CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Crisis en Nicaragua

Nicaragua

Policía de Nicaragua desaloja al periodista Carlos Fernando Chamorro y a la defensora de derechos Humanos Vilma Núñez a puertas de oficinas ocupadas

Por Mario Medrano

(CNN Español) –– Decenas de policías antimotines desalojaron a empujones este lunes al periodista crítico del gobierno de Nicaragua Carlos Fernando Chamorro, a su esposa Desiré Elizondo y a la presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) Vilma Núñez. También a un grupo de periodistas que llegó a las puertas de las instalaciones donde operaban los medios Confidencial y Esta Semana, en Managua. El objetivo de la convocatoria era realizar un acto simbólico por dos años de la ocupación policial de las oficinas.

Mientras Chamorro explicaba las medidas legales impulsadas desde 2018, él y quienes lo acompañaban fueron cercados por agentes. Los cuales posteriormente comenzaron a empujarlos por varios metros hasta retirarlos de las instalaciones de Confidencial, propiedad de Carlos Fernando Chamorro.

CNN se comunicó con la Policía Nacional para consultar las razones de su presencia en el lugar, pero hasta ahora no hemos obtenido respuesta. También consultamos al Consejo de Comunicación y Ciudadanía del gobierno, pero aún esperamos información.

La reunión pacífica, incluso sin permiso previo, es un derecho consagrado en el artículo 53 de la Constitución de Nicaragua. Sin embargo, la Policía ha prohibido cualquier tipo de expresión opositora desde septiembre de 2018. Esto bajo los argumentos de que alteran el orden público y de que sus organizadores participaron en lo que el gobierno llama «fallido intento de golpe de Estado».

El 13 de diciembre de 2018, la Asamblea Nacional, de mayoría oficialista, canceló la personería jurídica a más de una decena de organismos no gubernamentales. Entre ellos el Centro de Investigaciones de la Comunicación (Cinco), del cual es directivo Chamorro. El argumento para la cancelación fue que no habían presentado documentos sobre el manejo de sus fondos y que no habían actualizado su Junta Directiva. El Cindh ha rechazado tales señalamientos, que según el organismo constituyen una violación a los derechos humanos y la libertad de expresión.

publicidad

Chamorro habla de las acciones que ha tomado

«Hace dos años, en la medianoche del 13 de diciembre de 2018, la Policía al servicio del régimen de Daniel Ortega asaltó y saqueó la redacción de Confidencial y Esta Semana, sin contar con una orden judicial. Un día después, el atropello continuó con la ocupación permanente de nuestra redacción por elementos armados de policía, que ahí se mantienen desde hace 24 meses», expresó Chamorro en un artículo publicado este domingo en el sitio web de Confidencial.

Agregó que ha agotado los recursos legales ante el Ministerio Público para investigar el que considera robo de equipos por parte de la Policía. También que ha presentado recursos de amparo ante la Corte Suprema para que ordene la suspensión de la ocupación de sus oficinas. Pero, según Chamorro, no ha obtenido respuesta. Advirtió además que recurriría a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Carlos Fernando Chamorro agregó que la Policía no ocupó las instalaciones del Centro de Investigación de la comunicación, sino las oficinas de Confidencial y Esta semana. Ambos medios de comunicación que no tienen ninguna relación con Cinco.

CNN buscó la reacción del Ministerio Público y de la Corte Suprema de Justicia de Nicaragua sobre los recursos legales mencionados por Chamorro. Pero, hasta ahora no hemos recibido respuesta.