CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Análisis

Trump dejará la presidencia con un récord económico históricamente malo

Por John Harwood

(CNN) — El presidente Donald Trump todavía no puede aceptar las cifras que miden su derrota ante Joe Biden: más de 7 millones de votos populares y 74 votos electorales.

Pero otro conjunto de números es una afrenta más a su lesión psicológica. Cifras muestran que, a pesar de la gran cantidad de mentiras que ha dicho, como las que cuenta sobre fraude electoral, Trump dejará el cargo en enero con un historial históricamente malo en cuanto a economía.

Eso suena discordante ya que muchos estadounidenses creen en la fábula económica que Trump ha repetido sin descanso a lo largo de su mandato. Pero al poner sus resultados finales junto a los de sus predecesores pinta un retrato profundamente poco halagador.

Crecen solicitudes de subsidio por desempleo en EE.UU. 0:51

Trump es el único de los 13 presidentes desde la Segunda Guerra Mundial que saldrá de la Casa Blanca con menos estadounidenses empleados que cuando comenzó su mandato. Habrá supervisado un crecimiento más insignificante en la producción económica que cualquiera de los 12 presidentes anteriores.

Su agenda de «Estados Unidos primero» no ha logrado restaurar el viejo motor económico que impulsaba la prosperidad de una era anterior. Bajo la dirección de Trump, la producción industrial ha caído. La Reserva Federal dice que el sector manufacturero entró en recesión en 2019 incluso antes de que golpeara la pandemia de coronavirus.

publicidad

La semana pasada fue la trigésimo octava consecutiva en la que al menos 700.000 estadounidenses presentaron solicitudes de subsidios por desempleo por primera vez.

Las filas de los bancos de alimentos durante la temporada navideña dramatizan la magnitud del sufrimiento humano. Medidas más abstractas, como el déficit comercial de EE.UU. Y la relación entre la deuda pública y el tamaño de la economía también han empeorado durante el mandato de Trump.

«El historial económico de Trump se ubica cerca o al final en comparación con otros presidentes», concluye el economista jefe de Moody’s, Mark Zandi, quien comparó los resultados económicos de todos los presidentes de los últimos 70 años. «La economía bajo su supervisión ha funcionado muy mal».

Sin duda, la pandemia de salud pública más mortífera en un siglo ha devastado la actividad económica durante este último año del mandato del presidente. Pero responder a una catástrofe inesperada, desde huracanes hasta ataques terroristas, disturbios civiles y crisis financieras, representa una gran parte del trabajo. Y, como señala Zandi, la respuesta fallida al coronavirus de Trump ha exacerbado y extendido el daño a los empleos y la producción.

3 variables económicas para proteger tu inversión 2:51

El historial de Trump antes de la pandemia

El historial de Trump ofrecía pocos motivos legítimos para jactarse antes de la pandemia. El crecimiento persistente de la producción y la disminución de la tasa de desempleo durante sus primeros tres años ampliaron las tendencias de recuperación de la Gran Recesión que heredó del presidente Barack Obama.

El crecimiento se aceleró a principios de 2018 luego del único logro legislativo importante de Trump, los recortes de impuestos que él y los republicanos del Congreso promulgaron. Pero eso no duró mucho con la economía ya cerca del pleno empleo y el déficit presupuestario aumentó. Un aumento temporal de la inversión se debió principalmente al aumento de los precios de la energía.

«No proporcionó ningún beneficio a largo plazo», dice Zandi.

Las guerras arancelarias contraproducentes que Trump inició rápidamente compensaron cualquier beneficio a corto plazo de los recortes de impuestos y el impulso de desregulación de la administración. Por eso Trump, para evitar dañar más la economía en su año de reelección, convocó una tregua con China en enero sin obtener las reformas estructurales que había exigido a Beijing. Trump desechó anteriormente la influencia al abandonar la Asociación Transpacífica con aliados que había negociado la administración Obama.

Entre los «errores políticos muy graves» de Trump, dijo Zandi, se encuentran sus ataques a las instituciones nacionales e internacionales. Incluyen «intentar activamente socavar» la independencia de la Fed.

Mercados financieros frente al mundo real

 

Mercados de EE.UU. suben pese a falta de nuevos estímulos 1:03

Trump puede señalar con precisión ganancias del mercado financiero por encima del promedio. Hasta noviembre, el S&P 500 había subido un promedio de 14,34% anual durante su mandato, un poco más que el 12,43% de Obama.

Pero esas ganancias han sido impulsadas en gran medida por tasas de interés bajísimas, que llevan a los inversores a invertir en acciones en busca de mayores rendimientos. Y los beneficios de esas ganancias se acumulan en gran medida para los estadounidenses más ricos que poseen la mayoría de las acciones.

El presidente también puede citar un aumento anual superior al promedio del 3,32% en el ingreso disponible real per cápita. Pero ese promedio oculta el alcance de esas ganancias que fluyeron hacia los ricos, quienes se beneficiaron desproporcionadamente de sus recortes de impuestos.

Como candidato en 2016, Trump defendió a los atribulados obreros a los que llamó «los estadounidenses olvidados». Sus políticas no han cerrado la brecha entre ellos y las élites económicas.

Hasta el tercer trimestre de 2020, dice Zandi, el 50% menos rico de los estadounidenses posee solo el 1,9% del patrimonio neto de la nación, mientras que el 1% más rico posee el 30,5%. Las crecientes promesas de la pandemia empeoran esa disparidad antes de que Trump deje el cargo.

Cuando el Departamento de Trabajo emite el informe de empleo mensual final de su presidencia a principios de enero, Zandi espera que muestre un nuevo descenso en el empleo. En el primer trimestre de 2021, cuando Trump ceda el poder a Biden, la empresa de Wall Street, JPMorgan, predice que la producción económica se reducirá.