CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
EE.UU.

Ejecutan a Brandon Bernard después de que la Corte Suprema rechazara la solicitud de un retraso

Por Christina Carrega

(CNN) — Brandon Bernard fue ejecutado este jueves por el Gobierno federal de Estados Unidos, en el Centro Correccional Federal, en Terre Haute, Indiana, según un informe a los medios.

Bernard, de 40 años, fue uno de los cinco pandilleros condenados en Texas por matar a Stacie y Todd Bagley, que eran jóvenes ministros, en 1999. El atacante, Christopher Vialva, fue ejecutado en septiembre, mientras que a los otros coacusados se les impusieron sentencias menores.

Bernard fue declarado muerto a las 9:27 p.m. Es la persona más joven en Estados Unidos en recibir una sentencia de muerte en casi 70 años por un crimen cometido cuando era un adolescente.

Bernard dijo que había estado esperando su oportunidad de disculparse con la familia de los Bagley y su propia familia por el dolor que les causó.

«Lo siento … Desearía poder borrarlo todo, pero no puedo», dijo Bernard a la familia de los Bagley en sus últimas palabras para las que tenía tres minutos. «Esas son las únicas palabras que puedo decir que capturan completamente cómo me siento ahora y cómo me sentí ese día».

publicidad

Brandon Bernard fue condenado a pena de muerte y ejecutado por el crimen de una pareja en 1999.

Hablan los familiares de las víctimas de Brandon Bernanrd

En declaraciones, la familia Bagley agradeció a Trump y al Gobierno federal por cumplir la sentencia.

«Oro para que Brandon haya aceptado a Cristo como su salvador, porque si lo ha hecho, Todd y Stacie lo recibirán en el cielo con amor y perdón», escribió Charles Woodard en nombre de la familia Bagley.

«Ha sido muy difícil esperar 21 años para que finalmente se complete la sentencia que impusieron el juez y el jurado a quienes cruelmente participaron en la destrucción de nuestros hijos», escribió Georgia A. Bagley, la madre de Todd. «Este acto sin sentido, de maldad innecesaria, fue premeditado y tuvo muchas oportunidades de ser detenido en cualquier momento durante un período de 9 horas. Fue una tortura, ya que suplicaron por sus vidas desde el maletero de su propio automóvil».

Georgia Bagley habló con los reporteros en los 30 minutos posteriores a la ejecución y se emocionó cuando habló sobre las disculpas de Bernard y Vialva.

«La disculpa y el remordimiento … ayudaron mucho a sanar mi corazón», dijo Bagley. No pudo contener el llanto y luego se recompuso. «Puedo decir mucho: los perdono».

El Gobierno programó la ejecución de Bernard para este otoño. Fue la novena ejecución desde que el secretario de Justicia de EE.UU., William Barr, anunció el reinicio de las ejecuciones federales después de una pausa de 17 años, una decisión que ha estado plagada de controversias, especialmente durante la pandemia global, y que podría detenerse bajo la administración del presidente electo Joe Biden.

Sin embargo, puede que sea demasiado tarde para los cinco condenados a muerte por la justicia federal, cuya ejecución está programada para antes del día de la toma de posesión, el 20 de enero.

Brandon Bernard, un caso de alto perfil

El caso de Bernard ha estado en el centro de atención durante meses, acaparando titulares y la atención de ambos políticos y celebridades que querían que se detuviera la ejecución.

Kim Kardashian West pidió a Trump que le concediera una conmutación a Bernard. La representante Ayana Pressley, demócrata de Massachusetts, dio a conocer la legislación que presentó el año pasado para poner fin a la pena de muerte a nivel federal. El reverendo Jesse L. Jackson pidió al presidente que conmute las sentencias e indulte a todos los presos cuya ejecución está prevista. 23 fiscales electos y anteriores presentaron el miércoles un escrito de amicus curiae en apoyo de la apelación de Bernard debido a acusaciones conducta indebida del fiscal.

Después de que un juez de una corte inferior rechazó la moción de Bernard de suspender la ejecución el miércoles, la Corte de Apelaciones del Séptimo Circuito denegó una moción de emergencia y la Corte de Apelaciones de Estados Unidos para el Circuito del Distrito de Columbia también denegó la apelación el jueves, según documentos judiciales.

Los abogados Alan Dershowitz y Ken Starr se unieron al equipo legal de Bernard a última hora del jueves y habían presentado una petición ante la Corte Suprema solicitando retrasar la ejecución durante dos semanas para que pudieran ponerse al día con el caso de Bernard. El cliente más reciente y notable de los abogados fue el presidente Donald Trump durante sus audiencias de juicio político, a principios de este año.

La Corte Suprema denegó la petición, y tres jueces emitieron disensiones públicas.

«La ejecución de Brandon es una mancha en el sistema de justicia penal de Estados Unidos. Pero oro para que incluso en su muerte, Brandon avance en su compromiso de ayudar a los demás acercándonos a un momento en el que este país no mate inútil y maliciosamente a jóvenes negros que no representan una amenaza para nadie», dijo el abogado de Bernard, Robert Owens, en un comunicado.

