CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

¿Cuándo podrás TÚ recibir la vacuna si vives en EE.UU.? Depende de tu salud, ocupación y donde vivas

Por Eliott C. McLaughlin

(CNN) — Con dos vacunas contra el covid-19 aprobadas para uso de emergencia y políticos, trabajadores de la salud y residentes de centros de atención a largo plazo arremangándose para recibirla, es una pregunta natural: ¿qué pasa conmigo y con mis seres queridos?

Hay muchos factores que influyen en la respuesta y dependerá de la salud de cada persona, de lo que hace para ganarse la vida y del lugar donde vive.

Los estados manejarán las campañas de inmunización de manera diferente, dicen los expertos. Algunas campañas pueden ser más fluidas que otras, pero si hay un consejo que debe uno tener en cuenta, es este: sigue tomando medidas para protegerte y proteger a tu familia hasta que estés vacunado.

Eso significa seguir usando máscaras, distanciarse socialmente, evitar grandes reuniones y lavarse las manos con regularidad.

«La gente solo necesita ser paciente», dijo Claire Hannan, directora ejecutiva de la Asociación de Administradores de Inmunización. «Necesitan estar atentos y protegerse del virus».

publicidad

Respecto a cuándo los estadounidenses podrán bajar la guardia y volver a la socialización en persona, «eso se lo dejaría al Dr. (Anthony) Fauci», dijo, refiriéndose al experto en enfermedades infecciosas más importante del país y próximo consejero médico jefe del presidente electo Joe Biden.

Tienes más preguntas; aquí hay más respuestas:

¿Quién se va a vacunar primero?

Como se ha informado ampliamente, los trabajadores de la salud y los residentes de centros de atención a largo plazo son los primeros en la fila, seguidos por los adultos de 75 años o más y los trabajadores esenciales de primera línea, como los de primeros auxilios.

En la siguiente fase estarán los adultos entre 65 y 75 años, aquellos de entre 16 y 64 años con condiciones médicas de alto riesgo y «otros trabajadores esenciales», según el Panel Asesor sobre Prácticas de Inmunización de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés).

¿Quién es un trabajador esencial?

El panel asesor de los CDC define a los trabajadores esenciales de primera línea como cualquier persona empleada en «sectores esenciales para el funcionamiento de la sociedad y que tienen un riesgo sustancialmente mayor de exposición» al coronavirus. Además de los especialistas en primeros auxilios, eso incluye a aquellos que trabajan en educación, alimentos, agricultura, manufactura, prisiones, el Servicio Postal de Estados Unidos, transporte público y tiendas de comestibles. Hay aproximadamente 30 millones de personas en esta categoría.

Compitiendo por la vacuna

Otros trabajadores esenciales, según el panel, son las personas que trabajan en el transporte, logística, servicio de alimentos, construcción, vivienda, finanzas, tecnología de la información, energía, saneamiento, medios de comunicación, leyes, seguridad pública y las industrias del agua y aguas residuales. La categoría incluye alrededor de 57 millones de estadounidenses.

¿Cuándo recibirá la vacuna el público en general?

Este es un objetivo en movimiento que será dictado por numerosas variables. El Dr. Vivek Murthy, nominado de Biden para director general de sanidad, dijo que cree que podría tomar hasta finales de la primavera terminar de vacunar a las poblaciones de alto riesgo, si todo sale según lo planeado. Eso significa que hacia la mitad del verano puede ser un cronograma «realista» para que el público en general comience a vacunarse, dijo a NBC.

«Si todo va bien, es posible que veamos una circunstancia en la que, a finales de la primavera, las personas que se encuentran en categorías de menor riesgo puedan recibir esta vacuna», dijo, «pero eso realmente requeriría que todo saliera exactamente según lo programado. Creo que es más realista asumir que puede estar más cerca de mediados del verano, principios del otoño, cuando esta vacuna llegue a la población en general».

Un gráfico reciente del panel indica que el público en general podría comenzar a recibir la vacuna en unas 20 semanas, lo que pondría el objetivo en mayo, lo que «está en línea con lo que yo también estaba pensando», dijo Hannan.

Debido a que los estados manejarán las implementaciones de manera diferente, Hannan dice que es una buena idea que las personas monitoreen los sitios web del departamento de salud de su estado para obtener información específica. Algunos estados están configurando «paneles de control de cara al público» y ella espera que otros permitan que los residentes se registren para recibir actualizaciones, dijo.

¿Qué factores impulsan las fases de implementación?

Los dos factores principales son la oferta y la demanda, esencialmente, cuántas personas reciben la vacuna y cuánta vacuna hay disponible, dijo Hannan.

