mes pasado.

Las vacunas de covid-19 son una «luz realmente significativa al final del túnel», dijo Sebelius, pero en los próximos meses es crucial que los estadounidenses se mantengan atentos y sigan las pautas de seguridad, como el uso de mascarillas, el distanciamiento social y mantenerse alejados de las reuniones en el interior.

«Tenemos que tomar lo que hemos aprendido en los últimos ocho meses y realmente ponerlo en práctica, para que no sigamos teniendo esta cantidad impensable de muertes y enfermedades», dijo.

Nurses care for a Covid-19 positive patient at UMass Memorial Hospital on December 4, 2020 in Worcester, Massachusetts

Enfermeras tratan en un paciente de covid-19 en el hospital UMass Memorial en Worcester, Massachusetts.

Su advertencia en la última semana ha sido repetida por otros destacados funcionarios de salud y expertos que advierten que, si bien es posible que una vacuna esté casi aquí, es probable que el país no experimente ningún impacto significativo hasta bien entrado el 2021, y eso si se vacuna a suficientes personas.

publicidad

«Digamos que obtenemos el 75%, el 80% de la población vacunada. Creo que si lo hacemos con la suficiente eficiencia durante el segundo trimestre de 2021, para cuando lleguemos al final del verano… es posible que tengamos suficiente inmunidad colectiva que protege a nuestra sociedad a medida que llegamos al final de 2021, podríamos acercarnos mucho, a cierto grado de normalidad que está cerca de donde estábamos antes», dijo el Dr. Anthony Fauci en un seminario virtual de la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard el miércoles.

Un gran desafío: llegar a las comunidades estadounidenses que dudan de la vacuna y son escépticas sobre la ciencia detrás de ella.

«Queremos asegurarnos de que las vacunas sean realmente administradas, y tememos que eso no suceda», dijo Paul Ostrowski, quien lidera el suministro, la producción y la distribución de la Operación Máxima Velocidad (Operation Warp Speed, en inglés), a «Good Morning America» el miércoles.

«Debemos generar confianza en el pueblo estadounidense», dijo. «Solo queremos asegurarnos de que todos reciban esta vacuna, porque tenemos que recuperar nuestras vidas».

LEE: ANÁLISIS | Sí, hay una vacuna, pero no suficiente para todos

Nuevas medidas en todo el país

Mientras la pandemia continúa, los líderes locales y estatales continúan endureciendo las restricciones con la esperanza de frenar tanto la propagación del virus como sus efectos mortales.

El alcalde de Baltimore, Brandon Scott, anunció nuevas medidas el miércoles, cerrando todos los restaurantes y las actividades recreativas en el interior, como boleras, salas de billar y bares de narguile.

Según los patrones del covid-19, se requirió intervención, dijeron los funcionarios de salud de la ciudad.

«La ciudad de Baltimore no ha tenido que implementar restricciones tan severas desde los primeros días de la pandemia y la implementación de la orden de quedarse en casa», escribió el departamento de salud de la ciudad en Twitter. «Desafortunadamente, con el volumen de casos nuevos que estamos viendo y las implicaciones que tiene en la utilización del hospital, durante un período de transmisión comunitaria generalizada, las actividades como comer, beber y fumar en las proximidades de otros no deberían continuar».

En Mississippi, el gobernador, Tate Reeves, firmó un nuevo decreto que agrega limitaciones más estrictas a las reuniones en interiores y exteriores y traslada más condados a la lista de mandatos de máscaras del estado, lo que significa que 61 de los 82 condados del estado están bajo un mandato de máscaras.

El gobernador de Indiana dijo que exigirá a los hospitales que pospongan o reprogramen procedimientos que no sean de emergencia realizados en un entorno hospitalario para pacientes hospitalizados del 16 de diciembre al 3 de enero para preservar la capacidad del hospital.

El gobernador, Eric Holcomb, también anunció nuevos límites en las reuniones sociales a partir de este fin de semana, según la zona de color (determinada por los casos semanales por 100.000 y la tasa de positividad de siete días) en los condados.

En Alabama, la gobernadora, Kay Ivey, anunció el miércoles que prorrogará la orden de seguridad en el hogar del estado que incluye un mandato de máscara en todo el estado por otras seis semanas. Y los funcionarios de Dakota del Norte anunciaron la extensión de dos pedidos que requieren cubiertas para el rostro y limitan la capacidad en bares, restaurantes y otros lugares para eventos.

20 millones podrían vacunarse en las próximas semanas

Ahora, más de la mitad (53%) de todos los estadounidenses dicen que probablemente recibirían una vacuna de covid-19 de primera generación tan pronto como esté disponible, según los resultados de una nueva encuesta de Axios -Ipsos. Ese número aumentó desde el 51% antes del Día de Acción de Gracias y el 38% a principios de octubre.

La Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) todavía no ha autorizado ninguna vacuna. Pero se espera una autorización de uso de emergencia pronto y es probable que alrededor de 20 millones de personas se vacunen en las próximas semanas, dijo el miércoles el secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, a CNN.

Mientras tanto, en el Reino Unido, «miles» de personas fueron vacunadas el martes, el primer día del lanzamiento de la vacuna Pfizer / BioNTech, según el Servicio Nacional de Salud (NHS).

Un día después, los funcionarios de salud dijeron que las personas con «un historial significativo de reacciones alérgicas» no deberían recibir la vacuna, después de que dos trabajadores de la salud experimentaron síntomas después de recibir una inyección.

MIRA: Alérgicos deben evaluar sus condiciones antes de recibir la vacuna, según especialista

La FDA no «tomará atajos» cuando decida si autoriza la vacuna, dijo Azar, y dijo que estaba seguro de que lo que sucedió en el Reino Unido sería «algo que la FDA considere».

Es probable que las vacunas también comiencen ahora en Canadá, donde los funcionarios de salud anunciaron el miércoles una aprobación de emergencia para la vacuna de covid-19 de Pfizer.

Azar dijo que sigue confiando en que para fines del segundo trimestre de 2021, cualquier estadounidense que desee una vacuna podrá obtenerla.

«Aunque tenemos un futuro tan brillante por delante, enfrentamos tendencias extremadamente preocupantes en la propagación del virus», dijo Azar. «Por ahora, necesitamos redoblar los pasos que pueden mantenernos a todos a salvo».

Cheri Mossburg, Naomi Thomas, Jamiel Lynch, Ganesh Setty, Melissa Alonso y Kay Jones de CNN contribuyeron a este informe.