La ejecución de Bernard

La decisión de la Corte dejó a Trump como la última esperanza de Bernard. El presidente no actuó.

Trump fue informado del caso, y de los llamados de celebridades y activistas para conmutar la sentencia de Bernard, durante los últimos días, según una persona familiarizada con el asunto, pero no se dejó influir para intervenir. La persona dijo que Trump no se inmutó debido a la naturaleza violenta del crimen. Trump ha respaldado a Barr en su impulso para completar las ejecuciones federales antes de que termine su mandato el próximo mes.

Owens había buscado tener una audiencia sobre evidencia recién descubierta que no se presentó en el juicio de Bernard en el 2000. Owens argumentó en la apelación de Bernard que, durante una audiencia de nueva sentencia, en 2018, para otro coacusado, se reveló que los fiscales del juicio habían retenido evidencia que disminuyó el papel de Bernard en el crimen.

Los fiscales argumentaron el miércoles en documentos judiciales que se oponían a la moción de apelación de Bernard que «el jurado escuchó una amplia evidencia que indica que Bernard no tenía un papel de liderazgo en la pandilla y ni siquiera era un miembro de pleno derecho».

«Las barreras procesales le han impedido a él [Bernard] obtener una audiencia sobre los méritos de su reclamo. … Al denegar la suspensión de la ejecución de Brandon Bernard, el tribunal permitirá que el Gobierno eluda la responsabilidad de ocultar evidencia crítica que habría cambió el resultado de la sentencia de Brandon «, dijo Owens en un comunicado de prensa emitido el miércoles.

Cinco de los miembros del jurado que dictaron sentencia se presentaron diciendo que si hubieran estado al tanto de la información no revelada, no habrían acordado condenar a muerte a Bernard, dijo Owens.

EE.UU. restablece la pena de muerte federal 0:28

La ejecución puede suponer un riesgo de propagación de covid-19

Ningún estado ha realizado una ejecución desde julio, y varias ejecuciones estatales se han pospuesto por razones relacionadas con el covid, según el Centro de Información sobre Pena de Muerte. Sin embargo, está previsto que el Gobierno federal haya ejecutado a un total de 13 condenados a muerte antes del día de la toma de posesión.

El director ejecutivo del Centro de Información sobre Pena de Muerte, Robert Dunham, le dijo a CNN en una entrevista anterior que las ejecuciones son posibles eventos de gran propagación debido a la cantidad de personas involucradas.

«La decisión de seguir adelante con todos estos eventos de gran propagación en medio de una pandemia que ya ha matado a un cuarto de millón de estadounidenses no tiene precedentes históricamente», dijo Dunham.

Un juez federal en Indiana rechazó una moción para una orden judicial preliminar a principios de esta semana para detener las cinco ejecuciones próximas debido al riesgo de propagación del nuevo coronavirus por toda la prisión federal de Terre Haute. La demanda fue presentada en el Distrito Sur de la División de Tierra Alta del Distrito por los abogados de dos presos que no están en el corredor de la muerte y que están preocupados de que sus clientes de alto riesgo sean susceptibles de contraer el coronavirus.

Según la orden de la juez principal Jane Magnus-Stinson, que niega la orden judicial preliminar, hasta 125 personas ingresan a las instalaciones para una ejecución, incluidos casi 40 empleados de la Oficina de Prisiones de otros estados que forman parte del equipo de ejecución.

Desde que Orlando Hall fue ejecutado, el 19 de noviembre, seis miembros del equipo de ejecución, así como más de una docena de otros miembros del personal de la prisión de Terre Haute, han contraído el virus, según una moción presentada el miércoles en nombre de los reclusos no condenados a muerte.

«Otro recluso de la FCI [Institución Correccional Federal] Terre Haute [donde se encuentran los demandantes] murió a causa de covid-19 esta semana, uno o más reclusos adicionales parecen haber muerto recientemente en la División de Terre Haute, y el número de casos de reclusos positivos en el FCC [Centro Correccional Federal]) de Terre Haute ahora se ubica en 326, al 8 de diciembre; frente a 264, el 7 de diciembre, y 202, el 4 de diciembre «, según la moción.

Los abogados del Departamento de Justicia argumentaron, el miércoles en documentos judiciales, que los demandantes están intentando volver a argumentar su moción denegada de orden judicial preliminar, que afirma que el personal de la prisión, específicamente aquellos involucrados en las ejecuciones, pueden propagar el virus a diferentes secciones de la instalación.

Las interacciones entre el equipo de ejecución y el personal del Centro Correccional Federal Terre Haute son «extremadamente limitadas, y los miembros del equipo de ejecución por lo general ni siquiera ingresan al FCI ni interactúan con los reclusos allí. Los demandantes no interactúan con los reclusos en el corredor de la muerte ni con nadie en la instalación de ejecución», según la oposición del Departamento de Justicia a continuar con el proceso de la demanda.

Los cinco reclusos que están programados para ser ejecutados están todos alojados en la prisión federal de Indiana. Alfred Bourgeois es el próximo recluso programado para ser ejecutado, este viernes. Bourgeois fue condenado a muerte por la tortura y el asesinato de su hija de 2 años.

— Kevin Liptak de CNN contribuyó a este informe.