Si bien las vacunas de Pfizer/BioNTech y Moderna ya han recibido la aprobación de uso de emergencia, Johnson & Johnson y AstraZeneca tienen vacunas en proceso, que si se aprueban, aumentarían el suministro, dijo.

Por el lado de la demanda, dependerá de cuántas personas en las primeras fases de vacunaciónhacen fila para recibir las inyecciones. Si los números son altos en esos grupos prioritarios, tomará más tiempo pasar a la fase de público en general, dijo Hannan.

«Hasta ahora, parece que hay una gran demanda, que los trabajadores de la salud están emocionados de recibir la vacuna. Están haciendo fila para recibirla. Están publicando fotos de ellos mismos recibiéndola», dijo.

Los profesionales de la salud no quieren que las dosis se queden sin usar, por lo que habrá disparidades de estado a estado. Por ejemplo, dijo, si los grupos prioritarios en un estado dudan más en vacunarse, puede llegar al público en general más rápido porque el estado pasará a la siguiente fase para utilizar las dosis que tiene a mano.

¿Qué poder tienen los estados?

Los proveedores de vacunas se han comprometido a seguir las pautas del panel de los CDC, pero existe un margen de maniobra significativo, lo que proporciona flexibilidad a los estados, dijo Hannan.

«Los estados darán su propia guía, y solo en virtud del lugar donde envían la vacuna, los estados tomarán decisiones sobre quién la recibirá primero», dijo.

El panel de los CDC proporciona «la brújula que todo el mundo está siguiendo», dijo, pero los estados tienen discreción cuando se trata de asuntos como las condiciones subyacentes y los trabajadores esenciales. Un estado podría optar, en función de sus circunstancias, por dar prioridad a los ancianos o los centros de atención a largo plazo sobre los trabajadores de la salud.

En la pandemia de gripe porcina de 2009, los niños pequeños tenían un riesgo especialmente alto, por lo que muchos estados se centraron intensamente en los niños y los trabajadores de la salud, mientras que otras regiones vieron una mejora rápida en su número y pudieron cambiar antes su enfoque al público en general. Rhode Island todavía estaba administrando vacunas en las escuelas mientras Texas distribuía vacunas a las farmacias, dijo Hannan.

«Las categorías son lo suficientemente amplias como para que los estados se concentren más o menos en determinadas poblaciones», dijo.

Con las dosis limitadas, como lo están ahora, los observadores no ven mucha variación de un estado a otro, pero debería ser más evidente a medida que la vacuna esté más disponible.

¿Quién toma decisiones a nivel estatal?

En última instancia, dependerá de los gobernadores estatales decidir quién recibe las vacunas y cuándo, dijo Hannan.

Sin embargo, la mayoría de los estados tienen paneles asesores o grupos de trabajo en sus agencias de salud y preparación que brindarán recomendaciones a los gobernadores. Los funcionarios estatales también pueden apoyarse en la guía del panel asesor de los CDC, y estos tienen un manual jurisdiccional, que según la Asociación Nacional de Funcionarios de Salud del Condado y la Ciudad describe la «estrategia para entregar y administrar una vacuna covid-19 de la manera más rápida y eficiente posible».

«Es difícil para los gobernadores alejarse demasiado», dijo Hannan. «Con suerte, no veremos que se vuelva político».

¿Qué pasa si la gente trata de saltarse la fila?

Los servicios de conserjería médica en California ya han informado que residentes adinerados están tratando de pagar miles de dólares para evitar la cola de la vacuna contra el covid-19. El gobernador Gavin Newsom se ha comprometido a monitorear la situación y garantizar que se mantengan los estándares éticos para que «aquellos con medios, aquellos con influencia, no desplacen a los que más merecen las vacunas».

Es un asunto que cada estado tendrá que manejar individualmente, dijo Hannan, pero en el gran esquema de una campaña de vacunación a nivel nacional, no es la preocupación más preocupante.

Por un lado, es un indicador de alta demanda, lo que significa una mayor aceptación de la vacuna, dijo. Por otro lado, quienes administran la vacuna tienen suficiente de qué preocuparse sin tener que verse obligados a verificar la identificación, ocupación o historial médico de todos. Todo es cuestión de equilibrio, dijo.

«No queremos rechazar a la gente y no queremos que la vacuna se quede ahí», dijo. «Los estados tendrán que abordarlo cuando surjan situaciones como esta, en lugar de hacer que las personas pasen por muchos obstáculos … No creo que sea una gran cosa, pero prefiero eso a que la gente rechace la vacuna».

Jamie Gumbrecht, Jacqueline Howard, Jen Christensen, Shawn Nottingham y Jenn Selva de CNN contribuyeron a este informe.